El 2006 fue un año prolífico para el sitio que compartimos en lo que hace al debate sobre un tema que considero importante: la improvisación con guitarra española.
Releyendo atentamente aquellos intercambios de hace dos años se me ocurrió la idea de reeditar el debate, aunque con algunos correctivos a fin de quitarle un poco de dispersión y que los aportes apunten a un tema no tan extenso como lo es la improvisación en general. Esto, porque es muy difícil arribar a algo útil y constructivo en un debate donde se está exponiendo sobre distinto tipo de improvisaciones simultáneamente (Ej.: improvisaciones en el jazz, o étnicas, o totales, o basadas en determinado género). Todas tienen características particulares muy acentuadas, por lo tanto, requieren de conocimientos y capacidades de acción y reacción instantáneas muy diferentes también.
Con miras a orientar el debate, podríamos clasificarlas en dos grandes campos:
a) El de las improvisaciones con algún tipo de predeterminación, es decir, donde existe un marco que condiciona el grado de libertad de el/los improvisadores.
b) La Improvisación Libre Contemporánea (también referida como improvisación total o improvisación no-idiomática).

Es a éste último modo de creación musical que quiero referir este subforo. En mi condición de, por así decirlo, guitarrista de formación “clásica”, pero también “popular”, y dedicado en los últimos doce años al arte de la improvisación contemporánea (libre o pautada, unipersonal o colectiva), me parece muy interesante un debate de estas características dentro de este sitio dedicado al arte guitarrístico.
Se considera corrientemente que la creación musical debe pasar de manera obligada por un proceso de composición seguido de otro de interpretación. También es creencia habitual que la improvisación debe estar limitada a la creación de variaciones respecto de pautas preestablecidas, sean éstas secuencias armónicas, ritmos, melodías, escalas, (menos frecuentemente pautas no-convencionales) establecidas por un compositor para una sección improvisada en el marco de una obra.
Pero qué ocurre cuando lo que se va a improvisar es la obra misma, sin pautas que condicionen a esa obra en particular, con la única guía que aporta la claridad conceptual acerca de que lo que se pretende crear es una nueva música, la cual, en consecuencia, no deberá apropiarse de elementos de lenguaje característicos de otros géneros. De manera tal que el/los improvisador/es pueda/n decidir, en tanto transcurre la ejecución de la misma, el material que van a ir aportando para crear de manera espontánea esa nueva obra musical. Obra que no estará destinada a su recreación a través de la labor de un intérprete, es más, que sólo podrá ser apreciada por el público en el mismo momento de su ejecución.
Lo expresado en el párrafo anterior deja en claro que puede haber otro modo de creación de una obra musical, que ese modo es la improvisación libre contemporánea, la cual, al desarrollarse de manera espontánea, creando una obra de nueva música en tiempo real, frente al público, deberá valerse de metodologías netamente diferenciadas respecto de la composición-interpretación.
La composición-interpretación y la libre improvisación, son dos modos de producción de la música actual, ambas válidas y efectivas. El primer modo es, por cierto, el más difundido, el que cuenta con una mayor tradición, en consecuencia, el más referido en este sitio. Es por eso que me atrajo la idea de iniciar este subforo, para que podamos debatir profunda y fraternalmente este tema sobre el que no abundan ni la información ni el conocimiento.
Espero que sea de interés para los músicos que compartimos este espacio y que 2008 sea tanto o más prolífico que 2006 en cuanto a participación en este debate.