Muchísimas gracias compañero, en cuanto llegue a casa la descargo.

Aunque me temo que a veces todavía me pierdo en el compás