La guitarra y la mujer
tienen el mismo sonio,
porque el toque y el querer
se mete tanto en el sentio,
Que uno no se puede valer.


Letra popular flamenca