¡Qué ingenioso Carlos!

¡A este paso te vamos a ver recorriendo las calles de Petrer en carruaje como los amish :mrgreen:!

Un abrazo muy grande, maestro.
Guillermo.