Es preciosa. Y la roseta divina. Los filetes rojos le vienen que ni pintados. Ya me está dando ideas para un juego de palosanto de india que tengo secándose...