Como siempre, una maravilla de guitarra. Enhorabuena, Paco.