No es por desprestigiar a nada ni a nadie, pero el sonido de este maestro deja bastante de desear. No sé cómo en la época tuvo tanto predicamento. Está bien como documento, pero de ahí a sentar una...