Hola amigos del foro,
haciendo limpieza por mi sección de favoritos he entrado en una web que conocí hace tiempo http://laguitarra.net y he encontrado un interesante texto sobre Antonio Torres. He pensado que le iría muy bien a nuestro foro sobre construcción de la guitarra ¿verdad? :) . El texto que aparece a continuación es solo un extracto, así que el que quiera leer el artículo entero que haga clic aquí. Es interesante ver que este constructor aprendió ya mayor el oficio de guitarrero y que fue después de un encuentro con Julián Arcas (de quien hemos hablado hace muy poco en el foro por la publicación de su biografía aquí) que decidió dedicarse totalmente a la construcción de guitarras.

Y el artículo comienza así:

[list]Antonio de Torres Jurado. Nació en Cañada (Almeria) en 1817 y murió en Almeria en 1.892. Aprendió el oficio de carpintero en la localidad de Vera y durante algunos años ejerce como tal, hasta llegar a Granada en 1.850 donde José Pernas en la calle de la Plazuela, 8 ,le instruye en le arte de construir guitarras. Torres dejo a todo el mundo asombrado, puesto que no tenía antecedentes familiares de guitarreros y teniendo en cuenta que aprendió el oficio de guitarrero a los 33 años, consiguió unos resultados excelentes. El junto a otros guitarreros crearon una guitarra básica, simple y elegante, con una cabeza esbelta y curvas pronunciadas. También privilegiaron muy pronto ciertas maderas despreciadas en otros países de Europa, especialmente las derivadas de palisandros y cipreses, que todavía se usan actualmente en las guitarras de flamenco. La decoración de éstos se limitaba a lo mínimo, ya que se construían ante todo para tocarse. Los guitarreros españoles, pragmáticos, habían comprendido antes que otros que las cajas demasiado decoradas eran bellas en detrimento del sonido, y que un traste decorado, aunque hermoso, era incomodo para el guitarrista. La cabeza de tales guitarras, desde el siglo XVIII, era larga, plana y equipada con clavijas de madera rudimentarias, acomodables por simple fricción (tales características son aún vigentes en las guitarras de flamenco). Aunque el resto de Europa había adoptado la guitarra de seis cuerdas simples, España permaneció fiel durante mucho tiempo a los instrumentos de seis órdenes iguales quizá porque su mayor volumen era el más conveniente para su uso preferido: al acompañamiento de cantes y bailes Andaluces. No fue hasta 1820 que adoptaron la guitarra de seis cuerdas simples, mediante las innovaciones de Torres, el "Stradivarius de la guitarra", y a partir de entonces el instrumento evolucionó hasta la forma clásica que conocemos actualmente.
Hay poca información sobre la época que pasó junto a José Pernás, pero lo que sí se sabe es que el encuentro con el concertista Julián Arcas fué determinante para que Torres decidiera dedicarse exclusivamente a la construcción de guitarras.[/list:u]


Este artículo continúa aquí.


Salu2 a todos/as de vuestro amigo:

Oscar López