y el cuerpo del sonido
saludos
roberto