Cita Originalmente escrito por Javier Riba
Debemos de hacer un esfuerzo por leer bien e intentar entender lo que cada uno escribe, y así evitar confusiones y malos entendidos:la discusión está siendo muy interesante.

En relación a los intérpretes y las guitarras Torres, en la actualidad los que suelen tocar con este tipo de instrumentos son una minoría. No obstante, y es un juicio personal, entre ellos se cuentan algunos de los guitarristas que más me gustan y emocionan.

En otro orden de cosas, el volumen de sonido de nuestro instrumento es el que es. No hay una diferencia significativa -en términos generales y comparándolo con otros instrumentos- entre una guitarra y otra, sobretodo cuando la prueba se hace en una sala. La diferencia está entonces en el tímbre, y en otros factores de tipo psicológico asociados a nuestro concepto de belleza (sonido bello, se entiende).

Mi experiencia con la guitarra Torres de Trepat, (estoy hablando de la original) que he tenido la ocasión de probarla, me ha servido para descubrir personalmente algunos aspectos que paso a compartir con vosotros:

1.- El sonido mágico y emocionante que saca Trepat a este instrumento es en gran medida mérito del propio intérprete. Así lo afirmo porque le he oído en una misma sesión con otros instrumentos, sobresalinetes también, pero de identidad sonora muy diferente, y de todos obtenía un sonido peculiar y característico de su arte. (Aunque no debemos olvidar que su relación con este y otros instrumentos singulares de su colección habrán influido sin duda en la configuración de su sonido "ideal").

2.- No he escuchado un registro grave tan "profundo" y "definido" como el que posee esta guitarra Torres. Es una de las características de las distíntas guitarras Torres que he oído.
No se trata de volumen, sino de entonación; como si la fundamental tuviera mayor presencia. A veces pienso que el registro de la sexta cuerda no encuentra respuesta en la caja de resonancia de la guitarra moderna.

3.- El registro agudo y sobre-agudo suena con cierto esfuerzo, y no con la facilidad y claridad de algunas guitarras modernas. Esta especie de "ahogo" de la nota se me antoja de una gran fuerza expresiva, por aquello del gesto del canto.

4.- Claridad en la textura. Parece que se definen mejor las voces intermedias. Me remito al disco sobre Mompou que ha grabado Trepat. Tengo entendido que la grabación se hizo con la acústica natural de la sala. La música suena tan trasparente que se podría hacer un dictado perfecto. Esto a veces no es posible con otro tipo de guitarras dónde se forma cierta confución a la hora de escuchar con claridad el contrapungto.

En fin, he tratado de exponer algunas reflexiones que aspiran a ser objetivas.
Todo lo correspondiente a la evocación y al perfume del sonido "Torres" me lo reservo para mi propio y subjetivo deleite.
hola javier,
si' la discusion es muy interesante, me apasiona y entento continuar, repitiendo que es un placer y no hay ninguna polemica . espero que esto sea muy claro.
me permito entonces de decirte donde discrepo y tambien donde estoy de acuerdo con lo que dices.

a mi sentido hay mucha diferencia de volumen, harmonicos , sustain y cuerpo de el sonido entre guitarra y guitarra, especialmente en una sala.

concordo que un guitarista pueda tocar una guitarra en manera superba, y en el caso de trepat, que nunca he oido en vivo, imagino sea asì. he oido mas de una vez stefano grondona, tocando torres, en privado, la mia, que ya vendì ,y en publico la que el toca . subrayo en una sala pequena. indudablemente la emocion es algo grande. hay un pero , siempre a mi sentido..estas guitarras me parecen especiales por una tipologia bien definida de repertorio, o sea,lo de su epoca.

si te emociona la sexta de las "torres" lo comprendo, a mi tambien,de verdad, pero una guitarra no es una sexta, y la falta de agudos, que tan bien tu defines, son solo dos de las razones por las cuales no me gustan estas guitarras. yo considero que una persona pueda enamorarse de como suena una cuerda o de el timbre de los graves o de los agudos. tambien a mi me ha pasado al momento de comprar algunas guitarras, en el pasado.
pero una guitarra tiene que ser equilibrada. es la primera cosa que se le pide. toda las voces,deben poder oirse sin que una sea mas debil o la otra mas fuerte. no puedo pensar una guitarra con graves nitidos, vibrantes, potenetes y con agudos estilo torres, o sea debiles, y sobreagudos casi inesistentes. cualquier luthier te contara' de la dificultad de sacar agudos, y mas, de agudos en equilibrio con los graves. qualquier gue haga una guitarra fina de espesores, y con un abanico qualquiera, sacarà graves, a el primero intento.

soy apasionato, casi maniaco de bach. y entonces de contrapunto. lo siento, pero yo opino que las "torres", y las originales aun màs, donde lo peor de si mismo dan, y por timbre, y por separation de voces es en la musica baroca y contrapuntistica...pero admito, aun no comparto, que alguien pueda ser incantado con el bach estilo segovia,lleno de arrastres de vibrato y de inesistente staccato...un bach tocado con en la mente albeniz o chopin...sin nada quitar a la grandeza de segovia que sigo admirando. ojala hubiera muchos guitaristas asì hoy en dia...


y ultimo,las gravationes no me dices nada de una guitarra, aun hechas en sala.
un amigo guitarista profesional y profesional de gravation(ha gravado discos de guitarra por la deutsche gramophon) me explico' una vez lo que se hace y se puede hacer en una gravation......asì que yo puedo "juzgar un instrumneto y tambien un interprete solo en vivo. en la gravation puedo darme una idea de el musico, no de el guitarista. otra vez, opinion personal.

habia olvidado una cosita a sujeto de las granadinas, que puede ser es la que mas me aleja de ellas. tienen un cuerpo de el sonido demasiado fino.

perdonarme si soy un poco prolisso( en espanol no se como se dice) pero esta discusion me apasiona.
un saludo a todos
roberto