Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar

Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar .

Inicio Foro Artículos Asociación Ediciones guitarra.artepulsado libros buscar Nuestro equipo Contactar
 

La música de laúd en la guitarra: una aproximación práctica

 

por Jose Luis Rojo

página 1 / página 2 / página 3 / página 4

9. Las transcripciones

 

Presuponemos el hecho de que todas se van a realizar en el sistema normal de notación para guitarra, es decir, en un único pentagrama en clave Sol-octava baja.

 

 Muchas veces encontramos la música de laúd transcrita en formato de “teclado”, lo cual sirve a efectos musicológicos pero no como partitura para tocar. Transcribir desde estas partituras “de teclado” no requiere demasiadas explicaciones pues nos encontramos en el conocido terreno de notación musical. Tan sólo tener en cuenta que las notas de ese doble pentagrama (Calves de Sol y Fa) están en la altura real del laúd, mientras que en la notación de guitarra se escribe una octava más alta de lo que en realidad suena. De ahí ese pequeño “8” que se pone en el extremo inferior del símbolo de la calve de Sol.

 

Fuente: Oeuvres de Nicolas Vallet pour luth seul. Edición CNRS - Paris Nicolas Vallet – Secretum Musarum vol. II (1616).

Estas ediciones incluyen una doble línea:  1)  Partitura de “teclado” para los musicólogos     2)  Tablatura moderna para los laudistas

En este caso podemos elegir entre transcribir directamente de la tablatura o de la versión para “teclado”. Otras ediciones añaden una tercera línea, como podemos ver en el ejemplo siguiente:

 

Fuente: Die Tabulatur –  Heft 15 -  Edición Hofmeister – Hofheim am Taunus

Joachim van den Hove – Delitiae musicae (1612)

Esta colección incluye una triple línea:

1) Tablatura moderna con tipos de imprenta para los laudistas

2) Partitura de “teclado” para los musicólogos

3) Partitura de guitarra (Clave de sol-8ª baja) para los guitarristas

 

Como criterio único proponemos la máxima fidelidad al original. Es muy útil disponer de transcripciones que reflejen completamente la obra, incluido lo que no es posible en la guitarra. Ya decidiremos nosotros cómo tocaremos esas partes, haciendo nuestro propio arreglo. Esto no excluye las sugerencias del editor, pero siempre que se haya respetado el requisito anterior.

 

En las tablaturas originales hay errores, naturalmente. Muchos son evidentes, por ejemplo del tipo: la “c” que el autor o copista puso sobre el orden (2) debería ir sobre el orden (3):

 

 Fuente:  M. Galilei “Il Primo Libro d’Intavolatura di Liuto” – Edición facsímil – Tree Edition - Lübeck

 

 

 

Fuente: El autor    M. Galilei “Il Primo Libro d’Intavolatura di Liuto” (1620) – Corrente 12

Obsérvese que Galilei, aunque utiliza tablatura francesa, conserva el estilo italiano para los bajos: El número “9” es el orden (9) y la letra “X” es el orden (10)

 

Otras veces se trata de usos modales de la época, que resultan extraños a nuestro oído actual. En esos casos, la nota en cuestión suena igual de bien (o igual de mal) tanto si la dejamos como está como si la cambiamos.

 

9.1 Transcripción de tablaturas renacentistas

 

Son las más rápidas de realizar si no fuera por la complicación de la polifonía y en consecuencia el trabajo de la conducción de las voces. Según lo dicho, basta escribir la nota que produce la guitarra en la posición que indica la cifra o la letra. No olvidemos que la cuerda (3) debe considerarse afinada en Fa#, con independencia de que luego toquemos o no la pieza con esa afinación

 

Lo primero es determinar el compás, la armadura de la tonalidad, el valor relativo de las notas y el número de voces a emplear. En esto último hay que buscar un cierto equilibrio, pues grabar con un procesador de notas cuatro o más voces sobre un mismo pentagrama es verdaderamente engorroso.

 

Utilicemos un pequeño fragmente de Michelagnolo Galilei, concretamente de una Volta de su libro: 

 

 

Fuente:  M. Galilei “Il Primo Libro d’Intavolatura di Liuto” – Edición facsímil – Tree Edition - Lübeck 

Lo primero que vemos es que en esta tablatura las cifras se encuentran atravesando las líneas.

 

El “9” que vemos arriba a la derecha es el número de la pieza en el libro, no tiene nada que ver con la música. Observamos en el compás 6 una especie de “8” un poco inclinado. Como ya comentamos Galilei continuó con el estilo italiano para los órdenes (8) al (10). En cuanto a la “a” que hay por debajo de el orden (6), se trata del orden (7) como ya sabemos.

 

Compás: Viendo el primer compás con 3 negras, sabemos que es un 3 por 4.

Tonalidad: Como cuestión previa si vemos la nota Fa # podemos pensar en tonalidades con sostenidos. Si vemos Si bemol, pensaremos en tonalidades con bemoles. Quedado como tercera posibilidad las dos tonalidades sin alteraciones.

Pensemos directamente en una guitarra con la (3) en FA #.

Vemos:

-         la cuerda (3) con la letra “a” = Fa #

-         la cuerda (2) con la letra “c” = El traste c=II de la (2) es Do #

-         la cuerda (3) con la letra “c” = El traste c=II de la (3) es Sol #

No encontramos pues en La mayor, para la guitarra (en el laúd sería una tercera menor ascendente, es decir Do mayor)

Voces: Si nos fijamos en el antepenúltimo compás, vemos que la pieza requerirá 3 voces, no obstante para el resto de los compases serían suficientes 2 voces y habría que ir “rellenando” con silencios el resto, por ello, a efectos prácticos vamos a hacer una transcripción a 2 voces.

 

 

 

De todas formas vamos a ver ese compás a 3 voces:

 

Fuente: El autor

 

Y ahora vayamos a la transcripción a 2 voces:

 

   Fuente: El autor

 

 

9.2 Transcripción de tablaturas “de transición”

 

En primer lugar, considerar los órdenes que han sido bajados medio tono o uno o uno y medio, etc...  que son el (1) y (2) y en ocasiones el (3).

 

Es preciso aplicar ese mismo descenso en las cuerdas de la guitarra. Por ejemplo, si el primer orden del laúd ha bajado un tono, debemos considerar la cuerda (1) de la guitarra afinada en RE, con lo cual las notas en los sucesivos trastes experimentarán la misma proporción de descenso en su afinación.

 

Las notas sobre los órdenes cuya afinación no varía, las transcribiremos según el método anterior.

 

Como ejemplo vamos a utilizar una pieza en una de las afinaciones “sharp” más populares, la misma afinación que figura como ejemplo en el capítulo “Afinaciones”, en la cual se baja el orden (1) = -1,5 tonos y el orden (2) = - 1 tono.

 

Vamos a utilizar un fragmento del manuscrito escocés Panmure 5, extraído de la publicación en tablatura moderna de Wayne Cripps: Music in the Sharp Tuning http://www.cs.dartmouth.edu/~wbc/lyre/Mes.html

 

  Fuente: “Music in the Sharp Tuning “– Edición Wayne Cripps.  Tenemos que prestar especial atención a los órdenes que han cambiado, pues ahora la (1) de la guitarra es Do # y la (2) de la guitarra es La. El resto no varía respecto a lo que ya sabemos para transcribir tablatura renacentista. Los símbolos “,” son ornamentos que podemos ejecutar a nuestro gusto.

 

Compás: Viendo el primer compás con 6 corcheas y el último con 3 negras, sabemos que es un 3 por 4.

Tonalidad: Pensemos directamente en una guitarra equivalente. Vemos:

-         la cuerda (3) con la letra “a” = Fa #

-         El fragmento finaliza en Re mayor

En este fragmento no tenemos ningún Do# a la vista, pero si viésemos la pieza completa, comprobaríamos que para la guitarra está en Re mayor.

Voces: Con 2 voces es suficiente.

 

Fuente: El autor

 

Demasiado grave para tocar con 6 cuerdas. Para 6 cuerdas podemos transportarla a Sol mayor :

 

Fuente: El autor

 

La transcripción completa de esta obra puede descargarse en delcamp.net en el siguiente enlace:

http://www.delcamp.net/pdf/1_renaissance/anonyme/panmure_2v.pdf

 

 

 
 Opina en el foro sobre este artículo                                          página 1 / página 2 página 3 / página 4

 

 

Regresar a los demás artículos