Magnifico Rafael, que suerte encontrarle.

Un saludo
Juanjo

P.D. Espero con pueril ansiedad las siguientes entregas.