Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar

Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar .

Inicio Foro Artículos Asociación Ediciones guitarra.artepulsado libros buscar Nuestro equipo Contactar

por Antonio Mir Marquès


Este escrito viene a ser un pequeño homenaje de recuerdo a dos personas, Pedro Antonio Alemany Palmer y Bartolomé Quetglas Salvá, quienes dedicaron muchas horas al arte de la guitarra. Gracias a estos dos músicos, no pocos llegamos a valorar la importancia de la guitarra. Ellos nos enseñaron a quererla y a saber conservar el legado musical que a través de unas partituras, y gracias a su estima, ha podido llegar hasta nosotros.

Sea éste un pequeño recuerdo para estos dos amantes del bello instrumento que es la guitarra española.



PEDRO ANTONIO ALEMANY PALMER
(Palma de Mallorca, 1862-1952)

Guitarrista y compositor, demostraba una gran destreza no sólo con la guitarra y el violín, que eran sus dos instrumentos preferidos, sino que dominaba varios instrumentos de cuerda más. Prueba de su grandeza musical es que supo sobreponerse a la sordera —obstáculo importante especialmente para un músico—, y además de dedicarse a la enseñanza (fue el primer profesor del guitarrista Bartolomé Calatayud [ver nota 1]), formó dúo tocando el violín con Jaime Vicens i Canyelles en las funciones de cine mudo y, algunas veces, en los entreactos de teatro aficionado. En ocasiones actuó también con alguna compañía de ópera o zarzuela.

Persona muy arraigada en Calvià (llega a esta villa alrededor de 1934), vivió en el pueblo durante algunos años, entablando buenas amistades. Entre ellas quiero destacar a Bartomeu Quetglas, gran amante de la música y en especial de la guitarra, que aunque era mucho más joven que él, ayudó a Pedro Antonio Alemany a sobreponerse de las adversidades de la vida. En efecto, cuando Pedro Antonio llega a Calvià, ya no era el músico de sus mejores momentos, pues con anterioridad había perdido a sus dos seres más queridos, su esposa y su única hija.

Pedro Antonio Alemany fue amigo personal de Isaac Albéniz y de Francisco Tárrega. La gran admiración que sentía por el primero, queda patente con el legado de partituras que deja a su amigo Bartomeu, y que en su mayoría son composiciones de Albéniz transcritas para guitarra por el Dr. Severino García Fortea. También podemos destacar, dentro del legado, algunos manuscritos como “Cartageneras arregladas por Fco. Tárrega”, “Vísperas Sicilianas, melodía y bolero por Arcas”, “Celebre Cuarteto En la Opera Rigoletto por T. Damas”, “El Carnaval de Venecia para guitarra por T. Damas”, “Aria y Miserere de la Opera el Trovador. Arreglada para guitarra por T. Domingo Palacio”,… En este último manuscrito, figura la firma y la fecha en que se escribió: 30 de Mayo de 1874 [ver nota 2]. Por último, señalar algunos manuscritos conservados en este legado, de nuestro estimado Bartolomé Calatayud.



El Carnaval de Venecia para guitarra por T. Damas





Celebre Cuarteto En la Opera Rigoletto por T. Damas

A la espera de que lleve a cabo la catalogación del fondo —tarea que aún no he podido afrontar, requerido por mis otras ocupaciones—, lo que sí puedo asegurar es que consta de cientos de partituras (manuscritas e impresas), en gran parte anteriores a 1900.

En el fondo se conserva el único programa que conocemos de uno de los conciertos de Pedro Antonio Alemany. Está escrito de su propia mano (finales siglo XIX-principios del XX) y en él figura la obra Granada (Serenata) de Albéniz. Gracias a la amistad de Pedro Antonio con este último, nos ha llegado el relato de cómo el propio Albéniz le explicó que un paseo por la entonces bella Caleta de Santa Ponça (Calvià) le había inspirado para crear la admirable melodía "Rumores de la Caleta".

Entre las obras que compuso Alemany, y que nosotros conocemos, podríamos destacar un Vals y la mazurca "Brillante", de la que actualmente se conserva un original suyo escrito en cifra. También hay una pieza que dedicó a Maria Rosa Cabrer, que en Francia fue primera bailarina en una compañía de ballet y que, tras regresar a Mallorca, ejerció como profesora del Ballet Municipal de Calvià.

Se conserva en el fondo una tarjeta postal (de fecha 20-VI-1943) enviada por Pedro Antonio a Bartolomé, albañil, nieto del maestro Juan Rosas, Calle de la Capelleta, Calvià. La tarjeta esta mutilada, por la falta del sello. En el texto manuscrito, leemos que ambos tienen que verse para una cosa importante. Si bien no podemos asegurarlo, yo entiendo que puede referirse al momento en que Pedro Antonio deja el legado a su amigo Bartomeu Quetglas. Como dato curioso diremos que la tarjeta es de la Imprenta Homar-Palma.

Pedro Antonio Alemany formó una orquesta de ocarinas, con la que realizó una gira por el extranjero. También debió de ser un buen arreglista, como lo demuestran las instrumentaciones que hizo para bandas de música y orquestas de cuerda. Un arreglo suyo para guitarra sobre el "bolero mallorquín", al cual le dio el título de "bolero las nayadas", todavía se conserva.

Pedro Antonio trabajó como cuidador de un motor de gas pobre, que daba luz al pueblo de Calvià, y sus horas de ocio las dedicaba a sus dos grandes pasiones: la música y los inventos. Entre sus invenciones quiero resaltar la máquina de trillar VICTORIA, probada el 15 de Marzo de 1913.

Los últimos años de su vida, los pasó en la Misericordia, dónde cada semana recibía la visita de “Tomeu” Quetglas, quien siempre le demostró una sincera amistad. Allí pasaron los dos músicos muchos momentos hablando de la que era su gran pasión común: la guitarra. Los encuentros continuaron hasta el fallecimiento, en 1952, de Pedro Antonio.



BARTOLOMÉ QUETGLAS SALVÁ (1927-2005)

Músico, nace en Calvià el 6-2-1927. En 1941, se inicia en el solfeo con el rector de la parroquia San Juan Bautista de Calvià, Gabriel Cabrer Calafell (Calvià, 1903-1988). Un año después empieza a estudiar guitarra con Bartolomé Calatayud, del que fue alumno pero también gran amigo, prueba de ello es que en 1947, Bartolomé Quetglas regaló una guitarra a Calatayud, construida por Jaime Pons Rosselló (Palma, 1873-1952). Jaime Pons Rosselló era luthier y guitarrista, en esta última faceta fue discípulo de Pedro Antonio Alemany. En cuanto al oficio de guitarrero, como dato curioso puedo decir que solamente llegó a construir unas siete u ocho guitarras, aunque todas ellas de muy buena calidad.

Quetglas formó parte de la Banda de música de Calvià y de la Orquesta Melody de la misma población.

A partir del año 1956 hasta 1987, ejerció como profesor de guitarra y solfeo, siendo numerosos sus alumnos, a quienes además de enseñanzas musicales, siempre inculcó valores personales. Tenemos que agradecer a la iniciativa de Bartolomé Quetglas el que algunas composiciones de nuestro gran maestro Calatayud vieran la luz. Por ejemplo, el método de guitarra (1957), así como el villancico “Bona nit” y otras obras de Bartolomé Calatayud.

Como familiar, alumno y amigo, que siempre fuimos, quiero agradecer a él, su esposa Francisca y sus hijos, todo el apoyo que siempre me prestaron en mis trabajos sobre nuestra querida guitarra.

Para mí, Bartomeu fue como una enciclopedia viviente, pues, la verdad, además de una excelente memoria, había mantenido innumerables amistades relacionadas con el mundo de la música, por lo que si necesitabas algo en lo que él pudiera ayudarte, siempre lo encontrabas con su amabilidad de siempre.

Por desgracia para todos, el pasado 1-10-2005 Bartolomé Quetglas nos dejó, pero el legado de partituras de Pedro Antonio Alemany, gracias a su viuda Francisca y sus hijos, queda entre nosotros para que así podamos disfrutarlo todos los aficionados al noble arte de la guitarra.

Seguro que Bartomeu desde el cielo lo va a agradecer. Que esto sea el pequeño homenaje de su alumno.


BIBLIOGRAFÍA

AAVV: Ciutadans de Calvià . Ajuntament de Calvià , Mallorca, 1999.

AAVV: Gran Enciclopedia de Mallorca . Palma de Mallorca, Promomallorca Edicions, S.L., 1989-1998.

Mir, Antoni; Calatayud Cerdà, Bartomeu; Mètode per a Guitarra . Ajuntament de Calvià. 1996.

Mir i Marquès, Antoni; Solascasas i Sierra, Trinidad ; Records de Bartomeu Calatayud Cerdá (1882-1973 ). Josep Coll Bardolet. Imprenta Homar. Palma de Mallorca, 2000.

Mir i Marquès, Antoni; Parets i Serra, Joan; La guitarra a Mallorca i els seus constructors. Coll Bardolet, J.; Mir Marquès, A.; Parets Serra, J. Imprenta Homar. Palma de Mallorca, 2001.

Mir i Marqués, Antoni; Parets i Serra, Joan ; Isaac Albéniz a Mallorca . Consell Insular de Mallorca. Palma de Mallorca, 2004.

Mir i Marquès, Antoni; Parets i Serra, Joan; La Guitarra a les Balears i el seus constructors . Imprenta Homar. Palma de Mallorca, 2004.

Parets i Serra, Joan; Estelrich i Massuti, Pere; Massot i Muntaner, Biel; Diccionari de Compositors Mallorquins (segles XV-XIX), Conselleria d'Educació i Cultura del Govern de les Illes Balears i edicions Cort, Palma de Mallorca, 1987.

Parets i Serra, Joan; Estelrich i Massuti, Pere; Massot i Muntaner, Biel; Compositors de les Illes Balears . Pollença-Mallorca. El Gall Editor i Conselleria d'Educació i Cultura del Govern de les Illes Balears, 2000.

REVISTAS

ENTRETOTS (CALVIA)

Mir Marquès, Antoni; Pedro Antonio Alemany Palmer , página de cultura, Abril 1998.

 

Nota 1: Algunas veces se me ha preguntado cómo he llegado a deducir que Pedro Antonio Alemany fue el primer profesor de nuestro gran maestro. La respuesta es muy simple: cierto día en que Calatayud estaba dando unas clases, llegó su amigo Pedro Antonio, al que presentó a sus alumnos diciéndoles que aquel señor había sido su primer profesor. Entre estos alumnos estaba el que a la postre fue amigo de ambos, Bartomeu Quetglas. [volver arriba]

Nota 2: En el fondo también encontramos una primera edición de esta misma obra. [volver arriba]

 

Inicio - Artículos - Foro - Asociación - Ediciones - Libros - Buscar - Nosotros - Contactar