A iniciativa de Santiago Porras creo un nuevo tema en el qeu vamos a hablar sobre el día antes del concierto:

Cita Originalmente escrito por Santiago
Me llama la atención que nadie comente nada sobre la noche antes del concierto. ¿Nadie tiene problemas para dormir? Para conseguir un buen rendimiento es fundamental haber descansado bien... y lo habitual es que los nervios empiezen desde el día (o mucho) antes...
En mi humilde opinión, el día antes el gusano de la tripa baila más que de costumbre y lo único que me anima es decirme a mi mismo cosas como "lo vas a hacer muy bien", "eres un campeón" . Pero cuando estoy preparando un examen o algo importante... he de reconocer que los nervios vienen desde lejos. Yo siempre toco lo más posible hasta el último día, y aunque no soy un neurótico he de reconocer que estoy nerviosillo ya días antes del concierto. Estar con la guitarra en las manos mucho tiempo estudiando me yuda.

Por otro lado, creo que los nervios dependen de cómo lleves el programa. De cara a tocar en público, hace ya tiempo que aprendí que lo importante no es la obra que tocas... sino cómo la tocas. Es decir, por muy bonita que sea una obra, si no la dominas técnicamente y estás siempre al borde de tus posibilidades técnicas hay muchas posibilidades de que el día del concierto te vaya a salir una chapuza. Al interpretar música no se trata de tocar notas sino de comunicar y esto no nos va a salir con obras que nos sobrepasan o que no estamos dominando. Con todo esto quiero decir que si el programa que vamos a tocar en una audición es difícil y nos sale difícilmente seguro que el día antes vamos a estar "cagaos" de miedo.

¿Y vosotros qué opinais? ¿Qué experiencias tenéis? ¿Y sobre la noche antes alguien quiere compartir alguna experiencia?

Salu2

Oscar López