Casi de improviso, a pesar de que estuve toda la mañana tras su pista, la actual compañera del maestro me dio permiso para poder acceder al camerino en medio de los ensayos con la Orquesta de Córdoba. Estábamos en el Gran Teatro de la ciudad de la Mezquita, con los instrumentos de fondo sonando sin parar y notando ya los nervios del inminente concierto por la noche.

Por ello es necesario pedir disculpas por las prisas, los cortes, lo precipitado de la conversación y la baja calidad de sonido en algunos momentos del diálogo. Aún así, merece la pena oír en estos breves minutos a una de las figuras más grandes de la cultura mundial.

El maestro Leo Brouwer habla sentado en una silla, con un menisco roto y algo agotado en ese momento físicamente por su incesante labor de director. Sin embargo, a la vez se nota que conversa con energía y sabiendo que todo lo que cuenta es escuchado y admirado. Se trataba de hablar de guitarra y de la música en general.

Quedaros con las frases del final a propósito de la verdadera educación musical. Palabra de Genio.

P. S. N. R

Podéis escuchar la entrevista en este enlace



____________________________________


Colaboración publicada el 10 de Marzo de 2009