"En la primavera de 1913, Andrés Segovia decidió probar fortuna en Madrid, y se presentó con un recital en el Ateneo la noche del 6 de mayo. Para la ocasión, Manuel Ramírez le regaló una espléndida guitarra construida en su taller por Santos Hernández. El programa no parecía distinto del de los seguidores de Tárrega, pero contenía una sorprendente novedad: la transcripción —llevada a cabo por el propio Segovia— de la segunda de las Deux Arabesques para piano de Claude Debussy [...] Este gesto audaz revelaba muy a las claras las aspiraciones del joven Segovia de situarse en una categoría diferente a la del resto de los guitarristas —poco estimados por los músicos y prácticamente ignorados por las audiencias cultas— y su propósito de desempeñar un papel protagonista en la vida artística de su época."

Angelo Gilardino,
extracto de las notas al CD "Aljibe de Madera,
Homenaje a Andrés Segovia" Tritó TD0094
Traducción: Julio Gimeno
Revisión: Luis Briso de Montiano



Concierto de Javier Riba en el auditorio del CPM de La Rioja (Logroño) el día 5 de mayo de 2012.
Guitarra Vicente Arias (Madrid, 1900).