¡Muchas gracias como siempre, Hugorowsky!

No me extraña que este chico finalmente abandonase el mundo clásico.

Lo que vemos en el vídeo es absolutamente lamentable, pero muy formativo. Yo creo...