Gracias, Ricardo

Raro es que me tope con un tocayo, más aún relacionado con la guitarra... y en este caso, qué buen apellido para andar metido entre ellas...