En honor a Sta. Cecilia, patrona de los Músicos, día 22 de noviembre.

Desde una Escuela de Música, dedicado a todos los que se dedican a la enseñanza de la Música, y de la Guitarra.

¿Qué hemos conseguido en estos años?
Hace algunos años sembramos una pequeña semilla del Arte Musical, y fue creciendo y creciendo, cuidada con todo el cariño y esmero, esta semilla no era una semilla cualquiera, era una semilla mágica que iba anidando en los corazones de nuestros alumnos y alumnas, haciéndoles desarrollar unas capacidades especiales que sólo las personas educadas en la Música pueden poseer, sensibilidad, inteligencia creadora, orden, atención, esfuerzo, perseverancia, constancia, valorar el trabajo de los demás compañeros, la importancia de la sociabilidad, y de la responsabilidad cuando se hace música en grupo, podría pasar horas diciendo las cualidades que desarrolla la música, tanto a nivel humano, como intelectual, como físico y psicomotor.

Cómo vemos esa semilla nos va a dar unos jóvenes, más sanos, más cultos, más pacíficos, más respetuosos, más responsables, y más sensibles ante los problemas de la humanidad.

De todos los niños y niñas que han pasado por una escuela de música, muchos jóvenes ahora, se van a dedicar a la música como profesión, y siguen estudiando en Conservatorios, y para maestros.

Otros, lo seguirán haciendo como hobby, formarán sus propios grupos musicales, y asistirán a conciertos, y en definitiva disfrutaran de la música porque llenará sus vidas.

Por todo esto he de felicitar a los padres y madres que han decidido poner la música en la educación de sus hijos, porque por el camino del esfuerzo, la sensibilidad y la perseverancia llegarán a ser hombres y mujeres plenos.

Así como decían los filósofos griegos, la educación de un individuo era completa cuando se educaba el alma, con el estudio de la música y el cuerpo con la gimnasia.

Desde aquí os deseo un feliz día 22 de Noviembre, Día de la Música.

Un saludo
Maribel