Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar

Inicio - Noticias Artículos Foro Asociación guitarra.artepulsado Ediciones guitarra.artepulsado Libros de guitarra Buscar en la web Los que hacemos esta web Álbum de fotos Contactar .

Inicio Foro Artículos Asociación Ediciones guitarra.artepulsado libros buscar Nuestro equipo Contactar

Entrevista a Ricardo Cobo

por Oscar López

Alberto Royo es un joven y brillante  intérprete aragonés que participa en nuestro foro desde hace ya varios meses. Cuándo decidí escribir sobre su disco "Mistura" opté por hacer una entrevista para así conocerle más de cerca. Podeis visitar su web en http://albertoroyo.com y ver su currículum, repertorio, fotografías y algunos mp3 del disco.  El pasado mes de mayo Alberto dió un concierto en Torre de Guadarrama (Madrid)  que presenció mi amigo y colaborador de esta web Santiago Porras. Podéis ver estas fotos aquí.  Gracias Alberto por tu paciencia en la publicación de esta entrevista y te deseo mucho éxito en la promoción de tu primer  disco.

 

¿Cómo empezaste a tocar la guitarra? Háblanos de tus inicios y de tu relación con el instrumento.

En realidad mi primer instrumento fue la armónica. Estuve aprendiendo en una academia, aunque no recuerdo cómo me dio por ahí. De lo que sí me acuerdo es de acompañar a mi padre a los conciertos del Teatro Principal de Zaragoza. Supongo que al ser el único de los hijos que accedía a ir con él, mis padres me propusieron entrar a estudiar al Conservatorio, donde empecé con nueve años. Por qué la guitarra, no lo sé, ya que no hay antecedentes musicales en mi familia; mi madre estudió piano y mi padre siempre ha sido muy melómano, pero nadie antes se había dedicado a ello profesionalmente.

 Si no hubieras sido guitarrista, ¿qué instrumento te hubiera gustado tocar?

La verdad, no me imagino siendo intérprete de otro que no sea la guitarra. Me gusta mucho escuchar a buenos pianistas, pero creo que la guitarra, a pesar de sus inconvenientes, tiene un encanto especial.

 Actualmente, ¿a qué te dedicas, das conciertos, compones, te presentas a concursos...?

Pues  mira, pese a intentar no dispersarme demasiado, a todo lo que has dicho. Lógicamente, para un guitarrista los conciertos son primordiales. Hace poco toqué en Madrid, donde tuve el placer de conocer a Santiago Porras, colaborador en tu página, y tengo pendientes una serie de conciertos de música española por África para este verano, donde ya estuve tocando para la Embajada de España en Abidján (Costa de Marfil) con motivo de la Presidencia Española de la Unión Europea. También he hecho mis pinitos escribiendo música, ya que me han ido saliendo unas propuestas muy atractivas a las que no pude negarme. Primero puse música a dos cortometrajes, uno de los cuales se está montando ahora, también escribí la música para el Festival de Carnaval de Irurtzun, en Navarra, y para el 1er Congreso Internacional "España en la Nueva Europa", que se celebró en el Palacio de Congresos de Madrid durante el pasado mes de enero.

Por otro lado, como sabes, tengo una sección en la Revista de Música "Acordes" (www.acordesdeguitarrista.com), que me da muchas satisfacciones, ya que estoy recibiendo muchos "mails" felicitándome desde España y, sobre todo, de Latinoamérica. Lo que hago para la revista es una clase "interactiva" en Vídeo-Rom  (no sé si existe este término o acabo de inventármelo) que se divide en dos partes: interpretación y clase. En la primera parte toco la pieza que haya escogido ese mes y en la segunda, explico cómo estudiarla y doy consejos sobre la interpretación. Además, me encargo de la "Escuela de Guitarra", donde propongo ejercicios de técnica.

Los concursos los tengo últimamente algo abandonados, por falta de tiempo más que nada. Hace unos años tuve la suerte de salir premiado en algunos, como en Roma, donde obtuve el 2º Premio o en Juventudes Musicales, donde fui finalista. Este verano posiblemente me anime a presentarme a  alguno.

Y, por último, enseño música en un instituto, lo cual me gusta mucho y me tomo como una auténtica cruzada en pro de la cultura.

 ¿Qué es "Mistúra" y qué ha supuesto para ti? ¿Cómo surgió la idea de grabar compositores aragoneses?

Bueno, aparte de lo que de ilusionante tiene el hecho de ser mi primer disco, pienso que es un trabajo que muestra la actualidad musical de Aragón, tanto a nivel interpretativo como compositivo. En cuanto a Mistúra, comprende una serie de obras que, aunque contemporáneas, son muy diferentes entre sí, razón por la que el disco se llama así ("mistúra" en fabla aragonesa significa mezcla de trigo con centeno). La música de Carlos Satué se basa en la geometría fractal y, en sus propias palabras, busca "una música pura, esencial, como la poesía, que valga por sí misma".

Gioco, la obra de Víctor Rebullida, es muy distinta pero igualmente brillante. Como se deduce del propio título, juega con múltiples efectos (lo cual le da una gran variedad tímbrica) como utilizar un clip entre los bordones para simular un gong, pzzicatos (normales y bartok), rasgueos, glissandos, microtonos (cruzando las manos por encima del mástil, se escucha una cita de la "Españoleta" de Gaspar Sanz), etc.

Boira, que en fabla aragonesa significa niebla, es una obra que trata de sugerir la cercanía y alejamiento de la niebla característica de los valles del Pirineo Aragonés.

Y, por fin, las Evocaciones de Antón García Abril, obra ya conocida, con un indudable encanto e inspiración melódica.

Alberto, ¿por qué compositores aragoneses?

Pues verás, en cierto modo por patriotismo. Aragón es una tierra en la que siempre ha habido talento (no hay más que pensar en Goya, Buñuel o el mismo Gaspar Sanz), pero el aragonés, a parte de noble y, vamos a decir obstinado, tiene el defecto de valorar más lo de fuera que lo que tiene en casa. Yo, que soy aragonés pero vivo en Navarra, veo cómo los navarros defienden lo suyo y siento una sana (pero enorme) envidia. Esto no sucede en mi tierra. Ésa es una de las razones por las que me lancé con este proyecto.

 Pero... ¿por qué un disco tan arriesgado íntegramente de música contemporánea?

Bien, aquí viene la otra razón: por una frase de Pierre Boulez que leí en una entrevista. Decía: "un músico debe comprometerse con su tiempo".  A mí me hizo reflexionar y estoy convencido de la responsabilidad que, como intérpretes, tenemos con la creación actual. Además, pienso que el riesgo no es tanto y, si lo hay, debe ser asumido por quien corresponda, potenciando y promocionando como debe ser estas manifestaciones culturales, que además son reflejo de nuestro tiempo, mediante políticas culturales y educativas adecuadas. Y digo educativas porque, que yo sepa, la música forma parte de la cultura y algo tendrá que ver con la educación ¿no? Cualquier producto sin apoyo ni promoción tiene las horas contadas. Todo depende de si lo que se quiere promocionar es algo que tenga una inmediata rentabilidad económica (estoy pensando en la televisión, por ejemplo) aunque sea una porquería, o que tenga una calidad y un interés artístico real. No creo que la cultura deba ser algo minoritario.(y perdón por el mitin)

 He visto que la obra Ruta Mandelbrot (una de las más interesantes del disco) ha sido dedicada a ti por el compositor Carlos Satué. ¿Qué nos puedes contar sobre ello? ¿Has podido trabajar con los compositores?

Carlos Satué, a quien no conocía antes de este proyecto, es un compositor arriesgado (lo que me parece una gran cualidad para su profesión), con una increíble capacidad creadora y que defiende sus ideas con una vehemencia con la que desde el principio me sentí identificado. Lo cierto es que hemos hecho una buena amistad (también con Víctor Rebullida y Pilar Espallargas) y por ello vamos a seguir colaborando. De hecho, ya estoy estudiando una nueva obra suya, para guitarra y percusión, titulada "Metales de transición", que se incluirá en mi segundo disco.  Lo de poder trabajar con los compositores es una experiencia interesantísima y, por lo que he hablado con ellos, muy enriquecedora para ambos, intérprete y compositor. García Abril fue la única persona con la que no pude charlar o trabajar sobre las obras, aunque le envié un disco cuando terminé de grabar y me contestó enseguida muy amablemente, dándome la enhorabuena por la versión de Evocaciones,  lo cual me hizo muchísima ilusión, como te imaginarás.

 ¿Qué críticas ha recibido el disco?

Al no haberse presentado todavía (será próximamente en Zaragoza, a cargo de Juventudes Musicales), de momento no ha tenido  excesiva promoción. Sin embrago, donde ha aparecido ha sido muy bien valorado. La Revista Ritmo destacó la calidad del sonido y también aparecieron críticas o reseñas en: www.filomusica.com y www.mundoclasico.com.

 ¿Podemos escuchar el disco en Internet? ¿Dónde podemos adquirirlo?

En mi página web (www.albertoroyo.com ) se pueden descargar varios fragmentos en mp3. En cuanto a la distribución, finalmente me voy a encargar yo mismo, aunque está a la venta en El Corte Inglés y en Discos Linacero.

Cambiando un poco de tema, ¿de qué guitarristas te consideras discípulo? Dinos alguno que te guste especialmente. 

Hombre, para mí fue muy importante mi primera profesora, Ana Valet, pues supo motivarme para que continuara estudiando música. Después, la influencia más importante la tuve a terminar la carrera en Zaragoza y marchar a Barcelona, donde estuve dos años con Alex Garrobé, que supuso una revolución para mí, porque me hizo replantearme muchas cosas y buscar una manera propia de ver y sentir la música. Después, de los muchos cursos que he hecho, quizás destacaría a aquellos guitarristas ya consagrados que han tenido mucha influencia sobre los guitarristas de mi generación, como Carles Trepat, David Rusell, José Miguel Moreno, Gerardo Arriaga, todos muy diferentes pero de los que se puede aprender muchísimo. Se me olvidan muchos, pero desde luego, los que te he nombrado deben estar seguro.En todo caso, hay muy buenos guitarristas con cuya manera de tocar no me identifico plenamente, pero a los que admiro de igual forma, puesto que lo enriquecedor es que a partir de diferentes planteamientos y con distinta técnica se puede hacer buena música, siempre desde una base sólida, con rigor y con coherencia.

 Una obra para guitarra que te haya marcado por su trascendencia, fuerza o sentimiento.

Es difícil, yo intento disfrutar en cada momento del repertorio que tengo entre manos. Ahora estoy tocando muy a gusto bastante música española, pero no sé. La Andaluza de Granados la empecé a tocar por ser una de las piezas favoritas de mi novia, Alicia (a quien dedico el disco), así que voy a elegir ésta.

 ¿Con qué guitarra tocas?

 Toco con una Alejandro de 1996, de cedro, con la que me encuentro tan identificado que dudo que algún día cambie.

 Alguna anécdota relacionada con la guitarra que quieras compartir con nosotros.

Recuerdo una de cuando estuve tocando en Costa de Marfil, durante la presentación de la Embajadora, en francés, idioma que no hablo y entiendo bastante mal. Yo, que no me enteraba de nada, de vez en cuando escuchaba cosas que entendía, como "Mistúra", "Alberto Royo" o Escuela Luthier de Barcelona", y asentía con la cabeza como si estuviera totalmente de acuerdo con lo que decía, cosa que causó bastante cachondeo al responsable del Centro Cultural Español y con lo que luego nos reímos bastante.

 Háblanos de tus proyectos

 Ahora mismo estoy enfrascado en la preparación de mi segundo disco, con obras que se están escribiendo (excepto la de Carlos Satué, que ya lo está), para guitarra y percusión. Van a participar en este disco compositores como Agustín Charles, José Manuel Montañés, Carlos Frías, Víctor Rebullida y algún otro por confirmar. Por supuesto continúo preparando material para la revista (este mes publicamos las Folías de Francisco Guerau) y, como ya te comentaba, los conciertos en África, aunque tal y como están las cosas por allí  (últimamente ha habido unas cuantas matanzas entre etnias en el Congo), cualquiera sabe.

  Junio de 2003  guitarra.artelinkado.com

 

Regresar a los demás artículos

Inicio - Artículos - Foro - Asociación - Ediciones - Libros - Buscar - Nosotros - Contactar