Está muy bonita, te felicito.
La madera seguramente ya estaba a punto de ponerse inquieta por tanta espera, jeje.