La música sigue patrones universales.