La semana pasada Russell estuvo en Madrid para dar un curso en la escuela Soto Mesa. El curso estaba previsto que durase 3 dias pero por falta de alumnos duró un dia y medio. Había 15 plazas y se inscribieron 7 alumnos activos, seguramente por el precio que puso la escuela, 150 euros por una hora de clase. Asi ni Russell ni nadie tiene tirón para atraer a la gente, pero aun si se comento que puede que Russell venga una vez al trimestre.
Bueno aparte de esto el curso fué muy interesante, a mi me sorprendió lo buen profesor que es y las ganas que le pone a sus clases. No tiene una actitud distante como algunos concertistas y se preocupa por resolver realmente tus problemas.
El último dia dió una clase de técnica, pero no la típica de escalas, ligados, etc. sino los ejercicios concretos que el hace cada mañana antes de estudiar las obras. Es sorprendente averiguar que todavia sigue haciendo diariamente su media horita de técnica. Él lo llama "repasar lo que ya sabemos".