Plantillas de requinto

fabiantoledo

Usuario Registrado
hola amigos
soy nuevo aca
me gusta el requinto pero aca en chile no lo fabrican mucho
he preguntado a algunos maestros que fabrican guitarras
pero me dicen que necesitan una plantilla para fabricar un requinto
donde puedo conseguir una
por ejemplo medidas de ancho de trastes, creo que no tienen
la misma medida que la guitarra
ojala me puedan ayudar

saludos

fabian
 
Hola Jhonatan:
El requinto, desde su origen, casi siempre ha sido un instrumento fabricado por encargo y por ello sujeto a numerosas variaciones en su estructura. Así, aunque lo más frecuente, sobre todo en instrumentos de fábrica, es que suelan llevar 5 varetas, en los requintos artesanos su disposición en cuanto a tamaño, orientación y alcance puede ser muy variada, llegando a parecer caprichosa en algunos instrumentos, sobre todo si son de constructores mexicanos.

Si nos referimos al tamaño de las varetas, mientras en los instrumentos de fábrica éstas no suelen llegar a la barra armónica inferior, he visto requintos artesanos en los que algunas varetas la sobrepasan ampliamente, llegando incluso alguna de ellas hasta la barra armónica superior.

Si hablamos de la orientación, he visto requintos con un varetaje cuyos vértices del abanico partían de un punto situado teóricamente en el traste 10 y otros en el traste 12.

Finalmente, también he visto algunos requintos más antiguos con sólo 3 varetas, alguno de los cuales por cierto sonaba muy bien.

En el apartado de "Temas similares" de esta misma página tienes los enunciados de varios hilos sobre el Requinto que puedes consultar. También te puede ser útil este enlace de Youtube que trata de la preparación de la tapa de un requinto:

https://www.youtube.com/watch?v=uEPtushiCyE

Saludos
 
Última edición:
Muchas gracias también a tí, jhonatan, y a otros como tú que, con vuestras preguntas, lográis que se mantenga animado este Foro.
Precisamente anoche, tras haber leído estos últimos mensajes en el Foro, me llamó por teléfono un compañero para recordarme que su requinto, que es de fábrica, lleva 7 varetas distribuídas según el esquema de las guitarras de Torres. Y es así; hay requintos con 7 varetas, las dos últimas en sentido oblicuo en la parte inferior de la tapa.
Ello no deja de ser una opción más y yo no soy quién para decir si es mejor poner 5 o 7 varetas, pero sí puedo dar mi opinión al respecto sabiendo que no es más que una opinión y por ello tan aceptable para unos como rechazable para otros.

Yo creo, y esto no es más que una opinión, que en un instrumento con el tamaño de caja del requinto, con distancias menores entre barras armónicas y en el que se refuerzan mucho las estructuras buscando una respuesta sonora rápida hasta el punto que las tapas suelen dejarse con grosores cercanos a los 2,2 mm, poner 7 varetas supone aumentar mucho la rigidez e incluso el peso de la tapa, disminuyendo también con ello la capacidad vibratoria de la misma (fenómeno éste, al que contribuye también el acortamiento de distancia del tiro vibrante de las cuerdas), y todo ello puede condicionar cierta merma en la calidad y potencia del sonido.

Canarias es la región de España en donde posiblemente se toca más el requinto, ya que hay muchos pequeños conjuntos de cuerda, como dúos, tríos y cuartetos que se reparten por terrazas de bares, de hoteles y restaurantes, prodigando boleros y música mejicana para solaz de los turistas. Hace unos años, en un restaurante muy conocido del Sur de Gran Canaria, el requintista de uno de esos grupos me consultó porque su requinto (por cierto, de un buen constructor levantino) sonaba menos que los otros que había oído por la Isla. Me dijo que había buscado soluciones cambiando cuerdas, modificando su altura y cambiando huesos, sin éxito, y que lo último que le habían propuesto como solución era rebajar el grosor de la tapa o cambiarla.
A petición de mi cuñado, que era conocido del requintista, examiné el instrumento con mucho cuidado y constaté que llevaba un abanico de 7 varetas y que se trataba de un un requinto artesano magnífico en el que no pude apreciar ningún defecto o fallo de construcción, aparte de su "sonido apagado" totalmente impropio de un instrumento tan notable. Pero algo me hizo pensar en que la tapa podía estar sometida a una excesiva tensión a causa de su rigidez. Por ello le aconsejé que, antes de decidirse por alguna de las soluciones que le habían propuesto, probara con una opción más sencilla y menos agresiva consistente en reducir la tensión de la tapa sin modificarla, incorporando para ello un cordal anclado en culata y que tal operación la podía llevar a cabo sin problemas cualquier guitarrero. No sé qué guitarrero lo hizo, pero si sé que hoy el requinto sigue sonando a plena satisfacción de su dueño, pues lo he vuelto a ver en varias ocasiones y sigue contento con el resultado.

Moraleja: No siempre lo más complicado es lo mejor.

Saludos a todos
 
Última edición:
Atrás
Arriba