Enhorabuena, Manuel. Una preciosidad de guitarra.