PDA

View Full Version : Algunos datos y reflexiones sobre la biografía de Andrés Segovia


 

 


Israel Jaime
10-02-2006, 08:52 PM
<img src="http://guitarra.artepulsado.com/gifsyfo/noticias/reflexiones_segovia.jpg" border="1" align="right" style="margin-right: 5px;">Queridos amigos, me place comunicaros la aparición en esta página de un nuevo artículo de Carlos A. Segovia, hijo del maestro Andrés Segovia y Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid.

En el artículo se tratan diversos puntos sobre la persona de Andrés Segovia y las circunstancias políticas e ideológicas que, dada la época en que le tocó vivir, rodearon al maestro.

Este tema se había tocado brevemente en este hilo del foro (http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?t=3662), lo que podrá promover un interesante debate en el que descubramos algunos aspectos nuevos.

El artículo se puede consultar en el siguiente enlace: Algunos datos y reflexiones sobre la biografía de Andrés Segovia, su formación intelectual y sus ideas políticas. (http://guitarra.artepulsado.com/guitarra/reflexiones_segovia.htm)

La aparición de este artículo constituye otra de las importantes novedades que os tenemos preparadas con motivo de nuestro 5º aniversario, que espero que estéis disfrutando tanto como nosotros.

Desde el equipo de guitarra.artelinkado, agradecemos al autor el envío de este artículo para su publicación en nuestra página web.

Un abrazo.

Matanya Ophee
10-02-2006, 09:49 PM
El artículo se puede consultar en el siguiente enlace: Algunos datos y reflexiones sobre la biografía de Andrés Segovia, su formación intelectual y sus ideas políticas. (http://guitarra.artepulsado.com/guitarra/reflexiones_segovia.htm)

Este articulo contiene un dato que no es exactamente correcto. Carlos Segovia dice:

"...¿cómo podría haber realizado mi padre dos giras, la segunda de ellas en 1936 y durante dos meses, por la U.R.S.S.? ..."

Por supuesto, Segovia hizo cuatro giras en la Unión Soviética. La primera en 1926, la segunda un año después en 1927, le tercera en 1930 y la última en Mayo de 1936. La información sobre esos hechos está documentada por Miron Vaisbord en su dos biografías (en ruso) de Andres Segovia. Yo escribí una critica de la primera biografía de Vaisbord en Soundboard en 1982. La segunda, de 1989, no merece ser criticada. Lo que es importante en los escritos de Vaisbord no son sus opiniones y su utilización del acostumbrado lenguaje de la propaganda leninista-marxista, sino los datos exactos de esas giras, fechas y lugares de conciertos, críticas de conciertos en los diarios soviéticos, y opiniones publicadas por otros, como, por ejemplo, el gran musicólogo y compositor sovietico Boris Asafiev.

La cuestión más interesante aquí es el porqué Segovia nunca volvió a la URSS después de 1936.

Joaquim Salinas
10-02-2006, 10:56 PM
Este articulo contiene un dato que no es exactamente correcto. Carlos Segovia dice:

"...¿cómo podría haber realizado mi padre dos giras, la segunda de ellas en 1936 y durante dos meses, por la U.R.S.S.? ..."

Por supuesto, Segovia hizo cuatro giras en la Union Sovietica. La primera en 1926, la segunda un año despues en 1927, le tercera en 1930 y la ultima en Mayo de 1936.
La cuestion mas interesante aqui es el porque Segovia nunca volvió a la URSS despues de 1936.

El artículo parece muy bien documentado. Resulta extraño que Carlos Andrés Segovia ignorara esos datos.


SAlud

Angelo Gilardino
11-02-2006, 09:35 AM
El artículo parece muy bien documentado. Resulta extraño que Carlos Andrés Segovia ignorara esos datos.


SAlud

No es extrano, porqué Carlos Andrés nunca se ha planteado el proposito di escribir una cronologia de la vida y de la carrera del maestro su padre, sino el proposito - mucho mas pertinente a su categoria de estudioso - de interpretar la figura de Segovia en sentido filosofico. Claro que un exacto conocimiento de los eventos historicos es imprescindible para fundar una interpretacion, pero en este caso especifico, el hecho que Segovia haya visitado URSS no dos veces solamente, como Carlos Andrés escribe, sino cuatro - y es verdad lo que dice Matanya, que en su conocimiento de los hechos nunca se equivoca - no solamente conferma, sino avalora aun mas, la tesis del interprete: es decir, si Segovia hubiera sido politicamente orientado a la derecha nacionalista, que luego exploto en el levantamiento militar, como habria podido ser huesped calurosamente acogido en un regime sovietico, endonde la policia se enteraba de todo y de todos, y endonde un extranjero filofascista seguramente no habria sido admitido? Cuatro veces, aun mas evidente!

El comentario desasosiegado que Segovia hace a Ponce de los hechos de Espana nos revela la angustia de un hombre - un ciudadano, un artista, un jefe de familia - que habia perdido confianza en las instituciones que habian governado a su pais, endonde, segun su directa y dolorosa experiencia, cualquier delincuente se podia titular de hombre politico y arreglar sus cuentas personales con una motivacion politica. El ensayo de Carlos Andrés nos demuestra cual habia sido la matriz cultural en que Segovia habia formado y desarrollado su pensamiento hacia todo lo que era publico: el sentido del estado, de la res publica y de su governo, del orden social, y nos permite comprender como el maestro llego a reacionar a los hechos que casi destrozaron su vida al comienzo de la guerra civil. Comprender el como, no significa ni aprobarlo ni desaprobarlo, significa sencillamente colocarse mas alla de la linea grosera que acusa Segovia de haber sido antisemita!

AG

Julio Gimeno
11-02-2006, 09:54 AM
[...] si Segovia hubiera sido politicamente orientado a la derecha nacionalista, que luego exploto en el levantamiento militar, como habria podido ser huesped calurosamente acogido en un regime sovietico, endonde la policia se enteraba de todo y de todos, y endonde un extranjero filofascista seguramente no habria sido admitido? Cuatro veces, aun mas evidente!


Amigo Angelo,

No sé qué ideas políticas tenía Segovia en la época que viajó a Rusia, pero si la carta que escribió a Sophocles Papas no es una falsificación, creo que se puede ver por donde iban sus simpatías en 1939.

El 8 de marzo de 1939, Andrés Segovia escribió desde Montevideo una carta a su amigo Sophocles Papas, que termina así (en mi traducción, al final el original inglés):

La guerra en España está casi ganada, ¡con la victoria de nuestros ideales! No puedo terminar esta carta sin poner por escrito, en español, nuestro grito nacionalista: ¡Arriba España! [en castellano].

Tuyo.

[firmado] Segovia


ORIGINAL EN INGLÉS


The war in Spain is almost won, with the victory of our ideals! I cannot finish this letter without setting down, in Spanish, our Nationalist cry: ¡Arriba España!

Yours,

[signed] Segovia


Elisabeth Papas Smith: Sophocles Papas: The Guitar, His Life, Chapel Hill: Columbia Music Company, 1998:124.

Carlos A. Segovia
11-02-2006, 11:16 AM
Agradezco al Sr. Ophee su puntualización acerca del número de giras realizadas a la U.R.S.S. por mi padre. Mi documentación registra únicamente dos: la de 1926 y la de 1936. Tratándose, como es el caso, de una vida tan larga y poblada de acontecimientos y datos, las informaciones sobre los cuales quiérense a menudo y por lo demás dispersas, toda reconstrucción biográfica exige una paciencia casi infinita solidaria de la necesidad de revisar una y otra vez los hechos en los que ella pueda apoyarse.

Pero pasemos a considerar la que el Sr. Ophee destaca como “la cuestión más interesante”. La razón principal que impulsó a mi padre a no regresar con posterioridad a 1936 a la U.R.S.S. es perfectamente deducible de cuanto he expuesto: mi padre decidió rehacer su vida en América del Sur y después en América del Norte tras estallar la Guerra Civil Española, y sólo regresó a Europa al término de la IIª Guerra Mundial; si, a partir de 1945, no volvió a viajar a la U.R.S.S., fue debido a que los trágicos acontecimientos vividos en Barcelona en 1936 dejaron una profunda huella en él: la violencia con que los milicianos comunistas irrumpieron en su casa y la saquearon, la comprensión de que la propia extrema izquierda española era responsable del derrumbamiento del gobierno republicano (tanto o más que los militares que se sublevaron contra lo poco que quedaba ya de éste, opinión compartida entre otros por Madariaga) y la certeza de que la acción política de los revolucionarios obedecía en buena medida a consignas dictadas desde la U.R.S.S. (cuya instrumentalización de la IIª República tenía un único fin: la implantación en España de la dictadura del proletariado), hicieron que, en lo sucesivo, mi padre no quisiera saber nada de un país cuya política exterior había contribuido a suscitar tan enérgicamente, a su juicio, el drama español del 36, si bien no dejó por ello de mantener contacto, a lo largo de su vida, con ciertos profesores rusos a quienes había conocido en la U.R.S.S. Es esto, y, paralelamente, el hecho de que el comunismo representara para él una amenaza contra el liberalismo y del europeísmo de los que siempre hizo gala, lo que explica su declarado anticomunismo, que absurdo sería negar, desde luego, pero que, obviamente, no daba en convertirlo en un “reaccionario” más que ojos de ciertos intelectuales, críticos y/o militantes prosoviéticos. Y ello explica también, creo, el hecho de que mi padre no viajara nunca a la República Popular China, siendo así que había visitado la China todavía imperial en 1929. Con posterioridad a 1936, su vida artística y académica discurrió principal aunque no exclusivamente, así pues, entre Europa Occidental y América.

Respecto de la carta a S. Papas de marzo de 1939 citada por el Sr. Jimeno, agradecería a éste que por favor precisara si lo que el libro reproduce es un manuscrito o una versión mecanografiada. Daré a este respecto una información suplementaria: la existencia de una carta dirigida a un mando militar franquista que por fortuna mi padre no llegó nunca a enviar (repárese en ello) y en la que da él a su apoyo a la causa “nacional” (carta conservada en el archivo del Sr. López Poveda). ¿Luego entonces?, se preguntará el lector. Veamos. Pongámonos en la piel de quien vive los acontecimientos anteriormente descritos. Si el comunismo representaba a su entender no la única pero sí la principal amenaza, y a decir verdad no solamente una amenaza sino la causa en última instancia de lo sucedido, es evidente que cualquier intento por frenar su avance hubo de ser recibido por mi padre con, como poco, alivio. Y es por otra parte comprensible, dada la gravedad de la situación, que éste pudiera ser vivido por él con cierto entusiasmo no exento pese a todo de contradicciones (redacción de una carta que finalmente no se envía, declaraciones contradictorias, etc.): las que corresponden, cabe pensar, no sólo a la complejidad misma de los hechos (un mal menor puede aparecer como un bien en ciertos casos, y, en consecuencia, perderse de vista, en todo o en parte, la línea de demarcación existente entre lo oportuno, lo conveniente y lo inevitable), sino también y en no menor medida las que corresponden al psiquismo, en ningún caso unívoco, de toda persona. ¿O es que se pretende medir las vivencias, los pensamientos y las reacciones emocionales de ésta como acudimos por ejemplo hoy a la compra en cualquier supermercado, donde todo aparece expuesto/dispuesto para que lo consumamos con su etiqueta correspondiente? Vuelve a parecerme que lo esencial consiste, en efecto (coincido como siempre con el maestro Gilardino, a quien agradezco sus palabras y, sobre todo, su lucidez y su capacidad de análisis), en interpretar los hechos conforme a su sentido, alcance y contexto, y no simplemente en enumerarlos. Y es eso lo que me proponía en mi artículo, cuyos términos, así pues, mantengo. Permítaseme para terminar, por tanto, reclamar una vez más la atención del lector sobre el mismo: “En vano cabría invocar […] los términos sin duda contundentes, extraordinariamente críticos para con los excesos cometidos por la izquierda revolucionaria española […] consignados por mi padre en su carta a Manuel Ponce de 1937 […] u otros [términos] parecidos […] para hacer de mi padre […] alguien próximo, de un modo u otro, al franquismo”. Cualesquiera que sean tales términos, que, repito, indispensable es interpretar para comprenderlos.

Angelo Gilardino
11-02-2006, 11:39 AM
Amigo Angelo,

No sé qué ideas políticas tenía Segovia en la época que viajó a Rusia, pero si la carta que escribió a Sophocles Papas no es una falsificación, creo que se puede ver por donde iban sus simpatías en 1939.

El 8 de marzo de 1939, Andrés Segovia escribió desde Montevideo una carta a su amigo Sophocles Papas, que termina así (en mi traducción, al final el original inglés):

La guerra en España está casi ganada, ¡con la victoria de nuestros ideales! No puedo terminar esta carta sin poner por escrito, en español, nuestro grito nacionalista: ¡Arriba España! [en castellano].

Tuyo.

[firmado] Segovia



Giulio, que el maestro Segovia inclinara hacia Franco, no es nada nuevo y, antes de haberlo confiado tan entusiasticamente a Papas, el ya lo habia declarado a Ponce, por lo menos un año antes, en la famosa carta con el cuento de su salida de Barcelona y de los eventos que la precedieron. El punto, historicamente hablando, no esta mas de saber donde se colocaban las simpatias de Segovia, sino - y este es el sentido de la busqueda historica, si no fuera asi nos seria suficiente la cronica - de comprender como se habian formado, en relacion y dependencia de cuales eventos, y por cual recorrido de conciencia: el trauma de verse amenazado y despojado de todos los bienes no ayuda mucho a hacer escogidas politicamente depuradas ni, frente al espectaculo del desorden y del caos, al ciudadano que tiene que huirse de su hogar se puede preguntar de tener una vision politicamente equilibrada como la que podemos tener nosotros hoy en dia respeto a aquellos sucesos (otro seria el tema si hablariamos del presente, respeto al cual estamos divididos y desorientados no menos de cuanto lo fueron nuestros antepasados respeto a sus presentes). Hoy en dia no se trata de juzgar si Segovia hizo la escogida politicamente mas sabia, sino como y porqué se formaron sus convencimientos.
Y creo que el ensayo de Carlos en este sentido sea un documento de gran fuerza y claridad.

Me parece, en conclusion, que muy pocas fueron las inteligencias que, en aquella epoca, conseguiron formarse una vision correcta de lo que estaba pasando. Federico Garcia Lorca - hombre de letras que tenia una vision de los hechos espanoles mucho mas directa y testimonial de la que tenia Segovia: el poeta muy poco de desplazaba al extranjero, trabajava en un contacto diario con el pueblo espanol y bien conocia personalmente a todos los politicos del momento, de ambos los bandos - cuando fue el momento de decidir lo que tenia que hacer, hizo la cosa mas estupida: se precipito en la boca del lobo, y le costo la vida. No lo juzgamos, porque comprendemos su situacion momentanea, sus emociones, sus miedos, verdad? y le damos nuestra simpatia precisamente porqué lo comprendemos, no porque aprobamos sus escogidas. Lo mismo tenemos que hacer con Segovia, creo.

AG

Carlos A. Segovia
11-02-2006, 12:55 PM
Otro dato de interés: acabo de encontrar en mi archivo una imagen de una visita de mi padre a la República Democrática Alemana en los años 60 en la que aparece él frente a un conocido monumento (se trata de una fotografía, digamos, "turística") en cuya parte superior figuran la hoz y el martillo, si bien no logro adjuntarla a este mensaje; si algún moderador tiene a bien informarme de cómo hacerlo, la incluiré en uno próximo.

Y algunas precisiones relacionadas con todo lo ya dicho hasta aquí.

1) Habría tal vez que preguntarse en qué medida la U.R.S.S., durante la guerra fría, podía ofrecer a un artista no filosoviético, incluso de la talla de mi padre, la posibilidad de dar un concierto sin, en un sentido u otro, politizarlo (garantía, ésta, que mi padre, en su correspondencia con Ponce, reconoce existía a finales de los años 20 y principios de los 30).

2) Sería de desear asimismo que la dramática historia vivida por los españoles durante el siglo XX (lo he sugerido ya) no fuera grosera y sistemáticamente banalizada; la amistad de Lorca con los Rosales y cuanto éstos hicieron por evitar el trágico desenlace de su vida puede ser un buen ejemplo de lo que digo: uno entre muchos, sin duda, a los cuales se suma desde luego la actitud de mi padre en 1936-1939 y durante los difíciles años que precedieron y siguieron a la Guerra Civil española.

3) La supuesta necesidad de justificar ideas sociales o políticas no coincidentes con las del comunismo soviético es, sencillamente, inaceptable fuera de los círculos prosoviéticos que puedan, aún hoy, quedar en nuestro mundo; y, sin embargo, diríase que ha perdurado en en nuestro inconsciente colectivo; ¿llegaremos alguna vez a desembarazarnos de tan tamproso sortilegio?

Julio Gimeno
11-02-2006, 06:07 PM
Respecto de la carta a S. Papas de marzo de 1939 citada por el Sr. Jimeno, agradecería a éste que por favor precisara si lo que el libro reproduce es un manuscrito o una versión mecanografiada.

Estimado Sr. Carlos A. Segovia,

El libro de Elisabeth Papas es una biografía de su padre, el guitarrista Sophocles Papas (1893-1986). Al final del libro hay varios apéndices con la correspondencia entre John W. Duarte y Sophocles Papas, escritos de S. Papas, etc. El apéndice D está dedicado a la correspondencia entre Papas y Andrés Segovia, con un total de 56 cartas que van de 1937 a 1978.

Todas las cartas están transcritas, no se reproduce ninguna en facsímil. Según la autora "sometimes Segovia typed his letters, sometimes he wrote them in longhand, and he wrote variously in French, Spanish, and English". Las cartas que no fueron escritas en inglés, se reproducen traducidas por la autora. Elisabeth Papas también dice que ha editado algunas cartas: "I have simplified the flowery good-byes".

Iñaki Ramos
11-02-2006, 06:09 PM
Estimados amigos,
Me congratula enormemente el que el tema por mí abierto en este foro (Sainz de la Maza y el fascismo) haya propiciado este interesante debate sobre la postura ideológica de Andrés Segovia respecto a los hechos políticos y sociales que vivió España durante la Guerra Civil y el Franquismo. Tengo que decir que, si bien lo que verdaderamente importa de un músico es su contribución al arte, no es menos cierto que tanto Sainz de la Maza como Andrés Segovia, como todos los grandes guitarristas de esa grandísima generación que ha marcado el devenir de la guitarra del siglo XX, son personajes históricos y, nos guste o no, su figura debe ser investigada en todos sus aspectos, incluidos los políticos o ideológicos, con el fin de tener un conocimiento más completo de su trayectoria personal y artística y de sus actitudes respecto a determinadas cuestiones. No se trata de juzgar ni de criticar si apoyó o no a este bando o al otro, sino de conocer aspectos de su vida y pensamiento que en la historiografía en torno a estas grandes figuras de la guitarra apenas se ha tratado hasta ahora. De hecho, cuando señalé los datos que encontré sobre Regino Sáinz de la Maza y su relación con publicaciones falangistas, me limité a mostrar mi sorpresa por el descubrimiento y mi curiosidad sobre cuales habrían sido las circunstancias y la postura personal de este gran artista, -al que admiro profundamente-, durante la Guerra Civil, después de que fuera testigo del fusilamiento por milicias falangistas de dos de sus más íntimos amigos: García Lorca y Antonio José.
Ahora bien, quería hacer alguna precisión o aclaración respecto al artículo de don Carlos Segovia, sin ánimo de entrar en polémicas.
En numerosos puntos de su artículo, el señor Segovia reconoce el anticomunismo de su padre y su filiación con la ideología que movió al levantamiento militar liderado por el general Franco, y creo que el extracto de la carta a Sophocles Papas aportado por Julio Gimeno es más que explícita y categórica en este sentido. Por tanto, aún comprendiendo las circunstancias que vivió Andrés Segovia y el asalto de su casa por milicianos comunistas, no entiendo por qué simplemente no se reconoce que cuando menos era simpatizante del bando nacional y de la instauración del franquismo. Mi padre fue militar durante el franquismo y yo jamás he renegado de él por ello, y grandes figuras de nuestra cultura como Ortega y Gasset, Azorín y otros recibieron con agrado la llegada del franquismo y nadie se ha rasgado las vestiduras por ello ni ha prohibido sus obras en la España democrática, cosa que sí hizo el régimen franquista con la obra de los artistas cercanos a la República. Yo creo que la figura de Andrés Segovia seguirá siendo admirada y venerada por su fundamental aportación al progreso de la guitarra. Pero no se puede justificar una actitud o unas declaraciones con explicaciones históricas tan inexactas como ésta:

“..y 1936, cuando el levantamiento en armas de una parte del ejército tras la revolución frustrada de 1934 y los excesos cometidos a partir de entonces por las los milicianos socialistas, comunistas y anarquistas puso definitivamente fin a la IIª República dando comienzo a una nueva Guerra Civil (en el siglo XIX había sido testigo ya de una) en España.”

Querido Carlos (perdona que te tutee, pues somos más o menos de la misma edad), esta afirmación parece extraída directamente de las tesis revisionistas de historiadores como César Vidal o Pío Moa, conocidos por su visión manipuladora e interesada ideológicamente de la Historia de España durante la Guerra Civil y el franquismo. Lo digo porque en este foro entra gente de fuera de España y afirmaciones de este tipo pueden llevar a confusión.

“Por lo que respecta a las supuestas entrevistas esgrimidas por algunos participantes como prueba de sus ideas “reaccionarias”, no me resta decir sino que su contenido es, en todo o en parte, apócrifo, con independencia de que se trate o no de entrevistas publicadas.”

Respecto a esta cuestión (mi mención a las palabras de Segovia en la entrevista recogida en el libro de Don Menn Secretos de los grandes maestros de la guitarra), reconozco que no se puede juzgar a una persona por unas frases, como las que yo hice mención, y como incluí esas declaraciones en una nota al pie de mi libro “Historia de la guitarra y los guitarristas españoles” para reflejar sus cuestionadas ideas reaccionarias, estoy dispuesto a retirarla en una próxima edición, si se diera el caso, pues es verdad que no es pertinente en un texto divulgativo. Ahora bien, yo creo que “lo apócrifo” siempre ayuda a conocer cosas que la “doctrina oficial” oculta. En cualquier caso, reproduzco el primer párrafo de mi reseña sobre Andrés Segovia, como ejemplo de que no tengo ni la más mínima animadversión sobre su figura:

“Andrés Segovia es sin duda el guitarrista más famoso del siglo XX y el personaje fundamental para la aceptación definitiva de la guitarra como instrumento clásico de concierto en todo el mundo. Casi desde que nació su única pasión fue la guitarra y siendo un adolescente decidió consagrar su vida al que fue el gran objetivo de su carrera profesional: conseguir que la guitarra fuera considerada un instrumento clásico de concierto y no únicamente un entretenimiento popular, que contara con un repertorio amplio y de calidad que pudiera disfrutarse en los grandes auditorios musicales, y que su aprendizaje estuviera presente en las academias y conservatorios de música de todo el mundo. A esta inmensa labor se entregó durante 70 años, y no hace falta decir que su objetivo fue cumplido con creces.”

Amigo Carlos, gracias en cualquier caso por las aclaraciones de tu artículo y como mi bisabuelo materno (el historiador Rafael Altamira) fue también amigo íntimo de Salvador de Madariaga y miembro activo de la Institución Libre de Enseñanza, creo que podemos tener más cosas en común que las que se reflejan en estas líneas. Eso sí, aunque él también era un liberal y recibió numerosas ofertas del franquismo para regresar a España, acabó muriendo en el exilio por negarse a volver a su país hasta que no se restaurara la democracia. Un saludo :adios:

Carlos A. Segovia
11-02-2006, 08:31 PM
Estimado Iñaki:

Señalar cuál fue la participación de la extrema izquierda española en los acontecimientos que desencadenaron la Guerra Civil del 36 es, desde un punto de vista histórico y en mi opinión, tan importante al menos como subrayar cuál fue el papel desempeñado en la gestación de tales acontecimientos por la extrema derecha. El estudio de la historia no está nunca, por fortuna, cerrado de antemano en torno a tal o cual interpretación dominante cualquiera que ésta sea, sino que consiste, precisamente (como ocurre también con la interpretación musical), en revisar una y otra vez lo acontecido en función del acento conferido por el intérprete a los datos disponibles y de la puesta en juego de tales o cuales criterios hermenéuticos capaces de dotarles de significado dentro de ciertos límites presididos por el rigor y la honestidad. La apelación, así pues, a un relato verdadero de lo acaecido que correría el riesgo de verse cuestionado a causa de posibles revisiones se me antoja extremadamente simplificadora: la historia está ahí para ser pensada a menos que prefiramos consumirla ideológicamente, cosa a la que yo al menos, por principio, renuncio. Y no me amparo en la obra de tales o cuales historiadores o periodistas contemporáneos al realizar estas afirmaciones, sino, mucho más sencillamente, en esa necesidad irrenunciable del pensamiento, en los hechos mismos y en la memoria de cuanto mi padre me transmitió acerca de lo sucedido en España antes y durante el 36. Pero temo que todo esto excede por su propia naturaleza los límites de un foro dedicado fundamentalmente a cuestiones musicales, por más que otras adyacentes no puedan sino concurrir en él. Y tampoco está en mi ánimo dotar a la discrepancia intelectual, de suyo indispensable y enriquecedora, del formato que correspondería, más bien, a una abierta controversia.

Por cuanto he dicho en mi artículo, creo, eso sí, que la última palabra que cabría emplear para referirse a las relaciones de mi padre con el franquismo es la palabra “filiación”, a menos que la etimología de los términos nos resulte ya tan extraña que decidamos prescindir del lenguaje a la hora de pensar y de escribir. Y tanto menos acierto a comprender en qué sentido podría un dato “apócrifo” servir para esclarecer lo que no fuera la intención de quien lo hace, a sabiendas o no, pasar por verdadero. A decir verdad, el trabajo intelectual exige distinguir cuidadosamente ambas cosas; no así el sensacionalismo, pero, por suerte, los frutos de éste constituyen su mejor y más elocuente prueba. Por último, me resistiré a conceder valor alguno a lo que no sea un manuscrito; y, aún en ese caso y como ya he dicho, a leerlo sin preocuparme de interpretarlo; no obstante, agradezco al Sr. Gimeno la información brindada por él en su último mensaje, de la que tomo en consecuencia nota con la oportuna reserva.

En fin, Iñaki, me parece muy bien que tu bisabuelo Rafael decidiera no regresar a España, y lamento, créeme, que muriera en el exilio. Supongo que ambos concederemos que en las decisiones que cada cual toma en la vida intervienen innumerables factores. Aunque temo, con todo, que tu interés por las cuestiones ideológicas es mayor que el mío. En realidad, mi intención al escribir el artículo publicado en este foro era, con ocasión de las afirmaciones vertidas por ti y por otros participantes en él, precisar algunos datos y, sobre todo, informar al lector acerca de otros muchos relativos a la biografía de mi padre y a su formación intelectual que revisten, creo, interés por sí mismos. Hora va siendo ya, en efecto, de que, más allá de la adhesión incondicional o el anatema, las reflexiones susceptibles de ser suscitadas por la personalidad del músico que fue mi padre, por su obra y por su trayectoria, se asienten sobre investigaciones debidamente documentadas. Confió en ver pronto publicados, en este sentido, dos ensayos debidos respectivamente al maestro Gilardino y a Luigi Attademo, de los que facilitaré información más detallada una vez vean la luz.

Matanya Ophee
11-02-2006, 08:50 PM
si Segovia hubiera sido politicamente orientado a la derecha nacionalista, que luego exploto en el levantamiento militar, como habria podido ser huesped calurosamente acogido en un regime sovietico, endonde la policia se enteraba de todo y de todos, y endonde un extranjero filofascista seguramente no habria sido admitido? Cuatro veces, aun mas evidente!

No creo que es posible llevar el hecho de cuatro visitas de Segovia la Union Sovietica como indicación de su pensamiento político antes de la guerra civil española. A menos que me confundan, todas las declaraciones de Segovia que tienen cualquier connotación política en todos, fechan a partir después de 1936. Nada Antes. Por lo tanto, es enteramente plausible que como un artista sensible él habría entretenido el izquierdista e incluso ideas revolucionarias, pero después de estar presente en la Union Sovietica en 1936 y del tener testigo el exterminacion total por el régimen Stalinista de muchos artistas talentosos, algo de quién puede haber sido sus amigos, él se desilusionó.

Según escritores soviéticos como Agafoshin, Vaisbord, Volman y otros, Segovia, para ellos, era una persona con sentimientos distintas a la causa del marxismo-leninismo. Aquí está, por ejemplo, un artículo que Segovia publicó en Moscú durante su primera visita allí en 1926. Cuál es importante aquí no es lo que dice el artículo realmente, pero el hecho simple de su pulication en un revista oficial del "arte".

The Art to the Workers ISSKUSSTVO TRUDIASHCHIMSIA, 1926, no. 13, p. 13
Andres Segovia
The Guitar in Favor:

For many centuries the guitar was placed in a sort of vicious circle from which i'm trying to liberate it. There were no composers who would write music for this instrument because virtuoso guitarists did not exist: and virtuoso guitarists did not exist because there were no composers. Guitar was doomed as a sacrifice to the amateurs. With the exception of Sor and Giuliani, who lived in the beginning of the 18th c., and Tarroga (sic) who died 18 years ago, everybody who played or wrote for guitar were a pitiful mediocrity. That's why classic and contemporary composers regard the guitar in a patronizing manner.
If I can put it this way, the guitar was 'asleep' in the arms of the Spanish people who choose it to glorify their love impulse [affection]. However, the fate of this instrument was more significant and more lofty. Because the softness and tenderness of the sound, the richest polyphonic means, finest variety of timbre make from it an orchestra which is as though looked from the wrong side of binoculars and put it into front row of solo instruments.
The origins of the guitar are Arabic. I have neither time nor place to describe its history. In the 18th century, it was enriched by the literature for lute which is its famous sister. Then it falls into oblivion as a result of the appearance of harpsichord which was getting closer and closer to the piano. Composers stopped writing for the lute. At the end of the 18 c. the interest in the guitar reawakened in society and then Sor and Giuliani appeared. Perhaps thanks to these virtuosi, music for the guitar was reborn. Kreutzer's brother wrote several trios for flute, viola and guitar, Boccherni, several wonderful quartets, Weber, Theme and Variations for Guitar and Piano and several romances with guitar accompaniment, Schubert, Quartet and many songs. Paganini, charmed by the beauty of this admirable instrument, dedicated to the instrument three years after which the professional guitarist Giuliani and Berlioz the composer were astonished by his technique.
I mention here compositions written by composers who were non-guitarists only because with the exception of Sor and Giuliani, and later Tárrega, all writers for the guitar as I said already, were insignificant and banal. At present, thanks to my efforts, the guitar is in favor once again. The most important contemporary musicians dedicate to the guitar a part of their talent. I would like to awake empathy among Russian composers to this beautiful instrument, a wonderful transmitter of expressive folksongs.
I was asked why do I play a six-string and not a seven-string guitar. You can ask would a virtuoso violinist and cellist play on four and not on five strings. All the possibilities of playing on this instrument are included on six stings: an extra string strengthening the bass breaks the balance of the guitar's traditional volume and doesn't add any likeness. Dilettantes were always adding an extra string, being content with finger picking several trivial motives, instead of serious work on the instrument's technique. I would recommend they put one more finger on their hand instead of putting one more string on their guitar.
My article is too long though I didn't say even one hundredth of what I would like. But I cannot say goodbye without saying thank you from the bottom of my heart to the audience for really moving welcome they have given me."

El artículo fue seguido por una revisión de Segovia de un escritor oficial.

The Folk Instrument: E. Gall

In this concert one doesn't know what to be amazed of more, the mastery of Segovia or the guitar itself. And sometimes even more than Segovia it is the guitar itself which astonishes us more. Segovia we didn't know before, but who here hasn't known the guitar? Who is not used to treating this instrument with some scorn, the instrument which for its age, its dissemination and the role which it plays in our everyday life has full right to be called a folk instrument.
And who would think that this somewhat trivialized instrument the 'ugly duckling' could become a snow-white swan and could transform itself into an unrecognizable entity under the touch of a master?!
Segovia in the full meaning of this word recreated the guitar for us: and only Spain the country of the guitar and guitarists from time immemorial could create Segovia. Only on the basis of Spain's centuries-long culture of the instrument, a master of such magnitude, the master who knows the hidden and innermost possibilities of the instrument could be born. Enormous technique and purest intonation, the most refined nuances and taste conquer the listener and provoke admiration for his playing.
The artist had a purely exceptional success with our audience." (trad. del ruso por me, con al ayudo de mi esposa. Ya publicada en la thesis doctoral de Peter Segal, el reciente falecido traductor de las letras de Segovia a Ponce).

Es simplemente inconcebible que cualquier extranjero habría podido publicar a un artículo en una publicación soviética, sin primero ser aprobado por el censor político, y a la persona misma mirada por el policía secreto como amigo del régimen. Todo esto, por supuesto, no nos dice cualquier cosa sobre los sentimientos verdaderos de Segovia en ese entonces.

Angelo Gilardino
11-02-2006, 08:57 PM
3) La supuesta necesidad de justificar ideas sociales o políticas no coincidentes con las del comunismo soviético es, sencillamente, inaceptable fuera de los círculos prosoviéticos que puedan, aún hoy, quedar en nuestro mundo; y, sin embargo, diríase que ha perdurado en en nuestro inconsciente colectivo; ¿llegaremos alguna vez a desembarazarnos de ese tamproso sortilegio?

Bibliografia. Mikhail Bulgakov: "El maestro y Margarita" , "Corazon de perro", "Diario de un muerto".

AG

Matanya Ophee
11-02-2006, 09:02 PM
Bibliografia. Mikhail Bulgakov: "El maestro y Margarita" , "Corazon de perro", "Diario de un muerto".

AG

Estoy leyendo el "Diario de un muerto" en esto momento... en la lengua original por supoesto.

Angelo Gilardino
11-02-2006, 09:23 PM
[QUOTE=Matanya Ophee]No creo que es posible llevar el hecho de cuatro visitas de Segovia la Union Sovietica como indicación de su pensamiento político antes de la guerra civil española. A menos que me confundan, todas las declaraciones de Segovia que tienen cualquier connotación política en todos, fechan a partir después de 1936. Nada Antes. Por lo tanto, es enteramente plausible que como un artista sensible él habría entretenido el izquierdista e incluso ideas revolucionarias, pero después de estar presente en la Union Sovietica en 1936 y del tener testigo el exterminacion total por el régimen Stalinista de muchos artistas talentosos, algo de quién puede haber sido sus amigos, él se desilusionó.



Esta reflexion me parece muy sensata, Matanya, y no me extrano que proceda de tu pluma, porque sé que conoces muy bien la historia de URSS y de sus relaciones con los artistas, tema que yo he investigado sencillamente como lector que disfruta la literatura (he citado a Bulgakov en otro mensaje).

Entonces, estamos completamente de acuerdo sobre un tema que, si no tiene documentacion, seguramente se avalora en el aprecio contextual de los hechos que conocemos. Segovia manifesto opiniones politicas tras de los sucesos de 1936, no antes.
Y - claro esta - su conocimiento directo de la situacion espanola era bastante limitado en 1936, porqué el habia regresado a vivir en su patria solamente desde un año (desde 1924 hasta 1935 el vivio en Génève), y transcurrio aquel año casi completamente afuera de su pais, principalmente en URSS - pero tambien en Italia. El no apercibia claramente lo que le estaba rodeando en Barcelona, y prueba de su relativa ausencia de juicio es el hecho que, cuando su amigo Madariaga le aviso desde Madrid de lo que se preparaba, el fué tan ingenuo de no creerlo, y de quedar tranquilo en su casa, confiando en el hecho que el no haber hecho daño a nadie le podia reparar de los eventos futuros. Precisamente porqué el no era hombre politicamente enterado de su actualidad, y vivia en una dimension culturalmente ajena - muy distante. No fué tras de un proceso de estudio y de conocimiento que el llego a formarse una opinion politica, sino a traves de un trauma tremendo, al verse amenazado en su vida y en sus bienes. Entonces, yo lo comprendo, a pesar de mi no haber sido nunca un hombre de orientacion politica fascista, lo comprendo perfectamente. No me pongo el problema de juzgar, sino el problema de comprender. No es una idea politica que tengo que juzgar, sino el recorrido emocional de un hombre que fue de repente obligado a formarse una opinion en un contesto que no era mas politico, sino belico, y de aquel especial clima belico que es una guerra civil.

Comprendo Segovia a la misma manera que comprendo Lorca y Antonio José, que - menos asistidos por la suerte y por la misteriosa intuicion que guia los hombres en el momento del peligro a tomar la decision justa y a salvarse - fueron tan ingenuos de quedarse en la espera de sus verdugos, y no hago ninguna diferencia en el hecho que los dos ultimos fueron matados por el bando contrario de aquel que habria hecho lo mismo con Segovia, si el hubiera esperado en su casa de Barcelona la llegada de los asesinos.

AG

Angelo Gilardino
11-02-2006, 09:24 PM
Te expreso mi mas cordial envidia (por el hecho que lees Bulgakov y los rusos en ruso).
AG

Julio Gimeno
11-02-2006, 09:30 PM
...la thesis doctoral de Peter Segal, el reciente falecido traductor de las letras de Segovia a Ponce).


Amigo Matanya,

No sabía del fallecimiento de Peter Segal, una triste noticia. Peter Segal era también miembro de nuestro foro: http://guitarra.artepulsado.com/foros/member.php?u=520

Julio Gimeno
11-02-2006, 10:01 PM
De hecho, cuando señalé los datos que encontré sobre Regino Sáinz de la Maza y su relación con publicaciones falangistas, me limité a mostrar mi sorpresa por el descubrimiento y mi curiosidad sobre cuales habrían sido las circunstancias y la postura personal de este gran artista, -al que admiro profundamente-, durante la Guerra Civil [...]

Amigo Iñaki,

Sobre este tema te recomiendo el libro de reciente publicación Joaquín Rodrigo y la música española de los años cuarenta. Me disponía a anunciarlo en la sección de "Novedades" del foro, pero tenemos por aquí una tormenta con rayos y truenos que me dificulta el acceso al lugar donde tengo el escáner.

Por ahora te adelanto, en crónica de urgencia, el título de alguno de los artículos de este libro que, según lo que llevo leído, más pudieran interesarte sobre el tema que comentas.

1) Javier Suárez-Pajares: "Joaquín Rodrigo en la vida musical y la cultura española de los cuarenta. Ficciones, realidades, verdades y mentiras de un tiempo extraño".

2) Gemma Pérez Zalduondo: "Continuidades y rupturas en la música española durante el primer franquismo".

3) Leopoldo Neri de Caso: "Regino Sainz de la Maza: crítico musical en ABC (1939-1952)".

El libro está editado por Javier Suárez-Pajares en la colección "Música y pensamiento" de la Universidad de Valladolid (Valladolid, 2005).

Iñaki Ramos
12-02-2006, 12:52 PM
Amigo Julio,
Como siempre, muchísimas gracias por la información y compraré ese libro que por los títulos creo que me va a aclarar muchas cosas de mi interés. Al fin y al cabo, es lo único que pido. Al contrario de lo que pueda pensar el estimado señor Segovia, no tengo ningún interés ideológico en estas cuestiones, pues no soy yo el que está hablando continuamente de los pro-soviéticos y de los extremistas de izquierdas. Simplemente, como periodista y como persona interesada en la Historia, considero que no hay peor mentira que una verdad a medias, y eso es lo que han hecho algunos historiadores recientes, utilizando los documentos que les interesaban para su interpretación parcial. Por supuesto que durante la Guerra Civil ambos bandos cometieron barbaridades, pero no nos engañemos, si no hubiera habido un levantamiento militar contra un régimen democrático, apoyado por ciertos sectores de la sociedad española, no hubiera habido ninguna Guerra Civil, como no la hubo en 1934, después de la Revolución obrera. Y creo que el tema no es tanto la Guerra civil, donde los sentimientos estaban exaltados, sino el apoyo a una Dictadura tras el conflicto, que no nos olvidemos, continuó asesinando a miles de personas. Pero efectivamente, este es un tema para otro foro.
También he de decir que no estoy de acuerdo con lo que dice el señor Gilardino sobre Antonio José y Lorca. ¿Que fueron ingenuos? Yo creo más bien que tenían la conciencia tranquila y que jamás hubieran imaginado que alguien quisiera matarles. En las últimas intervenciones se habla de que las declaraciones políticas de Segovia se produjeron después de la Guerra y que estas fueron consecuencia de su reacción al salvaje asalto de su casa. Pero entonces, ingenuamente, me pregunto yo: Si Andrés Segovia no se había pronunciado políticamente nunca antes de la Guerra Civil, ¿por qué los milicianos comunistas fueron a por él? Si también me informan de ello, se lo agradeceré, como agradezco las informaciones que han aparecido en este hilo y que pocos conocían. En cualquier caso, espero con interés la anunciada biografía autorizada. Un saludo

Angelo Gilardino
12-02-2006, 04:23 PM
a miles de personas. Pero efectivamente, este es un tema para otro foro.
También he de decir que no estoy de acuerdo con lo que dice el señor Gilardino sobre Antonio José y Lorca. ¿Que fueron ingenuos? Yo creo más bien que tenían la conciencia tranquila y que jamás hubieran imaginado que alguien quisiera matarles.

García Lorca, antes de que el levantamiento comenzara, estaba invadido por la angustia y el terror, y tenía visiones de los campos de España que se abrían, según él decía, llenos de muertos. Fue por haber sido víctima de su miedo invasivo que perdió la lucidez y, frente a la amenaza del golpe, cometió el error trágico que le costó la vida. Un hombre como él, que estaba políticamente pronunciado, que tenía, y lo sabía perfectamente, una cantidad enorme de enemigos, de envidiosos y de desconocidos que le odiaban por sus triunfos, habría tenido que hacer lo que muchos conocidos y amigos suyos hicieron en aquellos días: dejar España lo mas pronto posible. No es verdad que se encontrase tranquilo: todo lo contrario, estaba aterrorizado, y fue por una parálisis de la razón - típico reflejo del terror - que hizo la cosa peor que habría podido hacer: tomó el tren para Andalucia, y fue en aquel tren donde lo reconoció el hombre que sería el iniciador de su detención y de su asesinato en Granada, el señor Ruiz Alonso, diputato de la CEDA. La ingenuidad de Lorca fue enorme, fue él mismo a entregarse en manos de los que más le odiaban, los granadinos conservadores, de quienes él había públicamente declarado que eran la burguesia más ignorante de Europa.

Tampoco Antonio José estaba tranquilo en los días del levantamiento. Tan poca era su tranquilidad, que hizo gestiones para saber si él estaba bajo sospecha, y aun cuando le dijeron que no, no se tranquilizó, y apuró los tiempos para terminar la instrumentacion de "El mozo de Mulas", como si supiera lo poco que faltaba para que el castigo cayera sobre su cabeza. En este caso la historia no ha sido aclarada como sucede con Lorca, pero hay un momento tópico, durante su detención en la cárcel de Burgos, en que él dice a sus amigos que suspendan las gestiones que ellos estaban haciendo para sacarlo de prisión. Así hace un hombre que ha comprendido que su destino es irremediable. Y el porqué, él lo sabia. Yo tambien lo sé, pero no lo puedo decir, porque no tengo los documentos, y mi conciencia de los hechos tiene que quedarse a un nivel personal.

Fueron dos ingenuos, sí, porque perfectamente conocían el peligro en que estaban envueltas sus vidas, y no hicieron nada para salvarse, Lorca paralizado por el pánico, y José por un sentido fatalístico que tenía raíces profundas en otra derrota...

AG

Santiago Porras
12-02-2006, 05:21 PM
Otro dato de interés: acabo de encontrar en mi archivo una imagen de una visita de mi padre a la República Democrática Alemana en los años 60 en la que aparece él frente a un conocido monumento (se trata de una fotografía, digamos, "turística") en cuya parte superior figuran la hoz y el martillo, si bien no logro adjuntarla a este mensaje; si algún moderador tiene a bien informarme de cómo hacerlo, la incluiré en uno próximo. Y algunas precisiones relacionadas con todo lo ya dicho hasta aquí.

Esta es la foto que nos ha enviado Carlos Andrés Segovia para su publicación, a quien reiteramos nuestro agradecimiento por hacernos partícipies de este material inédito.

Saludos.
Santiago

Santiago Porras
12-02-2006, 05:31 PM
Pero entonces, ingenuamente, me pregunto yo: Si Andrés Segovia no se había pronunciado políticamente nunca antes de la Guerra Civil, ¿por qué los milicianos comunistas fueron a por él?

Según Raymond Carr, en Barcelona bastaba llevar sombrero para que fueran por uno.

(Lo siento si hay errores, pero cito de memoria)

saludos,
Santiago

Iñaki Ramos
12-02-2006, 05:32 PM
Fueron dos ingenuos, si, porque perfectamente conocian el peligro en que sus vidas eran envueltas, y no hicieron nada para salvarse, Lorca paralizado por el panico, y Jose por un sentido fatalistico que tenia raizes profundas en otra derrota...
AG

Amigo Angelo, no creo que la situación fuera así de sencilla y tampoco se puede juzgar a nadie por querer permanecer en su país a pesar de la situación.

Gran_adino
12-02-2006, 05:45 PM
He oido citar a personas mayores coetáneos de Lorca y hasta a mi propio padre, que fué su homosexualidad uno de los condicionantes más considerados para acabar con su vida.

Israel Jaime
12-02-2006, 06:10 PM
Existe un libro sobre esta época que puede informar al lector de todos los entresijos y las situaciones que se daban, tanto en un bando como en otro, en los diferentes ciclos y lugares de la España de aquel tiempo.

El libro en concreto es:

- La república española y la guerra civil, por Gabriel Jackson.


Aprovecho para agradecer todas las valiosas intervenciones que se están dando en el hilo.

Un abrazo.

Angelo Gilardino
12-02-2006, 06:39 PM
Amigo Angelo, no creo que la situación fuera así de sencilla y tampoco se puede juzgar a nadie por querer permanecer en su país a pesar de la situación.

Siempre he declarado, desde un comienzo, que la cuestión no es juzgar, sino comprender, y este es mi esfuerzo constante. Reconocer la ingenuidad de un comportamiento no lleva ningun juicio sobre los ingenuos. Lamentando cierta ingenuidad suya, ¿qué es lo que lamento verdaderamente? Que no hayan vivido medio siglo más: como juicio, me parece expresado por el tribunal de la ternura y del cariño...

Es precisamente para no quedar atrapado en los juicios ya pronunciados que siempre he buscado datos, documentos y huellas de verdad y, de esta búsqueda, los resultados son evidentes en el repertorio de "nuestro instrumento", ¿no te parece?

AG

Matanya Ophee
12-02-2006, 06:56 PM
He oido citar a personas mayores coetáneos de Lorca y hasta a mi propio padre, que fué su homosexualidad uno de los condicionantes más considerados para acabar con su vida.

Encuentro difícil de creer que un poema como La Casada Infiel se habría podido escribir por un homosexual. Pienso que la cuestión de la sexualidad de Lorca está demasiado complicada para ser reducida a las abstracciones simples. Y además, es realmente triste que los movimientos políticos, de la izquierda o de la derecha, consideran cualquier sexualidad de la persona como amenaza a ellas, y esté dispuesto a matar alguien para esto o esa orientación sexual. Pero por supuesto, los regímenes totalitarios hacen eso siempre.

Y si tu desea saber sobre mí, he sido una lesbiana devota toda mi vida. Apenas adoro a mujeres...

[8-III-2009. Nota de Julio Gimeno: Queridos amigos, podéis leer más información relacionada con lo que nos cuenta aquí el Sr. Matanya en este otro hilo: pincha aquí (http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?t=8659).
Dado que el tema está cerrado, no se me ha ocurrido otra forma de indicaros la nueva información que editando este mensaje del Sr. Matanya]

Iñaki Ramos
12-02-2006, 07:24 PM
Es precisamente para no quedar atrapado en los juicios ya pronunciados que siempre he buscado datos, documentos y huellas de verdad y, de esta busqueda, los resultados son evidentes en el repertorio de "nuestro instrumento", ¿no te parece?

AG
Sin lugar a dudas, y no puedo estar más agradecido por lo que has trabajado por el repertorio de la guitarra española.
Sobre la muerte de Lorca, el año pasado se publicaron dos libros que yo conozca: "El asesinato de García Lorca", de Ian Gibson y "Verano del 36 en Granada: un testimonio inédito sobre el comienzo de la Guerra Civil y la muerte de García Lorca".
Un saludo

Angelo Gilardino
12-02-2006, 07:45 PM
He oido citar a personas mayores coetáneos de Lorca y hasta a mi propio padre, que fué su homosexualidad uno de los condicionantes más considerados para acabar con su vida.

Tras haberlo fusilado, el bando nacionalista se dio cuenta que había cometido un error en el sentido propagandístico: siendo Lorca un hombre de fama mundial, la culpa de su asesinato podía convertirse en un descrédito muy grave a cargo del movimiento. Entonces, fue puesto en escena el cuento que narraba la muerte del poeta como consecuencia de una venganza entre homosexuales, y hubo toda una representación de esta comedia, en la que muchos todavía creen. A disipar la niebla sobre la muerte de Lorca fue el historiador irlandes Ian Gibson que, establecido en Granada, llevó a cabo una búsqueda muy rigurosa, demostrando finalmente que Lorca había sido la víctima de una guerra interna del bando del levantamiento: llegado a Granada al comienzo del golpe, y habiendo sido amenazado en su casa (le trataron de "maricón" porque no supieron encontrar una injuria peor), él se refugió en casa de su amigo el poeta Luis Rosales, que era un alto exponente de la Falange. Rosales le aseguró su protección, pero el diputado de la CEDA, Alonso, que odiaba a Rosales no menos que a Lorca, consiguió detener a este último en casa de Rosales, mientras que Luis estaba en misión. A su regreso, Rosales intentó liberar a su amigo, pero no solamente no lo consiguió, sino que tuvo que disculparse ante el comandante militar de Granada, un tal Valdes -criminal común que tenía oficio de capitán o coronel-, de la acusación de haber ofrecido refugio a un exponente del marxismo leninista. Quien decretó el fusilamiento de Lorca fue Valdes, tras haber consultado telefónicamente al general Queipo de Llano, que ordenó a Valdes darle al poeta "mucho café". Lorca fue llevado a Viznar y fusilado con dos banderilleros y un maestro de escuela. Su cuerpo nunca fue recuperado. Un tal Juan Trescastro se precipitó en un bar de Granada, y dirigiéndose al pintor Gabriel Morcillo, que estaba allí con un grupo de amigos, le comentó: "Acabamos de matar a vuestro amigo, el poeta, yo le he disparado dos tiros en el...... a aquel maricón".

AG

Angelo Gilardino
12-02-2006, 07:52 PM
Sin lugar a dudas, y no puedo estar más agradecido por lo que has trabajado por el repertorio de la guitarra española.
Sobre la muerte de Lorca, el año pasado se publicaron dos libros que yo conozca: "El asesinato de García Lorca", de Ian Gibson y "Verano del 36 en Granada: un testimonio inédito sobre el comienzo de la Guerra Civil y la muerte de García Lorca".
Un saludo

Inaki, el libro de Ian Gibson con la historia documentada de la muerte de Lorca, titulado "La represión nacionalista de Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca" fue publicado por primera vez en París, por Ruedo Ibérico, en 1971, y su traducción en italiano fue publicada por Feltrinelli, Milán, en 1973. Cuando yo lo leí aún tenía la tinta mojada. Hay que subrayar que, en sus siguientes estudios biográficos sobre el poeta, Ian Gibson no se detuvo tan cuidadosamente sobre los sucesos de 1936, como había hecho en su primer libro, el de 1971, que queda todavía como el estudio más importante sobre el tema.

Angelo Gilardino
12-02-2006, 08:12 PM
Encuentro difícil de creer que un poema como La Casada Infiel se habría podido escribir por un homosexual. Pienso que la cuestión de la sexualidad de Lorca está demasiado complicada para ser reducida a las abstracciones simples. Y además, es realmente triste que los movimientos políticos, de la izquierda o de la derecha, consideran cualquier sexualidad de la persona como amenaza a ellas, y esté dispuesto a matar alguien para esto o esa orientación sexual. Pero por supuesto, los regímenes totalitarios hacen eso siempre.

Y si tu desea saber sobre mí, he sido una lesbiana devota toda mi vida. Apenas adoro a mujeres...

Te sugiero, Matanya, de dar a tus rotundas preferencias sexuales una expresion menos elaborada. Confiada a cierta musicologia contemporanea, tu declaracion te llevaria seguramente al leer - en 2150, desde tu bien merecido sitio en el Paraiso de los Editores -que "la cuestion de la sexualidad de Matanya esta demasiado complicada para ser reducida a abstraciones sencillas".

AG

Gran_adino
13-02-2006, 01:27 AM
Encuentro difícil de creer que un poema como La Casada Infiel se habría podido escribir por un homosexual. Pienso que la cuestión de la sexualidad de Lorca está demasiado complicada para ser reducida a las abstracciones simples. Y además, es realmente triste que los movimientos políticos, de la izquierda o de la derecha, consideran cualquier sexualidad de la persona como amenaza a ellas, y esté dispuesto a matar alguien para esto o esa orientación sexual. Pero por supuesto, los regímenes totalitarios hacen eso siempre.

Yo tampoco en la ingenuidad de mis 14 años entendía bién como alguien que escribió "La casada infiel" podía ser homosexual, incluso, en mi falsa creencia y ánimo de defender que no lo era, porque me costaba admitirlo, ponía como ejemplo ese poema que casi en clandestinidad leiamos.

Pero si me parece hoy día, con todos los datos que tenemos sobre la vida y obra de Lorca una ingenuidad pensar que por haberlo escrito no lo era.

Cierta y lamentablemente la condicion sexual de algunas personas aún está amenazada por algunas ideologías hasta en los régimes demócraticos actuales que se auto-proclaman consolidados, aunque obviamente no es una amenaza de muerte. Si hoy día algunos piensan que ser homosexual es una aberración... ¿que no pensarian antaño, en guerra y con últras por doquier?


Y si tu desea saber sobre mí, he sido una lesbiana devota toda mi vida. Apenas adoro a mujeres...

Esto último no lo entiendo... disculpa.

Saludos

Armando

Angelo Gilardino
13-02-2006, 05:08 AM
Yo tampoco en la ingenuidad de mis 14 años entendía bién como alguien que escribió "La casada infiel" podía ser homosexual, incluso, en mi falsa creencia y ánimo de defender que no lo era, porque me costaba admitirlo, ponía como ejemplo ese poema que casi en clandestinidad leiamos.

Pero si me parece hoy día, con todos los datos que tenemos sobre la vida y obra de Lorca una ingenuidad pensar que por haberlo escrito no lo era.


"La casada infiel" es un magnífico ejemplo de capacidad imitativa o mimética del lenguaje de un macho gitano por parte de un poeta. Lorca se situó en paños que no eran suyos por medio de su habilidad literaria. De hecho, "La casada infiel" muy bien podría colocarse como monólogo en una de las obras teatrales de Lorca, y creo que como tal haya que entenderla.

Ian Gibson, en sus libros sobre Lorca - no solamente las dos biografías, sino, más en detalles específicos, en el libro que dedicó al estudio de la relación entre el poeta y el pintor Salvador Dalí (El amor que no pudo ser), no deja dudas al respecto.


AG

Carlos A. Segovia
13-02-2006, 02:20 PM
Brindo aquí, en relación con todo lo apuntado en los últimos mensajes editados y a título informativo, el vínculo correspondiente a la reseña crítica dedicada al libro de Gibson de 1971 aparecida en el Boletín de orientación bibliográfica, núms. 107-108 (1975), pp. 5-11, de Ruedo Ibérico.

http://www.ruedoiberico.org/libros/textos.php?id=82

Y, a título asimismo informativo, algunos extractos del artículo publicado en enero de 1937 por Niceto Alcalá-Zamora (Presidente de la II República entre abril de 1931 y abril de 1936) en el prestigioso diario suizo Le Journal de Genève:

“A pesar de los refuerzos sindicalistas, el ‘Frente Popular’ obtenía [en las elecciones de febrero de 1936] solamente un poco más […] de 200 actas, en un Parlamento de 473 diputados. Resultó la minoría más importante pero la mayoría absoluta se le escapaba. Sin embargo, logró conquistarla […] violando todos los escrúpulos de legalidad y de conciencia. […] Desde el 17 de febrero, incluso desde la noche del 16, […] sin esperar el fin del recuento del escrutinio y la proclamación de los resultados, lo que debería haber tenido lugar ante las Juntas Provinciales del Censo en el jueves 20, desencadenó en la calle la ofensiva del desorden, reclamó el Poder por medio de la violencia. […] Algunos Gobernadores Civiles dimitieron. A instigación de dirigentes irresponsables, la muchedumbre se apoderó de los documentos electorales: en muchas localidades los resultados pudieron ser falsificados. […] Conquistada la mayoría de este modo, fue fácilmente hacerla aplastante. Reforzada con una extraña alianza con los reaccionarios vascos, el ‘Frente Popular’ eligió la Comisión de validez de las actas parlamentarias, la que procedió de una manera arbitraria. Se anularon todas las actas de ciertas provincias donde la oposición resultó victoriosa; se proclamaron diputados a candidatos amigos vencidos. Se expulsaron de las Cortes a varios diputados de las minorías. No se trataba solamente de una ciega pasión sectaria; hacer en la Cámara una convención, aplastar a la oposición y sujetar el grupo menos exaltado del ‘Frente Popular’. Desde el momento en que la mayoría de izquierdas pudiera prescindir de él, este grupo no era sino el juguete de las peores locuras. Fue así que las Cortes prepararon dos golpes de estado parlamentarios. Con el primero, se declararon a sí mismas indisolubles durante la duración del mandato presidencial. Con el segundo, me revocaron. El último obstáculo estaba descartado en el camino de la anarquía y de todas las violencias de la guerra civil” (Niceto Alcalá-Zamora, “Los extremos del ‘Frente Popular’”, Le Journal de Genève, 17/1/1937).

El propio Largo Caballero había declarado a El Liberal de Bilbao el 20 de enero: “Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”.

Es a todo ello y a los acontecimientos que sucedieron a los anteriormente descritos (la insurrección armada de una parte del ejército y la posterior revolución popular, iniciada ya antes en realidad) a lo que mi padre se refiere cuando escribe (en la carta citada a Ponce):

"Desde entonces Barcelona y Madrid fueron inhabitables para quien no fuera miembro activo de los partidos anarquista, sindicalista, comunista, etc. [...] El gobierno dejó de actuar y se convirtió en servidor sumiso y tembloroso de los comités. Poco a poco los mismos que más o menos desinteresadamente habían propulsado el actual estado de cosas, vieron sus propias vidas amenazadas y se precipitaron a atravesar las fronteras. De ese modo, Fernando de los Ríos ganó el seguro parapeto de la Embajada de España en Washington, Araquistain, la de París, Jiménez de Asua la de Praga, Royo Vilanova, la de Bruselas, Rivas Cherif, cuñado de Azaña, el consulado de Ginebra, etc., etc., etc."

Evidentemente, si una parte del ejército no se hubiera sublevado, no habría habido una guerra civil en España. Y puede decirse, por lo mismo, que dicha sublevación fue la causa más inmediata de la guerra. Pero no la única causa. Si esa parte del ejército no se hubiera sublevado, debio de pensar mi padre, la República habría cedido paso a lo que venían anunciando desde tiempo atrás quienes terminaron por integrar en 1936 el Frente Popular: la dictadura del proletariado y los soviets. Y ello le pareció un peligro aún mayor que cualquier otro. Con esto espero aclarar definitivamente cuál fue su postura al estallar la guerra, en nada semejante a la de quienes, en un bando u otro, se habían comprometido, en mayor o menor grado, con sus respectivas proclamas e ideales.

No me resta sino señalar que, en dicho sentido, mi padre se contó entre quienes no podían, en rigor, identificarse con ninguno de los dos bandos finalmente enfrentados. Pese a que su inicial republicanismo era innegable, terminó por distanciarse de la República a medida en que ésta fue transformándose en otra cosa. Y aunque vio con cierta esperanza, bien que no sin tristeza y dramaticidad, la posibilidad que el ejército tenía, a su juicio, de restablecer el orden y de frenar ese proceso, no regresó a España más que cuando la dictadura franquista comenzaba a dar visos de una relativa apertura.

En fin, ¿se pronunció mi padre con anterioridad a 1936 acerca de la situación española? Cabe suponer que sólo de un modo informal, ya que no hizo declaraciones oficiales. Pero, ciertamente, sus ideas tenían que ser relativamente bien conocidas, y sus más que probables críticas al Frente Popular le pusieron en el ojo de mira de algunos milicianos exaltados que, como ya he indicado, asaltaron y saquearon su hogar. El caso de Lorca, culturalmente comprometido con la izquierda republicana y cuyo talento era objeto de manifiesta envidia y encono por una parte de la burguesía granadina, es en cambio muy distinto. Por desgracia, Lorca no llegó a abandonar Granada, así que lo apresaron y lo mataron; suerte, ésta, que numerosas personas corrieron en uno y otro bando.

Según la conocida frase de Benjamin, la historia la escriben los vencedores. Así ocurrió, por supuesto, en el caso de la Guerra Civil Española, contemplada por el franquismo como una "cruzada". Pero sería deseable que tan grosero "metarrelato" (por decirlo con Lyotard) no se viera remplazado por otro carente asimismo de matices y según el cual el levantamiento militar del 18 de julio del 36 habría puesto fin a una realidad tan estable en términos políticos como democráticamente refrendada, ya que los últimos meses de la II República fueron todo menos estables y democráticos (a menos que entendamos la palabra "democracia" en su curiosa acepción leninista). En suma, sólo una reconstrucción mínimamente objetiva de los hechos podrá permitirnos comprender la actitud que ante ellos adoptaron ciertas personas como, por ejemplo, mi padre; sin menospreciar, claro está, las razones subjetivas repetidamente glosadas en estas páginas.

En cuanto a la idea, apuntada por el Sr. Ophee, de que el trato dispensado por el régimen estalinista a otros músicos pudo ser, entre otros, uno de los motivos por los que mi padre no regresara a la U.R.S.S. con posterioridad a 1936, resulta, en efecto, convincente. Súmense a éste los motivos ya indicados en mi primera intervención (en respuesta a la también primera del Sr. Ophee) y en la segunda. La imagen posteriormente adjuntada de mi padre en la R.D.A. sugiere sin embargo que su actitud general hacia los países socialistas después del 36 no fue, con todo, inflexible; prueba, una vez más, de su liberalismo.

Matanya Ophee
13-02-2006, 07:37 PM
Esto último no lo entiendo... disculpa.

Es una broma... no traducida absolutamente con éxito,

Matanya Ophee
13-02-2006, 07:52 PM
Te sugiero, Matanya, de dar a tus rotundas preferencias sexuales una expresion menos elaborada. Confiada a cierta musicologia contemporanea, tu declaracion te llevaria seguramente al leer - en 2150, desde tu bien merecido sitio en el Paraiso de los Editores -que "la cuestion de la sexualidad de Matanya esta demasiado complicada para ser reducida a abstraciones sencillas".

AG

Dudo mucho que aquí es donde encontraré paz y tranquilidad para la eternidad. Más probablemente, será el Infierno de Editores...

En cualquier caso, como tu observó en la musicologia reciente con respecto a Schubert y Tchaikovsky, el tema de la sexualidad de cualquier persona en lo referente a la música que crearon es demasiado estúpido ser considerado seriamente.

Es similar a un estudio de la música por compositores que son zurdos, son adictos al chocolate, miembros de la orden masonic, cree en el metempsychosis (etc.

Santiago Porras
13-02-2006, 07:59 PM
Es una broma... no traducida absolutamente con éxito,


Armando, creo que donde Matanya dice "apenas adoro a las mujeres" en realidad quiere decir esto otro, "adoro solamente a las mujeres ".

:mrgreen: Es un juego de palabras muy meritorio... :mrgreen:

Un abrazo,
Santiago

Angelo Gilardino
13-02-2006, 08:51 PM
En fin, ¿se pronunció mi padre con anterioridad a 1936 acerca de la situación española? Cabe suponer que sólo de un modo informal, ya que no hizo declaraciones oficiales. Pero, ciertamente, sus ideas tenían que ser relativamente bien conocidas, y sus más que probables críticas al Frente Popular le pusieron en el ojo de mira de algunos milicianos exaltados que, como ya he indicado, asaltaron y saquearon su hogar.


Lo había pensado yo también, Carlos, pero hay que admitir que resulta muy poco probable. Tras haberse mudado desde Suiza a Barcelona, el maestro tuvo poquísimo tiempo para vivir en la capital catalana, y fíjate que al comienzo de mayo de 1936 aún estaba en Italia, regresando de Rusia: tocó un concierto en Florencia, en el Teatro alla Pergola, y se quedó unos días con su esposa Paquita Madriguera, antes de regresar a su casa barcelonesa, que casi desconocía. Y tantas eran las ganas que tenía de descansar un poco en su nuevo hogar, que descuidó el aviso de Madariaga. En un recorrido tan lejos de España, ¿cómo habrían podido llegar sus declaraciones a las personas que, en Barcelona, habrían tomado nota de su crítica al Frente Popular? ¿Por cuál vehículo? ¿La prensa rusa, la prensa italiana? Imposible. Si él se hubiera manifestado en la prensa catalana, seguramente su relato de los eventos a Ponce habría sido distinto...No, no lo creo, y desde hace tiempo en mi pensamiento se esta formando otra hipótesis, que está más atada a la esfera de las relaciones personales. Es una hipótesis que no puedo manifestar ahora, y que sin embargo resulta ser la más fuerte respecto a todo un marco de posibilidades que se perfilan leyendo las cartas del maestro a Ponce. Carlos, estoy seguro que si tu lees aquellas cartas detenidamente y muchas veces, al final te darás cuenta de dónde se originó el intento de destrozar la carrera y la vida de Andrés Segovia. Era una venganza personal, cubierta de motivaciones políticas. Y el nombre de quien quería aquella venganza, yo lo leo clarísimo en aquellas cartas.

AG

Carlos A. Segovia
13-02-2006, 08:58 PM
Sin duda, Angelo. Sólo ciertas personas podían conocer lo que mi padre pensaba (al mencionar que no hubo nunca declaraciones oficiales suyas me refería justamente a ello). ¿Quién sin embargo dio, si podemos decirlo así, la voz de alarma? ¿Alguno de quienes no le ayudaron pudiendo haberlo hecho? Es para mí una incógnita, en todo caso, no despejada. Pero, siguiendo tu consejo, volveré a leer cuidadosamente la correspondencia con Ponce... Un abrazo.

Matanya Ophee
13-02-2006, 09:09 PM
Armando, creo que donde Matanya dice "apenas adoro a las mujeres" en realidad quiere decir esto otro, "adoro solamente a las mujeres ".

:mrgreen: Es un juego de palabras muy meritorio... :mrgreen:


Claramente, esto era una traducción muy mala. Deseé decir que como lesbianas, también adore a mujeres. Y por supuesto, hay bastantes hombres que adoro también. Por ejemplo, mi suegro que celebró el suyo cumpleaños de 101 ayer...

Carlos A. Segovia
13-02-2006, 09:23 PM
Sobre este juego que os traéis acerca de la sexualidad, un bellísimo poema de Eluard marcado en alguna ocasión por mi padre...


CORPS IDÉAL

Sous le ciel grand ouvert la mer ferme ses ailes
Aux flancs de ton sourire un chemin part de moi

Rêveuse toute en chair lumière toute en feu
Aggrave mon plaisir annule l'étendue

Hâte-toi de dissoudre et mon rêve et ma vue

Julio Gimeno
13-02-2006, 11:37 PM
En fin, ¿se pronunció mi padre con anterioridad a 1936 acerca de la situación española? Cabe suponer que sólo de un modo informal, ya que no hizo declaraciones oficiales. Pero, ciertamente, sus ideas tenían que ser relativamente bien conocidas, y sus más que probables críticas al Frente Popular le pusieron en el ojo de mira de algunos milicianos exaltados que, como ya he indicado, asaltaron y saquearon su hogar.



Lo había pensado yo también, Carlos, pero hay que admitir que resulta muy poco probable. Tras haberse mudado desde Suiza a Barcelona, el maestro tuvo poquísimo tiempo para vivir en la capital catalana, y fíjate que al comienzo de mayo de 1936 aún estaba en Italia, regresando de Rusia: tocó un concierto en Florencia, en el Teatro alla Pergola, y se quedó unos días con su esposa Paquita Madriguera, antes de regresar a su casa barcelonesa, que casi desconocía.

Amigo Angelo,

Sí, pero, si no interpreto mal la carta de Segovia a Ponce, el saqueo de la casa de Segovia tuvo lugar cuando éste ya había abandonado España, desertando del ejército. Esa deserción, o la huida, pudo ser la causa (o la excusa) del saqueo ¿no? Además, Segovia dice que previamente habían amenazado de muerte a su mujer, así que el saqueo pudo haber ido en contra de Paquita Madriguera.

Otra posibilidad que se me ocurre, es que el saqueo no hubiese ido en contra de ninguno de los dos y que fuese un simple acto de pillaje, en una casa abandonada por sus moradores, llena de enseres valiosos, en unos tiempos tan revueltos y confusos.

Julio Gimeno
14-02-2006, 12:20 AM
Sí, pero, si no interpreto mal la carta de Segovia a Ponce, [...]

Queridos amigos,

Copio aquí el fragmento de la carta mencionada:

Inútil es decirte que hemos sido víctimas de esa gentuza. Paquita fue amenazada de muerte, yo mismo, destinado, por sarcasmo, a entrar en las milicias combativas, fusil al hombro. Tuvimos que escapar en un barco italiano que nos condujo a Génova.

No sé si fue en Génova (Segovia dice que vivió allí dos meses), o en otro sitio, donde el guitarrista se entera, por un pariente de su mujer, que su casa ha sido saqueda:

Mi casa de Barcelona, con mi biblioteca, música, tapices, grabados, cuadros, plata abundante de Paquita y mía, recuerdos de extremo Oriente, joyas de ambos, etc., etc., ha sido, según la expresión de un pariente de Paquita que nos comunicó veladamente la noticia, LIMPIADA.

En la carta no dice, a mi entender, que los que "limpiaron" la casa fuesen milicianos. No sé si ese dato se da en algún otro documento o es una simple hipótesis.

Matanya Ophee
14-02-2006, 01:47 AM
En cuanto a la idea, apuntada por el Sr. Ophee, de que el trato dispensado por el régimen estalinista a otros músicos pudo ser, entre otros, uno de los motivos por los que mi padre no regresara a la U.R.S.S. con posterioridad a 1936, resulta, en efecto, convincente.

Ahora daré otra hipótesis. En 1934, el propagandista principal de Segovia en la URSS, un tal Piotr Agafoshin, publicó en Moscú el primer método Soviético para la guitarra española (tengo un ejemplar de este libro). En él, Agafoshin incluyó casi en su totalidad el repertorio de Segovia que estaba disponible en aquel entonces. Como era costumbre en la URSS, y aún se acostumbra en la Rusia de hoy, él publicó todo este material sin permiso y sin pagar derechos a ninguna persona. No hay duda de que dos años más tarde, en 1936, él presentó una copia de este libro a Segovia. Puedo imaginarme que un acto tan abierto de piratería, habría enfurecido a Segovia hasta el punto de evitar todo contacto con los guitarristas rusos para siempre.

Muchos años más tarde, en el festival 1987 de Esztergom, otro guitarrista ruso, Valerii Agababov, me pidió que le presentase a Jack Duarte, con el propósito de darle una copia de la English Suite de Duarte qué Agababov publicó en Rusia en una edición pirateada y para ser el intérprete entre ellos. Agababov se sorprendió mucho cuando rechacé hacer tal cosa.

Matanya Ophee
14-02-2006, 01:56 AM
En la carta no dice, a mi entender, que los que "limpiaron" la casa fuesen milicianos. No sé si ese dato se da en algún otro documento o es una simple hipótesis.

Como podemos ver en Iraq hoy, hay poca diferencia entre los milicianos y los criminales comunes.

Angelo Gilardino
14-02-2006, 02:41 AM
Queridos amigos,

Copio aquí el fragmento de la carta mencionada:

Inútil es decirte que hemos sido víctimas de esa gentuza. Paquita fue amenazada de muerte, yo mismo, destinado, por sarcasmo, a entrar en las milicias combativas, fusil al hombro. Tuvimos que escapar en un barco italiano que nos condujo a Génova.

No sé si fue en Génova (Segovia dice que vivió allí dos meses), o en otro sitio, donde el guitarrista se entera, por un pariente de su mujer, que su casa ha sido saqueda:

Mi casa de Barcelona, con mi biblioteca, música, tapices, grabados, cuadros, plata abundante de Paquita y mía, recuerdos de extremo Oriente, joyas de ambos, etc., etc., ha sido, según la expresión de un pariente de Paquita que nos comunicó veladamente la noticia, LIMPIADA.

En la carta no dice, a mi entender, que los que "limpiaron" la casa fuesen milicianos. No sé si ese dato se da en algún otro documento o es una simple hipótesis.

Muy bien, Julio. Si lo que escribes es todo lo que has comprendido, te estas acercando a la verdad. Si has escrito solamente parte de lo que has comprendido, pués no me encuentro mas solo...Claramente, fué una venganza personal disfrazada de politica. Y que dicha venganza fuera dirijida y al mismo tiempo a Paquita Madriguera, nos deja entender su raiz. Otros indicios, leidos por Nero Wolfe, hacen el conjunto claro como para entender lo que paso...En cierto sentido, hay que decir que mismo Segovia, a pesar de ser un genio, era algo ingenuo.

AG

Carlos A. Segovia
14-02-2006, 09:59 AM
Mi padre siempre sostuvo que habían sido milicianos quienes habían asaltado su casa de Barcelona. El resto de la carta, por otra parte, así lo da a entender, aunque, en efecto, no llega a afirmarlo explícitamente. Es obvio, no obstante, que la actuación de los asaltantes, salvo que la consideremos fortuita (lo que, por diversas razones, no parece plausible) sólo pudo ser alentada por quienes quisieron, de ese modo, arruinar la carrera artística de mi padre y, quizá también... la de su esposa. La lectura de la correspondencia con Ponce permite entender, a su vez, que hubo desde un principio, en Barcelona, no sólo críticos musicales, sino también músicos que no desaprovecharon ninguna oportunidad para mostrar su animadversión hacia mi padre. Desconozco, sin embargo, cuál era su actitud hacia la propia Paquita Madriguera como pianista antes de que ella y mi padre se casaran. Y esa boda hubo, lógicamente, de suscitar también la hostilidad esta vez puramente personal de otras varias gentes, deseosas quizá, aunque por otros motivos, de que mi padre no continuara cosechando éxitos en su carrera. Pero no hay prueba alguna de que desde uno u otro frentes (el profesional y el personal, por denominarlos así), mi padre fuera denunciado a las milicias, cuya autoridad en las calles barcelonesas tras las elecciones del 36 era incontestada, lo cual no puede tampoco olvidarse. De ahí que la forma en que se produjeron los acontecimientos permanezca un enigma; tanto como la identidad de la persona o las personas directa o indiectamente relacionadas de ellos. Y mucho me temo que, sobre este punto sí, únicamente cabría arriesgar, a lo más, hipótesis. ¿Fue ingenuo mi padre al no advertir que las causas de lo que su esposa y él padecieron no eran políticas? Muy probablemente. Tanto como hubo de quererse sin embargo política, y únicamente política, la acción de los asaltantes; no así, en cambio, los motivos desencadenantes de dicha acción.

Respecto del libro de Agafoshin de 1934, Matanya, puede ser, desde luego, otro de los factores susceptibles de explicar las reservas de mi padre para actuar en la U.R.S.S. después del 36.

Julio Gimeno
14-02-2006, 10:59 AM
Queridos amigos,

Queiro agradecerle al Sr. Carlos A. Segovia sus interesantes intervenciones en este tema. Para nosotros se trata de un asunto apasionante de la historia reciente de la guitarra, pero está claro que para él también tiene un componente doloroso, al tratarse de hechos que afectaron directamente a su familia.

Un dato que podría aportar otra pieza en este rompecabezas, sería saber si pudo recuperarse algo de la casa tras el saqueo. Vemos como Segovia le dice a Ponce que había en la casa joyas y parece que incluso dinero (Segovia habla de "los cofre-forts del Banco, abiertos y despojados)", lo que indicaría que la huida en el barco que le llevó a Génova, fue precipitada. También le dice a Ponce:

Entre las cosas que me duelen más haber dejado en España y que hayan destruido, están tus manuscritos.

A mí, este es el párrafo de la carta que me sugiere más un acto de violencia gratuita que un robo. Bien, si la huida fue precipitada, dejando joyas y dinero (aunque imagino que llevándose en el barco la guitarra de Ramírez), si Segovia dejó los manuscritos de Ponce, incluso los que estaba trabajando en ese momento (como "el homenage [sic] a Bach, cuya fuga estaba yo transportando últimamente para tocarla") ¿cómo es que se conservaron los manuscritos que ha publicado Angelo Gilardino en Bèrben?

[8-III-2009. Nota de Julio Gimeno: Queridos amigos, al estar el hilo cerrado tuve que incluir más información al respecto en un hilo nuevo: aquí (http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?t=4692). También os recomiendo la lectura de este otro hilo: pincha aquí (http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?t=9823)]

Iñaki Ramos
14-02-2006, 11:27 AM
Como siempre, Julio Gimeno introduce un poco de cordura en este debate, y sobre todo, datos esclarecedores y objetivos, pero entiendo los condicionantes personales y emocionales. Pero me hace gracia que ahora resulta que el argumento del asalto comunista, que ha justificado toda el extenso ensayo filosófico sobre la posición política de Andrés Segovia, de un día para otro es sólo una especulación, y ahora resulta que hubo una "conspiración" contra el artista y que no se sabe quién asaltó realmente el piso ni por qué razones.

Respecto al tema de la guerra civil, vuelvo a decir que no hay peor mentira que una verdad a medias, y que utilizar los documentos que nos interesan para defender una tesis nunca puede ser un análisis histórico objetivo. Pero bueno, a lo mejor al final me convences, Carlos, y nos tenemos que unir al general Mena para salvar a España del "desmembramiento". Un saludo cariñoso

Carlos A. Segovia
14-02-2006, 12:22 PM
Estimado Julio, soy al contrario yo quien agradece a guitarra.artelinkado.com el interés mostrado hacia la figura de mi padre; y a los participantes en el foro, sus intervenciones.

Cuando mi padre dejó Barcelona, logró llevar consigo varias cosas, mientras que otras quedaron atrás en su casa. Entre lo que puso a salvo se contaron por fortuna la Ramírez, ciertas partituras, libros y enseres; de lo que no podemos hacernos idea, en cambio, es de lo que no pudo transportar consigo. De ahí, por tanto, que su afirmación tocante a que lo perdió en el 36 deba matizarse: perdió únicamente, si bien fue ello, desde otro punto de vista, mucho (¿tal vez la mayor parte?), lo que él y su esposa no tuvieron la precaución de poner a salvo. De lo contrario, efectivamente, muchas partitiras no habrían podido nunca editarse, ni yo podría haber realizado ningún estudio sobre el contenido de su biblioteca de Ginebra, trasladada luego a Barcelona. Razón de más para pensar, sí, en una huida precipitada.

En cuanto a lo que señalas en tu último mensaje, Iñaki, permíteme indicarte que, en mi opinión, no has comprendido nada, a lo que parece, ni de mi artículo (donde la mención al saqueo de la casa de mi padre es incidental), ni, tampoco, de las intervenciones posteriormente habidas en el foro (tendentes a precisar cuáles pudieron ser los motivos ocultos por detrás de una acción bien precisa y las precauciones que indispensable es observar, con todo, a la hora de describir y comprender la forma en que dicha acción tuvo lugar). Son más bien, me da la impresión, tus propias obsesiones las que se ven ora complacidas, ora defraudadas por los argumentos expuestos. Por lo que hace a tu última frase, obviaré todo comentario por parecerme enteramente fuera de lugar.

Rodolfo José Rodríguez
14-02-2006, 03:43 PM
Como siempre, Julio Gimeno introduce un poco de cordura en este debate, y sobre todo, datos esclarecedores y objetivos, pero entiendo los condicionantes personales y emocionales. Pero me hace gracia que ahora resulta que el argumento del asalto comunista, que ha justificado toda el extenso ensayo filosófico sobre la posición política de Andrés Segovia, de un día para otro es sólo una especulación, y ahora resulta que hubo una "conspiración" contra el artista y que no se sabe quién asaltó realmente el piso ni por qué razones.

Respecto al tema de la guerra civil, vuelvo a decir que no hay peor mentira que una verdad a medias, y que utilizar los documentos que nos interesan para defender una tesis nunca puede ser un análisis histórico objetivo. Pero bueno, a lo mejor al final me convences, Carlos, y nos tenemos que unir al general Mena para salvar a España del "desmembramiento". Un saludo cariñoso.

Hola a todos.

Yo no sacaría las cosas de quicio, Iñaki. Muy posiblemente, si Segovia no hubiese huído de España, lo hubiera pasado bastante peor. En cuanto a las teorías conspiratorias personales acerca del saqueo, las veo perfectamente creíbles. Hay que tener en cuanta que estas razzias se llevaron a cabo por parte de ambos bandos, y que Segovia tenía dos razones por las cual ser atacado; ser un hombre con un patrimonio personal más o menos creciente -el suyo y el de su mujer-, y ser un intelectual. No olvidemos que los intelectuales estuvieron en el punto de mira tanto de un bando como del otro, las milicias republicanas los persiguieron igual que el bando Nacional. Sencillamente, creo muy probable que una de las cosas que viera el Maestro fuera que no corrían unos tiempos nada propicios para el arte en España, de hecho, prácticamente, él no residía aquí.
Sr. Segovia: No albergo dudas acerca de que su padre no estuvo relacionado en ningún momento con teorías filofascistas ni antisemitas, y que su inclinación hacia la victoria de Franco no fué más que una cuestión circunstancial que él acogió con satisfacción porque vió un alivio a las convulsiones que padecía una España gobernada por una república en cierto modo fracasada y agonizante en sus últimos años. Soy además de la opinión de que el hecho de que el Maestro no fijara su residencia en España durante casi todo el franquismo, no se debió a una cuestión de utilidad fáctica, sino a la falta de ganas de vivir en una dictadura, pero yo siento una curiosidad y si usted me lo permite, voy a hacerle una pregunta;
¿cuál pudo ser la instrumentalización de la persona de Andrés Segovia por parte del régimen de Franco?
Si observamos el ejemplo de Falla, un músico que murió en la Argentina, sin querer saber absolutamente nada de la España franquista y cuya efigie fué incorporada incluso a los billetes de 100 pesetas de la época, nos podemos dar cuenta del alcance de estas maniobras de instrumentalización de la imagen de artistas españoles universales. En la televisión de os 70, Segovia era aludido ocasionalmente como español ilustre y ejemplo de los valores patrios. No obstante -yo sólo lo recuerdo de una manera muy vaga-, tengo la sensación de que "no acabó de dejarse querer" definitivamente por el régimen, y es muy probable que tampoco mantuviera una relación con el nacionalcatolicismo a entera satisfacción de este último -Segovia podía ser muchas cosas, pero seguramente un santurrón y un prosélito religioso no era-. También hay que tener en cuenta que sus matrimonios anteriores en un país donde no había divorcio, sus viajes por el mundo para una sociedad a la que se pretendía encerrar en sí misma y en suma, su fama de hombre liberal, no debían gustar a los sectores más radicales por un lado y pacatos por otro. Asimismo, y en contra a lo anteriormente expuesto, un artista consagrado en la medida en que lo estaba el Segovia de los 70, era una persona "intocable" para un régimen por muy totalitario que este fuera, hubiera dado en el exterior una imagen más penosa aún de lo que estaba resultando ya la imagen de la dictadura. Y a mi corto entender, este respeto que el sistema tuvo por Segovia, es lo que en casos contados, pueda llamar al equívoco a la hora de establecer una relación entre el artista y el régimen que hubo en España anterior a la Democracia.
No obstante, señor Segovia, ¿podría o querría usted aportar algún dato concreto al respecto de este tema?. Mi escrito se basa en deducciones, pero carezco de datos concretos al respecto.

Un saludo a todos.

Carlos A. Segovia
14-02-2006, 05:12 PM
No hubo en efecto, Sr. Rodríguez, ningún intento de instrumentalización por parte del régimen franquista de la figura de mi padre tras su regreso a España en 1952. A lo más, le fueron concedidas ciertas distinciones de indudable importancia como, por ejemplo, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (en 1953), la Gran Cruz de Isabel la Católica (en 1958 ), la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (en 1967) y la Medalla de Oro de Bellas Artes (en 1971). A lo cual se suman varios otros nombramientos: como académico de las Academias de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y de Santa Isabel de Hungría de Sevilla (en 1953 y 1958, respectivamente), como doctor honoris causa de la Universidades de Santiago de Compostela (en 1963) y Autónoma de Madrid (en 1974) y como hijo ilustre, adoptivo o predilecto, según los casos, de ciudades tales como Jaén (en 1952), Granada (en 1958 ) o Linares (en 1959). (La lista no pretende ser exhaustiva.) Otros nombramientos resultan ya algo más curiosos: Hermano Mayor Honorario de la Archicofradía del Glorioso Apóstol Santiago, Patrón de España de Santiago de Compostela (1960), Padre de Cabeza de Familia Ilustre de la Asociación de Cabezas de Familia de Linares (1971), etc. Por supuesto, todos esos galardones le fueron conferidos por las autoridades correspondientes tras de que éstas pronunciaran discursos más o menos abigarrados de cuyo contenido puede hacerse usted una somera idea. Pero no hubo nunca nada más: ni le fue exigida una adhesión ideológica al régimen, ni mi padre fue importunado jamás con pretensiones parecidas. Con anterioridad a 1952 y, en concreto, a comienzos de los años 40, hubo quizá cierto interés por parte de las autoridades culturales franquistas en aunar los nombres de Rodrigo y de mi padre en un mismo acontecimiento, pero la cosa no terminó de cuajar y mi padre, finalmente, no estrenó el Concierto de Aranjuez, si bien sus reservas fueron, ante todo, musicales (mi padre consideró la tesitura excesivamente alta). Sin embargo, y entenderá usted que la prudencia me lleve a no dar nombres en este caso, algunas personas que en su día ocuparon determinados cargos políticos, y que desde ellos trabaron posteriormente amistad con mi padre, han tendido, en ocasiones, a subrayar indebidamente lo que designa muy justamente usted como un hecho puramente circunstancial tratando de hacerlo pasar, antes bien, por un compromiso ideológico, lo cual es profundamente inexacto. De ahí, entre otras razones, mi voluntad de disipar a este respecto todo posible malentendido.

Angelo Gilardino
14-02-2006, 07:46 PM
Con anterioridad a 1952 y, en concreto, a comienzos de los años 40, hubo quizá cierto interés por parte de las autoridades culturales franquistas en aunar los nombres de Rodrigo y de mi padre en un mismo acontecimiento, pero la cosa no terminó de cuajar y mi padre, finalmente, no estrenó el Concierto de Aranjuez, si bien sus reservas fueron, ante todo, musicales (mi padre consideró la tesitura excesivamente alta).

Este es un tema en el cual siempre he tenido - a pesar de haber leído todo lo que ha sido publicado al respeto - la sensación de algo que faltaba para llenar el pequeñoo vacío que quedaba entre el bastidor y el marco. Cuando (noviembre de 1940) Regino estrenó en Barcelona el Concierto de Aranjuez, que Rodrigo habia compuesto para él con la asistencia -creo que económica - del marqués de Bolarque, Segovia se encontraba en Uruguay, estaba ocupado en estrenar con la orquesta del SODRE "sus" conciertos (Castelnuovo-Tedesco y Ponce), y ni siquiera conocía la existencia del Concierto de Aranjuez, que escuchó años después en Nueva York, siempre tocado por Regino (que - comenta el maestro Segovia - "lo chirría de una manera lamentable"). Entonces, una perspectiva Aranjuez-Segovia nunca se manifestó en un perfil de realidad, y el "creador" de Aranjuez fue el gran Ataulfo Argenta que, cuando fue el momento de hacer la grabación que habría tenido transcendencia mundial (Telefunken), no se recató en llamar a sus ordenes al entonces jovencito Narciso Yepes - y esto nos dice todo sobre lo que opinaba el gran director en tema de guitarristas: Segovia estaba lejos de todo este asunto, vivía en otro mundo y ni siquiera tenía la partitura del Aranjuez.

Pero - y aquí llego al tema despertado por Carlos Andrés - si era demasiado tarde para crear la liaison Segovia-Aranjuez, era preciso, en el clima cultural de la España del comienzo de los años cinquenta, crear la liaison Segovia-Rodrigo. No podía ser que los dos músicos-cumbres de España, ambos relacionados - aunque de una manera distinta y en medidas muy diferentes - a la guitarra, no tuvieran un contacto. Segovia regresó a España en 1952 y en 1954 Rodrigo tuvo su año-Segovia, componiendo para el maestro no menos que la "Fantasia para un gentilhombre" y "Tres Piezas Espanolas": un esfuerzo notable, que manifiesta un propósito fuerte, de parte del compositor, de honrar al gran guitarrista afuera del asunto Aranjuez - que ya habia tenido su grandísimo intérprete, aunque este hubiera trabajado en pie y no sentado.

Siempre me he preguntado: ¿quién fue el diplomático español que actuó de intermediario? Todavía no lo sé. Espero la llegada del nuevo libro coordinado por Javier Suárez-Pajares, quizas haya en ello la respuesta. No fue Ataulfo, esto es cierto, ¿entonces, quién?

AG

Iñaki Ramos
14-02-2006, 08:01 PM
Amigo Rodolfo,

Siento no haber sabido expresar mis inquietudes con corrección, pero intentaré explicarme lo mejor posible en esta ocasión. De las alusiones a mis mensajes parece deducirse que yo he manifestado en alguna ocasión un interés especial por colgar el "sanbenito" de franquista o fascista a Andrés Segovia. Me gustaría saber qué interés puedo tener yo en ello, cuando desde mi modesta posición de simple aficionado a la música he escrito un libro a mayor gloria de la guitarra y de los guitarristas españoles, con un capítulo bastante extenso dedicado precisamente a la inmensa y elogiable labor de Segovia, a todos los compositores que escribieron para él y a los innumerables alumnos que formó. Es cierto que en libro hago un comentario a pie de página sobre su ideología, que realicé sin ningún tipo de prejuicio y que ya me he comprometido a retirar, por ser una valoración basada en algunas de sus declaraciones, como estoy dispuesto a corregir todos los errores que en tal publicación pueda haber cometido. Faltaría más. Afortunadamente, mi ego personal es bastante reducido. Tampoco he sabido encontrar (y mira que las he releído) en cuál de mis intervenciones he manifestado yo que en la Guerra Civil las milicias comunistas y anarquistas no hubieran cometido asesinatos, asaltos y ejecuciones. En una guerra todo el mundo comete barbaridades, y yo lo único que he cuestionado han sido ciertas interpretaciones y juicios de valor sobre las causas de la Guerra Civil que creo que no habría que confundir con las circunstancias personales que sufrió Segovia. Creo que los miles de exiliados que no tuvieron tanta suerte como él y que jamás pudieron volver a su país o murieron en campos de concentración se merecen al menos una explicación más objetiva. Por supuesto que Segovia podía haber corrido una suerte peor si se hubiera quedado en España, lo cual afortunadamente para la música no ocurrió, y Dios me libre de negar que su casa fuera asaltada o lo que es peor, de sugerir que "se lo tenía merecido". Madre de Dios, sí que me explico mal. Desde un primer momento, y puedes leer mi primer mensaje, manifesté mi única intención de conocer las vivencias y sentimientos de los grandes guitarristas españoles durante esa época turbulenta y la actitud que tomaron frente al conflicto. Sí que es verdad que me interesa conocer la postura política que adoptaron en esos años. ¿Por qué no? ¿Es malo que se hable de la homosexualidad de Lorca o de la vida personal de Picasso? En absoluto. Una biografía debe reflejar todos los aspectos personales del biografiado, pues son inseparables de su trayectoria vital. Aunque me ha costado una catarata de reprobaciones, seguramente por manifestarme demasiado espontáneamente (lo siento, pero no poseo esa serenidad reflexiva de la que hacéis gala), al menos he podido conseguir que se aportaran datos objetivos, que es lo único, repito, que yo quería, y tan sólo he señalado en mi último mensaje (con cierta sorna, vale, lo reconozco) alguna contradicción en las teorías sobre los hechos.

Pero en fin, como es culpa mía el meterme en jardines que no me corresponden, regreso a mis labores domésticas, no sin antes pedir de nuevo disculpas por mis comentarios, especialmente a Carlos A.Segovia, cuyas explicaciones doy definitivamente por buenas y al que emplazo a que me informe de donde puedo comprar sus libros, pues me interesa bastante el tema de los filósofos de Al-Andalus.

Sólo quería decir por último, (y quiero que se entienda por favor que lo digo de manera totalmente constructiva) que me gustaría que el mundo de la guitarra clásica se tomara las cosas de una manera menos intrascendente y envarada, pues a veces parece una Iglesia y creo que es una de las razones por las cuales sigue tan lejana al público general. De corazón lo digo, pues creo que en ese aspecto la guitarra flamenca nos lleva una ventaja considerable.

Un saludo y encantado de seguir charlando (sin acritú, como diría el otro)

Carlos A. Segovia
14-02-2006, 09:07 PM
Querido Angelo:
Mi madre me comentó en su momento lo que he expuesto acerca de la relación entre mi padre y el Concierto de Rodrigo. Pero seguramente tienes razón, y su conocimiento de dicho concierto fue, por los motivos que indicas, muy posterior a la fecha de su composición. Tomo buena nota de ello. Si la investigación de Suárez Pajares logra arrojar luz, como muy probablemente hará, sobre la relación Segovia-Rodrigo, estaremos todos, por otra parte, de enhorabuena.

***********
En fin, no creo que sea este lugar en que hacer publicidad de mis libros, que nada han de ver con las cuestiones musicales aquí tratadas, de modo que, agradeciéndote muy sinceramente tu interés, paso a responderte si te parece, Iñaki, por medio de un mensaje privado.

Rodolfo José Rodríguez
15-02-2006, 09:41 AM
No hubo en efecto, Sr. Rodríguez, ningún intento de instrumentalización por parte del régimen franquista de la figura de mi padre tras su regreso a España en 1952. A lo más, le fueron concedidas ciertas distinciones de indudable importancia como, por ejemplo, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (en 1953), la Gran Cruz de Isabel la Católica (en 1958 ), la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (en 1967) y la Medalla de Oro de Bellas Artes (en 1971). A lo cual se suman varios otros nombramientos: como académico de las Academias de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y de Santa Isabel de Hungría de Sevilla (en 1953 y 1958, respectivamente), como doctor honoris causa de la Universidades de Santiago de Compostela (en 1963) y Autónoma de Madrid (en 1974) y como hijo ilustre, adoptivo o predilecto, según los casos, de ciudades tales como Jaén (en 1952), Granada (en 1958 ) o Linares (en 1959). (La lista no pretende ser exhaustiva.) Otros nombramientos resultan ya algo más curiosos: Hermano Mayor Honorario de la Archicofradía del Glorioso Apóstol Santiago, Patrón de España de Santiago de Compostela (1960), Padre de Cabeza de Familia Ilustre de la Asociación de Cabezas de Familia de Linares (1971), etc. Por supuesto, todos esos galardones le fueron conferidos por las autoridades correspondientes tras de que éstas pronunciaran discursos más o menos abigarrados de cuyo contenido puede hacerse usted una somera idea. Pero no hubo nunca nada más: ni le fue exigida una adhesión ideológica al régimen, ni mi padre fue importunado jamás con pretensiones parecidas. Con anterioridad a 1952 y, en concreto, a comienzos de los años 40, hubo quizá cierto interés por parte de las autoridades culturales franquistas en aunar los nombres de Rodrigo y de mi padre en un mismo acontecimiento, pero la cosa no terminó de cuajar y mi padre, finalmente, no estrenó el Concierto de Aranjuez, si bien sus reservas fueron, ante todo, musicales (mi padre consideró la tesitura excesivamente alta). Sin embargo, y entenderá usted que la prudencia me lleve a no dar nombres en este caso, algunas personas que en su día ocuparon determinados cargos políticos, y que desde ellos trabaron posteriormente amistad con mi padre, han tendido, en ocasiones, a subrayar indebidamente lo que designa muy justamente usted como un hecho puramente circunstancial tratando de hacerlo pasar, antes bien, por un compromiso ideológico, lo cual es profundamente inexacto. De ahí, entre otras razones, mi voluntad de disipar a este respecto todo posible malentendido.


Sr. Segovia:

Las herramientas de la instrumentalización pueden llegar a ser muy sutiles, aunque en este caso, me atrevería a decir que no lo son o no lo fueron tanto. Esa impresionante lista de condecoraciones -probablemente ni la cuarta parte de las que el Maestro recibió-, me parecen un intento de apropiarse la imagen de un gran artista y un gran hombre por parte del régimen anterior. ¿lo consiguieron?. En mi humilde opinión, desde el momento en que él pudo aceptar estas condecoraciones, creo que en parte sí llegó a ser instrumentalizado, y de ahí pueden venir los equívocos acerca del perfil ideológico de Segovia, discúlpeme que en este caso disienta con usted. Otra cosa y esto sí que me parece perfectamente lógico e inteligible, es que su padre declinara cualquier tipo de implicación ideológica, filiación o adhesión pública al régimen. Creo que públicamente -y valga la redundancia-, en esto, el Maestro fué impecable, como en otras muchas cosas. Una muestra más a favor de esta teoría es el intento de asociarle con Rodrigo desde las jerarquías culturales de la época.
Sí que me reitero, y en esto vuelvo a estar de acuerdo con usted, en que todo fué o debió ser una mera cuestión de circunstancias, que en aquellos años, afectaron a muchos españoles de forma distinta. Hubo españoles que no aceptaron ninguna presea del régimen, y pagaron el precio del ostracismo, el silencio, y a veces el exilio por ello, y también fueron hombres de su tiempo, con posturas poco prácticas y liberales, eso sí, ya que no pudieron quedarse en España, pero así fué...

Creo que quedan más o menos aclaradas mis dudas.

Un saludo.

Silvestre Peña Ortega
15-02-2006, 11:11 AM
Me gustaría que cada cual considerase algo... porque quizá pasemos por encima de aspectos muy básicos:

a lo largo del hilo se leen cosas... evitemos llamar “castigo” al asesinato de represaliados, que no eran combatientes, como Antonio José... es un uso del lenguaje un poco despreocupado... en un tema candente...

El compromiso y la ingenuidad pueden ir juntos o no. La primera de las cualidades es como mínimo encomiable... así que si no juzgamos que unos adopten soluciones de supervivencia, valoremos de igual manera estas otras opciones...

Sobre el peligro de que se instaurase una dictadura supuestamente de izquierdas (no creo que ser partidario de la dictadura haga a nadie de izquierdas), comunista, soviético o lo que fuera... sacamos las cosas de contexto... decir lo que habría pasado en 1940 en caso de que no se hubiese aniquilado a los malvados cornudos que abrazaban a Satán con su libertinaje y sus actos contranatura, je, je, je...

Suena a Philip K. Dick...

El armamento proporcionado por los regímenes italiano y alemán fue testado en territorio español contra el ejército que se defendía de una rebelión contra un gobierno elegido democráticamente. Hablo, por ejemplo, de bombardeos... Guernica es el ejemplo de libro... ilustraciones incluidas...

En la misma línea parte del ejército rebelde que luchó, y creo que perdió, en la batalla de Guadalajara era de nacionalidad italiana. Eso si es apoyo logístico.

Quisiera poder decir lo contrario, pero el armamento ruso llegaba a España con cuentagotas... numerosos testimonios que no voy a investigar... argumentos de segunda mano: el largometraje “Tierra y libertad”, que a mi manera, recomiendo como “bibliografía”... (y comparto a un Bulgakov traducido y leido recientemente... curioso retrato de la casa del Masolit antes y después de la llegada del Diablo)

luego, parece cierto que el régimen soviético intentaba instrumentalizar las guerras... como ocurre siempre...

pero desistió, al ver que aquí había más ideologías que la comunista pro rusa... y que esta facción no conseguía evitar que partidarios de otras ideas pudiesen recibir fusiles soviéticos

pero tengamos en cuenta que el enfrentamiento, con el visto bueno de casi toda la Europa de la época, era desigual e injusto... eso no es ser prosoviético...

sólo una pizca más: República es una forma de gobierno... no es una confabulación para desestabilizar el orden en que vive un porcentaje de la población... de hecho el gobierno de la 2ª república fue de derechas desde 1933...

No creo que nadie tenga que disculparse de sus opiniones, sublime barbero... abierto el turno de cuestiones sociales...

Existe documentación sobre el primer tanque que entró en Paris tras su liberación en el 45... y sobre las opciones que se daba a parte de la legión extranjera que acabó muriendo en Indochina...

Todo eso debería hacernos tener un poco de cuidado cuando especulamos... a mí se me saltan las lágrimas...

... cuando todavía ningún gobierno español ha condenado el (aj) "glorioso alzamiento" o reconocido plenamente los derechos de cientos de asesinados y vejados...

¡eh! disculpad que mi mensaje no aparezca en el área de descanso... en parte viene al caso...

Angelo Gilardino
15-02-2006, 11:49 AM
Me gustaría que cada cual considerase algo... porque quizá pasemos por encima de aspectos muy básicos:

a lo largo del hilo se leen cosas... evitemos llamar “castigo” al asesinato de represaliados, que no eran combatientes, como Antonio José... es un uso del lenguaje un poco despreocupado... en un tema candente...

Me parecia claro - mas alla de la letra - que la palabra "castigo" no era empleada para implicar que Antonio José fuera culpable de algo, sino para definir en sentido antifrastico lo que estaba para arruinar sobre el compositor, y que el apercibia oscuramente - es suficiente enterarse de sus reflexiones sobre "el hombre bueno" para comprender su estado psicologico.

Si hay una lista de "castigadores" de Antonio José, me permito opinar que mi nombre no tiendria que ser parte de ella.

AG

Iñaki Ramos
15-02-2006, 12:11 PM
El armamento proporcionado por los regímenes italiano y alemán fue testado en territorio español contra el ejército que se defendía de una rebelión contra un gobierno elegido democráticamente. Hablo, por ejemplo, de bombardeos... Guernica es el ejemplo de libro... ilustraciones incluidas...


No sólo Guernica, amigo Silvestre. En Alicante, donde yo vivo, han publicado recientemente un libro que explica con detalle el hasta ahora casi desconocido bombardeo por aviones italianos del Mercado Central de Alicante, donde murieron más de 300 civiles documentados. 25 de Mayo. La tragedia olvidada , de Miguel Angel Pérez Oca. Editorial ECU


No creo que nadie tenga que disculparse de sus opiniones, sublime barbero... abierto el turno de cuestiones sociales...


La verdad es que yo tampoco, y agradezco tu mensaje y otros que he recibido, pero como había tanto orgullo herido, no tengo el más mínimo problema en ceder por el bien de la concordia guitarrística.


... cuando todavía ningún gobierno español ha condenado el (aj) "glorioso alzamiento" o reconocido plenamente los derechos de cientos de asesinados y vejados...

Te informo que el pasado 7 de febrero el Congreso aprobó, con el apoyo de todos los grupos políticos menos el PP, la declaración de este año 2006 como año de la Memoria Histórica.

Iñaki Ramos
15-02-2006, 12:13 PM
Perdón por mi torpeza técnica, pero no han salido diferenciadas las citas de Silvestre Peña de mis comentario. Pero se entiende, ¿no?.

Julio Gimeno
15-02-2006, 12:55 PM
Perdón por mi torpeza técnica, pero no han salido diferenciadas las citas de Silvestre Peña de mis comentario. Pero se entiende, ¿no?.

Amigo Iñaki,

Arreglado.

Quiero deciros que yo soy quien está editando todos los mensajes de este hilo escritos por Angelo y Matanya, para intentar dejarlos en un castellano más estándar. Dado lo delicado de las cuestiones tratadas, cuando tengo dudas dejo las frases tal cual. Les ruego a Matanya y a Angelo que revisen mis ediciones por si detectan algún cambio involuntario en el sentido de lo que han escrito.

Silvestre Peña Ortega
15-02-2006, 01:18 PM
Ya sé, ya sé, Angelo (permítaseme la confianza)... pero hay casos en que se pronuncia la palabra ligada al concepto... casos en que se invoca el concepto intencionadamente y se dice la palabra adecuada... que puede ser “castigo” para algunos

es sólo eso...

hay iniciativas, hay declaraciones, pero me fastidia que en España todavía andemos así...

veo a alemanes de 30 años (nacidos despues de 1933, 1939, 1945...) avergonzadísimos por su historia reciente... que no saben dónde meterse... en conversaciones fortuitas que está claro que no vienen a acusar o pedir explicaciones a nadie...

y aquí se ha trabajado durante decenas de años para denigrar cualquier postura divergente...

bueno...

voy a reconducir el tema hacia algo más musical... creo que es mejor iniciar un nuevo hilo al margen (lo voy a poner como nuevo tema en el subforo de autores, repertorio y demás): ¿podéis aportar alguna referencia a música que supla un poco este vacío de reconocimiento a agraviados de la guerra civil y de la dictadura?

Si alguien quiere algún vínculo sobre maltrato a la memoria:

http://www.nodo50.org/foroporlamemoria/documentos/2005/darasa_01052005.htm

http://www.nodo50.org/haydeesantamaria/memoria_historica/heroes.htm

http://www.nodo50.org/foroporlamemoria/documentos/los_olvidados.htm

http://www.uce.es/DEVERDAD/ARCHIVO_2001/15_01/31_maquis.html

http://www.lagavillaverde.org/centro_de_documentacion/materialesIV/pedreno.htm

Carlos A. Segovia
15-02-2006, 01:21 PM
Sr. Rodríguez:

Entiendo perfectamente que, en la concesión de muchas de las distinciones y nombramientos citados, vea usted un intento de apropiación de la figura de mi padre por parte del régimen franquista. Y respeto, por supuesto, su disenso sobre este particular o sobre cualquier otro. Sería sin embargo difícil establecer, creo, una línea clara de demarcación entre los intereses políticos que propiciaron tales reconocimientos y los intereses artísticos que pudieron asimismo motivarlos, lo cual es extensivo, verosímilmente, a casi todas las demás áreas culturales: la literatura, el pensamiento, las artes plásticas, el cine... Ciertamente, la cultura se encontraba durante el franquismo, en buena medida, politizada. Negalo sería absurdo. Pero es indudable que, más allá de su ropaje institucional (es decir, de la política cultural que regía sobre ellos, conminándolos o aconsejándolos a pronunciarse, según los casos, en un sentido u otro), las decisiones tomadas en el interior de algunos círculos culturales oficiales obedecían en ocasiones, simultáneamente, a razones específicamente culturales, sobre todo con posterioridad a los años 40, cuando el franquismo comprendió en parte que el aislamiento podría resultarle, a medio o largo plazo, desfavorable, y que, para no caer en él, era indispensable aceptar ciertas reglas de juego vigentes en la Europa democrática. Si mi padre acepto algunas de tales decisiones tras su regreso a España en 1952, fue siempre pensando en que esas razones culturales bastaban en última instancia. De ahí lo que he escrito: "De vuelta en España, mi padre [...] se dejó querer como artista y como músico, asumió los honores que le fueron concedidos fijándose no en quiénes se los concedían, sino en el reconocimiento que ellos vehiculaban por más que vinieran dados, como no podía ser de otra forma, por las autoridades que a la sazón gobernaban en su país, ya que éste nunca dejó de serlo pese a que su talante fuera siempre [...] cosmopolita". Le brindo a usted otro ejemplo: durante los años 50 y 60, el propio régimen franquista apoyó a una serie de pintores y escultores, por ejemplo, que introdujeron en España el arte abstracto facilitando la exportación de sus obras a fin de que ellas fueran conocidas en Europa y América; hecho, éste, impensable durante los años 40 y por medio del cual el franquismo quiso demostrar a los demás países europeos que las artes plásticas españolas no iban a la zaga de las cultivadas en Francia, EE.UU., Italia, Alemania, etc. Sin embargo, y a causa de su calidad, las obras españolas expuestas en bienales y otros certámenes de todo el mundo durante aquellos años merecieron la atención de los expertos, siendo incluso premiadas aquí y allí, y esas mismas obras forman hoy parte de la historia del arte del siglo XX por derecho propio y con independencia de la política institucional que determinó la posibilidad de su exportación. Sirvan en todo caso estas breves líneas para prolongar la muy interesante reflexión iniciada por usted.

Un saludo.



Sr. Ortega:

No se trata aquí, en mi opinión, de valorar personalmente lo acontecido en España en el 36, sino de comprender el modo en que una determinada persona (mi padre en este caso, a semejanza o diferencia de otras) dio en vivir los hechos que tuvieron lugar entonces. Y puede decirse que hubo a este respecto, al menos a grandes rasgos, tres actitudes bien diferentes que no es posible, de ningún modo, ni ignorar ni confundir: 1) la de quienes vieron en el alzamiento militar una amenaza contra un gobierno democrático; 2) la de quienes vieron en él, en cambio, la respuesta necesaria contra la República en su conjunto; y 3) la de quienes vieron en él una respuesta inevitable ante el deterioro final de la propia República. La última de tales actitudes (es decir, la tercera) fue precisamente la que hizo suya mi padre, cuyas ideas, en consecuencia, no podían coincidir ni con las de quienes mantuvieron la primera actitud ni, tampoco, con las de quienes mantuvieron la segunda. Y lo curioso es que de entre tales actitudes (tres, repito), sólo las dos primeras resulten hoy, a lo que parece, reconocibles hasta el punto de quererse exclusivas por parte de algunos a la hora de describir las posibles reacciones ante lo que acaeció en nuestro país en 1936. Aplicar esa rudimentaria lógica binaria a la interpretación de los hechos impide, en suma, contextuar debidamente y comprender en cuanto a su alcance y significado ciertos testimonios históricos como, por ejemplo, el de mi padre. E, inversamente, examinar éste en sus justos términos obliga a tomar en consideración una serie de datos históricos habitualmente soslayados por parte de quienes aplican esa lógica binaria a la interpretación de los hechos. Una última reflexión: dado que tal lógica binaria refleja fielmente y sin embargo la estructura de lo que terminó por acontecer (una guerra civil entre dos bandos), ¿no equivaldría su superación a la superación misma del conflicto y a sanar, en lo posible, las heridas que éste causó? He ahí, esta vez sí, mi impresión personal sobre el drama español.

Silvestre Peña Ortega
15-02-2006, 01:41 PM
creo que debo darme por aludido como señor Ortega... (je... aunque suene curioso, el general Ortega, mi bisabuelo, fue fusilado en Paracuellos porque tenía trato con Franco... creo que le pilló un poco fuera de juego... de vacaciones... sin participar demasiado en nada...)

Mi puntualización no era sobre la figura de ni la persona de Andrés Segovia... he hablado de uso del lenguaje y de sentimientos, algo creo que no del todo ajeno a músicos por doquier... y creo que venía a cuento... seguramente hay más posturas que la bipolaridad o el maniqueismo... y que la tercera vía... dentro de todas las categorías el individuo siente necesario entrar en matices, interpretaciones, casos excepcionales...
es lógico... somos todos excepcionales...

respecto a superar las diferencias y los bandos... olvidar no es superar... y si algo no cura bien, duele... lo que me parece, es que no deberíamos esperar a que el tiempo diga lo que ocurrió... porque olvidaremos más de la mitad... el tiempo lo entierra todo... y se queda el hecho frío, sin ligazón sentimental... desde la expulsión de los judios en el S. XVI, pasando por cualquier otra injusticia histórica...

Rodolfo José Rodríguez
15-02-2006, 03:13 PM
Sr. Segovia:

No tengo absolutamete nada que objetar a lo respondido por usted, ya que me parece enteramente lógico el constructo en que basa su exposición en cuanto a la postura de su padre respecto a las condecoraciones recibidas, y su utilidad en favor de las artes y la consagración definitiva de su carrera en España ya en tiempos de paz, cosa para la que el Maestro tenía y reunía derecho y méritos sobrados y a la altura de los más grandes artistas universales que España haya podido dar. Asimismo, y ahora hablo de memoria, en el libro "100 españoles y Franco", vuelvo a decir que hablo de "mala" memoria, no sé si es de José María de Gironella, aunque prometo consultarlo en breve en la biblioteca familiar en que se encuentra, Segovia aparece nombrado como embajador de las artes españolas en el extranjero. Sirva de ejemplo este caso para hacer ver que el trabajo del Maestro resultó durante estos años una representación de un país que empezaba a abrirse al mundo.
No obstante, todo esto me hace reflexionar totalmente al margen sobre más casos, si no similares, sí paralelos, al menos en el tiempo; el de Salvador Dalí, que en épocas muy concretas del franquismo, fué capaz de a pesar del sistema y de algún modo utilizándolo, "publicitarse" y ser reconocido en España -bien es cierto que Dalí tuvo a favor su peculiarísima personalidad-. Ni que decir hay que cualquier parecido entre las formas de Dalí y las de Segovia, sería de una coincidencia absolutamente remota. Y hay algo más: sirva también de reflexión al margen el hecho de que todo régimen dictatorial puede llegar a tener iconos a los que "consigue" salvar de sí mismo y otros a los que sacrifica por la propia brutalidad de las circunstancias; no olvidemos a Lorca, antonio José y otros muchos.
Por tercera vez al margen; ¿cuando restañará la Historia las heridas de esos años?. Sigo opinando que nosotros nunca tendremos perspectiva histórica para verlo.

Un saludo a todos.

Javier Riba
15-02-2006, 09:49 PM
[...] No se trata aquí, en mi opinión, de valorar personalmente lo acontecido en España en el 36, sino de comprender el modo en que una determinada persona (mi padre en este caso, a semejanza o diferencia de otras) dio en vivir los hechos que tuvieron lugar entonces. Y puede decirse que hubo a este respecto, al menos a grandes rasgos, tres actitudes bien diferentes que no es posible, de ningún modo, ni ignorar ni confundir: 1) la de quienes vieron en el alzamiento militar una amenaza contra un gobierno democrático; 2) la de quienes vieron en él, en cambio, la respuesta necesaria contra la República en su conjunto; y 3) la de quienes vieron en él una respuesta inevitable ante el deterioro final de la propia República. La última de tales actitudes (es decir, la tercera) fue precisamente la que hizo suya mi padre, cuyas ideas, en consecuencia, no podían coincidir ni con las de quienes mantuvieron la primera actitud ni, tampoco, con las de quienes mantuvieron la segunda. Y lo curioso es que de entre tales actitudes (tres, repito), sólo las dos primeras resulten hoy, a lo que parece, reconocibles hasta el punto de quererse exclusivas por parte de algunos a la hora de describir las posibles reacciones ante lo que acaeció en nuestro país en 1936. [...]

Estimado Carlos,

muchas gracias por tus intervenciones, muy interesantes y esclarecedoras.
De lo poco que he leído sobre la contienda civil tengo la impresión de que los historiadores no se ponen de acuerdo acerca de las causas. Parece que aún perviven rémoras ideológicas que impiden analizar de una manera fría y objetiva lo acontecido -y eso que han transcurrido ya 70 años-.
Desde Paul Preston hasta Pío Moa tenemos un amplio arco de propuestas y explicaciones bien distintas. Este último autor defiende como causa del levantamiento militar, la inestabilidad de la república y el riesgo de una revolución comunista, lo que vendría a justificar actitudes como la que Carlos supone de Andrés Segovia.
No obstante, y en relación a lo expuesto, me cuesta creer que un intelectual como Segovia, ajeno, al parecer, a la política, pudiera fundamentar su actitud frente al levantamiento militar en función de un análisis tan agudo del momento histórico, algo, que aún hoy, parece lejos de quedar claro para los mismos historiadores.
Tal vez todo sea un problema de perspectiva (como apunta Rodolfo) y, en el caso de Andrés Segovia, como en el de tantos otros intelectuales de aquellos años trágicos, necesitemos contemplar sus periplos vitales desde la lejanía de nuestra propia ideología y sentimientos.

Angelo Gilardino
15-02-2006, 10:19 PM
Amigo Iñaki,

Arreglado.

Quiero deciros que yo soy quien está editando todos los mensajes de este hilo escritos por Angelo y Matanya, para intentar dejarlos en un castellano más estándar. Dado lo delicado de las cuestiones tratadas, cuando tengo dudas dejo las frases tal cual. Les ruego a Matanya y a Angelo que revisen mis ediciones por si detectan algún cambio involuntario en el sentido de lo que han escrito.

Muchisimas gracias, Julio.

AG

Matanya Ophee
16-02-2006, 01:35 AM
Quiero deciros que yo soy quien está editando todos los mensajes de este hilo escritos por Angelo y Matanya, para intentar dejarlos en un castellano más estándar. Dado lo delicado de las cuestiones tratadas, cuando tengo dudas dejo las frases tal cual. Les ruego a Matanya y a Angelo que revisen mis ediciones por si detectan algún cambio involuntario en el sentido de lo que han escrito.

Pienso que tu hace un trabajo maravilloso en la reparación del daño que hago a la lengua castellana. Le agradezco por esto de mi corazón.

Carlos A. Segovia
16-02-2006, 10:13 AM
Estimado Javier:

Lo que se ha apuntado acerca de la perspectiva histórica en relación con la posibilidad de sanar determinadas heridas es efectivamente, también a mi juicio, extensible al análisis de los hechos en cuanto tal. Y sí, quizá el tiempo, confiemos en ello, favorezca ambas cosas. Mi padre, por otra parte, no pudo tener, como tampoco nadie, probablemente, en su momento, una impresión del todo precisa de lo ocurrido. Pero lo cierto, a mi entender, es que al menos algunas de sus ideas, similares a las de autores como por ejemplo Madariaga (con quien, ya lo he señalado también, mi padre no coincidía empero en todo), se inscriben en una línea de pensamiento que indispensable es incorporar a nuestra mirada actual sobre los hechos y que, en cierto sentido, puede contribuir, aunque no sea más que eso, a resituar el problema en toda su complejidad, o, como mínimo, evitando perder de vista parte esencial de esa complejidad. Siempre y cuando, claro está, entendamos que la paciencia del concepto es preferible, en materia de estudio, al posicionamiento ideológico, legítimo de suyo pero infructuoso, por cuanto forzosamente reductivo, en el plano de la investigación.

Iñaki Ramos
16-02-2006, 12:57 PM
Desde Paul Preston hasta Pío Moa tenemos un amplio arco de propuestas y explicaciones bien distintas. Este último autor defiende como causa del levantamiento militar, la inestabilidad de la república y el riesgo de una revolución comunista, lo que vendría a justificar actitudes como la que Carlos supone de Andrés Segovia.


Amigo Javier,
Perdoname que sea pesado, pero insisto en que hay que saber deslindar la justificación de una actitud o postura personal frente a unos acontecimientos del análisis "frío y objetivo", como bien dices, de los hechos, pues se puede entender que se está justificando al mismo tiempo la actitud del artista y la actitud de los golpistas. Y en este sentido, creo que sin mala intención has elegido el peor ejemplo de lo que es un estudio objetivo de la Historia. El señor Pío Moa, cuyo Maestro declarado ha sido siempre Ricardo de la Cierva, propagandista máximo del franquismo, no es propiamente un historiador, sino un señor que selecciona los documentos, declaraciones y datos históricos que le interesan y oculta los demás, con el fin de manipular la interpretación de la Historia con un objetivo claramente interesado ideológicamente. Si quieres comprobarlo, no tienes más que leer su biografía de Franco (verás qué risa!). Pero vamos, que la bibliografía sobre la Guerra Civil, como bien dices, es amplísima (Carr, Beevor, Santos Juliá, Jackson,etc,etc), y cualquiera de estos otros Historiadores explica, cada uno con su propia interpretación, pero con rigor y un intento honesto de objetividad, las causas de la Guerra Civil.
En fin, lo que quería decir es que es cierto que las proclamas y declaraciones exaltadas de comunistas y anarquistas, como la quema de iglesias, fueron un condicionante que precipitó (que no justificó) el levantamiento militar. Pero en nuestro esfuerzo contextualizador, tendríamos que mencionar también en nuestra explicación de los hechos de 1936 que los intentos golpistas militares se produjeron desde que fue proclamada la República, y ahí está el caso del general Sanjurjo en 1932 y otros intentos que fueron detectados a tiempo, con lo que a mi parecer el apoyo al levantamiento de 1936 fue por el miedo a una "revolución comunista", pero también para acabar con un gobierno democrático cuya política(buena o mala) producía dolorosos escozores en algunos. De hecho, Antony Beevor en su reciente libro sobre la Guerra Civil, dice que el gobierno que formó Manuel Azaña tras las elecciones de 1936 era un gobierno "bastante moderado", con el fin precisamente de evitar radicalismos políticos. Pero la cosa se fue de las manos y ya sabemos lo que pasó...
Salud y alegría, que la vida es bella, hace un sol maravilloso en Alicante y los pájaros trinan en los árboles,...

Javier Riba
16-02-2006, 02:01 PM
Amigo Javier,
Perdoname que sea pesado, pero insisto en que hay que saber deslindar la justificación de una actitud o postura personal frente a unos acontecimientos del análisis "frío y objetivo", como bien dices, de los hechos, pues se puede entender que se está justificando al mismo tiempo la actitud del artista y la actitud de los golpistas. Y en este sentido, creo que sin mala intención has elegido el peor ejemplo de lo que es un estudio objetivo de la Historia.

Amigo Iñaki,
creo que no has entendido mi mensaje o, lo más probable, no me he sabido explicar bien.
Con mi intervención no pretendía justificar personalmente ni una actitud ni unos acontecimientos. Y si he elegido a este autor es porque parece que su "visión" de la historia -que por cierto no comparto- ofrece cierta cobertura a la tesis de Carlos Andrés acerca de la postura de su padre.



El señor Pío Moa, cuyo Maestro declarado ha sido siempre Ricardo de la Cierva, propagandista máximo del franquismo, no es propiamente un historiador, sino un señor que selecciona los documentos, declaraciones y datos históricos que le interesan y oculta los demás, con el fin de manipular la interpretación de la Historia con un objetivo claramente interesado ideológicamente. Si quieres comprobarlo, no tienes más que leer su biografía de Franco (verás qué risa!).

Estoy leyendo su biografía de Franco y otro libro suyo, por título: 1934: COMIENZA LA GUERRA CIVIL. El PESOE y La Esquerra emprenden la contienda. creo que este último, en si mismo, es bastante ilustrativo de la orientación de Pío Moa.

Creo que la ideología de cada cual y los vínculos afectivos y familiares en algunos casos, pueden dificultar enormemente un análisis "frío y objetivo" de la actitud de Segovia ante la guerra civil y sus consecuencias.
¿Me he explicado mejor ahora?

Un saludo desde Córdoba (nublada hoy, por cierto)

Carlos A. Segovia
16-02-2006, 02:43 PM
En alguno de mis mensajes anteriores he hablado de la necesidad de incorporar ciertas consideraciones a nuestra “mirada” actual sobre unos determinados hechos. Deslizando la cuestión desde el dominio del estudio histórico al de la creación artística, quisiera poner un ejemplo de lo que puede, tal vez, entenderse por una “mirada” otra sobre los hechos; en sentido literal, pues dicho ejemplo ha de ver con la creación cinematográfica. Pensemos (he aquí el ejemplo) en el film Los comulgantes (Nattvardsgästerna), de Ingmar Bergman (1963). Aparte de la extraordinaria belleza formal del mismo, la hondura de lo que las imágenes plantean es sobrecogedora, como siempre en Bergman. ¿Pero qué es lo que nos da a pensar la película? El modo, a mi juicio, en que interactúan las diferentes vivencias posibles de una misma realidad. Cada uno de sus protagonistas, en efecto, experimenta y da testimonio de una relación con la fe (es decir, con la creencia religiosa), siendo así que todas ellas son irreductibles, o lo que es lo mismo, irremplazables (¿de ahí quizá el título, en plural, de la película?): uno de ellos, a través de una impostura autolacerante cuyo deseo de ser desmentida se ve reiteradamente defraudado; otro, a través de un anhelo aún mayor, no exactamente religioso, pero que, desde la distancia, afirma, sorpendentemente, más que niega; otro, desde la entrega incondicional que, en el recogimiento de la emoción, no pregunta; otro, desde el desconcierto, cuyo fatal desenlace presentimos mucho antes de que suceda; y otros dos, por último, desde la búsqueda de apoyo y ayuda para sí o para los suyos. Bergman aborda magistralmente el problema de la interacción de todas esas posibilidades referidas a un mismo objeto. Y trata de presentar de ese modo el problema (cuya comprensión queda en manos del público) sin banalizarlo, esto es, sin decantarse de antemano por una respuesta en clave religiosa o atea, ya que lo esencial es el problema mismo (pese a que la aceptación nunca aproblemática de la fe, desprovista de todo adorno, sea una constante en su cine)... ¿Aprenderemos alguna vez, también nosotros, a mirar con reflexión y sosiego?

Rodolfo José Rodríguez
16-02-2006, 03:57 PM
En mi opinión no, Sr. Segovia. Nosotros probablemente no podremos, porque todavía nuestros padres y abuelos nos han hablado de la guerra civil, y aún quedan -cada vez menos-, personas que han contendido en ella. Probablemente el día que esta guerra sea una referencia a la distancia en el tiempo que tenemos, por ejemplo, a las guerras carlistas -ojo, que fueron también para tenerlas en cuenta-, entonces, se podrá hacer una reflexión con la perspectiva suficiente para tener una segura objetividad. esto, naturalmente, dificultado por la existencia en el caso de la guerra civil, de una documentación mucho más gráfica que dificultará el hecho de que esta época se distancie en el tiempo a la velocidad y en la medida de quenos gustaría.

Un saludo a todos.

Iñaki Ramos
16-02-2006, 04:53 PM
¿Me he explicado mejor ahora?

Perfectamente, Javier. Joer, qué susceptibles

Carlos A. Segovia
16-02-2006, 05:02 PM
Sin duda será difícil, Sr. Rodríguez. Y, en cierto sentido al menos, sus razones quiérense inapelables. Pero me pregunto si la grandeza de ánimo no demanda de todo hombre, cualesquiera que sean sus condicionamientos históricos, un gesto sereno a la hora de comprender y, en definitiva, un juicio de amplias miras. Mi padre, por fortuna, salió ileso. Pero por parte de mi familia materna hubo numerosos caídos en ambos bandos. Y si rendir tributo a la memoria de todos ellos (y a la de muchas otras personas víctimas de una guerra fratricida) obliga ciertamente a comprender las razones de cada uno, ello no debería impedirnos reflexionar sin demasiados prejuicios sobre lo acaecido. Sencillamente, porque nuestras vidas no son las suyas por muy próximas que una y otras se encuentren. Y porque de lo contrario, habríamos de pensar que la libertad y la inteligencia del hombre son inexistentes o se hallan ciegamente sobredeterminadas; el hecho de que la primera no sea nunca plenamente autónoma (es decir, absoluta), no invalida sus recursos. Y, paralelamente, la constatación de que la segunda está siempre, en mayor o menor grado, vinculada a nuestros afectos, no debería tampoco impedirnos hacer lo posible para, sin prescindir de ellos, ejercitarla conforme a las pautas que el rigor solicita del pensamiento. En esto como en todo, lo más arduo es también lo más excelso.

Permítanmen los lectores dar por conlcuida con estas líneas, en cualquier caso, mi intervención en este foro respecto del modo en que los españoles pudieron vivir los trágicos sucesos del 36, pues considero que es ya suficiente cuanto he sugerido a este propósito. Si hay otras dudas en relación con las restantes cuestiones abordadas en mi artículo o se suscitan otros temas con referencia a lo expuesto en él o a las demás cuestiones planteadas asimismo en el foro por unos y otros, estaré por el contrario encantado de participar nuevamente y de responder, en su caso y en lo posible, a tales dudas.

Iñaki Ramos
16-02-2006, 06:51 PM
Yo también me retiro del tema Guerra Civil, que evidentemente había entrado en barrena, pero igualmente del tema Segovia, pues para mí ha quedado bastante claras algunas conclusiones, una vez que he limpiado de retórica los argumentos esgrimidos (lo cual he de decir que casi me cuesta una congestión cerebral). Hasta más ver.

Carlos A. Segovia
16-02-2006, 09:27 PM
El Sr. Ramos, que desde estas mismas páginas me invitaba hace no mucho a sumarme a quienes pudieran hoy querer dar un golpe de Estado en nuestro país por haber tratado, simplemente, de explicar de manera precisa la actitud de mi padre ante determinados hechos históricos, ha decidido, finalmente, borrar su penúltimo mensaje, en el que respondía así a mi anuncio razonado de no intervenir nuevamente, en lo sucesivo, sobre una de las cuestiones tratadas hasta aquí:

"Noo, Maestro, no nos prives de tu verbo excelso y de tu magnanimidad con la masa ignorante!!!"

Deduzco de éste que al Sr. Ramos no sólo le molestan mis palabras, ¡sino también mis silencios! ¡Qué le vamos a hacer! Por mi parte, no le he dado en ningún momento motivo alguno para que me insulte. Considero, por lo demás, que este foro tiene como finalidad el intercambio de ideas e información relacionadas con el mundo de la guitarra, por lo que (corregidas o no, borradas o no) intervenciones tan maleducadas como las suyas sobran. Pero cada cual se muestra como es.

Joaquim Salinas
16-02-2006, 11:12 PM
Muy complacido he estado leyendo las intervenciones de este tema. A mi humilde modo de parecer, las ideologías nunca deberían de mezclarse con asuntos artísticos ni los artistas tampoco deberían mezclarse en semejantes debates. Tal vez la figura de Andrés Segovia merezca como otros tantos grandes artistas un debate que vaya más allá de lo que es simplemente una figura musical, eso es cierto e indiscutible como personaje histórico e influyente que fue y es para nuestro instrumento y nuestra cultura. Parece que le debate se ha agriado un poco cuando se ha entrado en un terreno que poco o nada tiene que ver con lo artístico y sí más con lo histórico y con la interpretación de unos hechos a los que hay que suponer diferentes visiones y en los que quizá resulte dfícil mantenerse al margen debido a motivos personales y razones probablemente de peso para cada cual. Creo que todos hemos aprendido alguna cosa de este debate y ha contribuido en gran modo a enriquecer nuestro conocimiento sobre una figura clave de la guitarra en nuestro país y en el mundo. Me hubiera gustado que al final el río no hubiese bajado tan revuelto y que las últimas intervenciones no acabaran como lo han hecho. No sé si sería pedir mucho mantener un clima de cordialidad aunque la el tema hay dado pie a desatar alguna que otra emoción.

SAlud

Rodolfo José Rodríguez
16-02-2006, 11:59 PM
Suscribo las palabras de mi compañero Joaquim, y creo que es un buen momento para retirarme de forma al menos temporal del tema, que deriva más a lo histórico que a lo artístico.

Un saludo a todos.

Javier Riba
17-02-2006, 12:32 AM
Cierro filas entorno a mis compañeros moderadores al tiempo que
lamento profundamente el tono agrio de las últimas intervenciones. Creo que el diálogo estaba siendo de altura, y debemos felicitarnos todos por el interesantísimo hilo que ha quedado sobre los temas tratados. Llegados a este punto, y si no se abren nuevos espacios de conversación sobre la figura artística de Segovia, yo también me retiro, por el momento.
Gracias a todos por lo compartido, y por favor, colaboremos por el buen tono que ha reinado siempre en los foros de guitarra.artelinkado.
Un saludo.

Silvestre Peña Ortega
17-02-2006, 08:35 AM
No llegué a tiempo para oir los mensajes que tanta bulla han creado, pero se me plantea una cuestión:
decía J.Salinas en un mensaje:
[...]A mi humilde modo de parecer, las ideologías nunca deberían de mezclarse con asuntos artísticos ni los artistas tampoco deberían mezclarse en semejantes debates. [...]Salud.[...]

pues bien... digo yo que, ¿por qué pensamos que un ser humano no debe implicarse en su trabajo y en su forma de vida? ¿o acaso la ideología del individuo no es su forma de ver las cosas, su experiencia, sus anhelos, cosas que no debería obligarse a si mismo a ocultar en el desarrollo de su vida, parte de la cual es su creación artistica o su trabajo?

¿o pensais que el trabajo y la creación son cosas distintas?

¿sentís que producción, trabajo y creación pueden llegar a ser sinónimos?

mucha filosofía, creo...

yo apuesto por el compromiso, incluso en la expresión... incluso en el arte...

pero creo que la gente ya ha empezado a callarse sus cosas, así que...

salud, también...

Iñaki Ramos
17-02-2006, 11:00 AM
Señor Segovia,
Lamento de verdad que tenga usted tan poco sentido del humor, pero sobre todo lamento que haya tenido que recurrir a rescatar un mensaje borrado, que precisamente borré para no avivar el fuego y entrar en una disputa personal, pues consideré que, al fin y al cabo, y como dice el dicho, "Cada uno en su casa, y Dios en la de todos". Por eso posteriormente anuncié mi retirada del debate, en el cual yo simplemente he pedido un esfuerzo de objetividad y claridad, sin realizar ningún tipo de proclama ideológica. Pero bueno, si así se queda usted satisfecho, por mí no hay ningún problema, pues no me preocupa demasiado cómo vaya a quedar mi imagen o lo que puedan decir de mí. Creo que en este debate y en las respuestas a la libre opinión de los demás todos hemos quedado reflejados. En cualquier caso, yo pienso que si este debate lo hubiéramos tenido cara a cara, a lo mejor nos hubiéramos levantado la voz, pero seguro que al final hubiéramos acabado incluso como amigos, tomándonos unos vinos. Pero es lo que tiene la fría comunicación escrita, que todo lo petrifica.
En fin, como no quiero que los sufridos moderadores estén a base de tilas con todo esto, definitivamente abandono este debate y este foro guitarrero, y a partir de ahora me preocuparé de otras cuestiones.
Un saludo a todos

Javier Riba
17-02-2006, 11:45 AM
[...] En fin, como no quiero que los sufridos moderadores estén a base de tilas con todo esto, definitivamente abandono este debate y este foro guitarrero, y a partir de ahora me preocuparé de otras cuestiones.
Un saludo a todos

Amigo Iñaki, tus aportaciones a nuestra página y tus reflexiones en este y otros temas del foro han sido muy interesanteses; es una pena que nos abandones, por lo que te pedimos que lo reconsideres.



Pero es lo que tiene la fría comunicación escrita, que todo lo petrifica.

Precisamente por la frialdad del lenguaje escrito tenemos todos que hacer un esfuerzo por atemperar nuestro registro, aunque estemos hablando de cosas que nos calienten la sangre.

Julio Gimeno
22-02-2006, 09:38 AM
Siempre me he preguntado: ¿quién fue el diplomático español que actuó de intermediario? Todavía no lo sé. Espero la llegada del nuevo libro coordinado por Javier Suárez-Pajares, quizas haya en ello la respuesta. No fue Ataulfo, esto es cierto, ¿entonces, quién?


Amigo Angelo,

En la correspondencia que se conserva entre Joaquín Rodrigo y Antonio Tovar (uno de los dos subsecretarios que inspiraron la conocida marcha para piano a cuatro manos de Rodrigo), correspondencia que se reproduce en el libro editado por Javier Suárez-Pajares, hay algunas pistas más sobre la controvertida relación entre Segovia y el Concierto de Aranjuez. Por desgracia, parece que las cartas más significativas sobre este particular se han perdido, al menos no se incluyen en el libro.

Como el libro no tiene índice onomástico, te indico los números de las páginas con información al respecto.

Pág. 356. Antonio Tovar escribe a Rodrigo el 31 de agosto de 1954. Este es un párrafo de su carta:


Mucho me alegra lo de las piezas de encargo de Segovia. A viajar con el viejo zorro por esas Norteaméricas!


Esta carta debe de ser respuesta de una anterior de Rodrigo que no se reproduce en el libro. La anterior carta de Tovar a Rodrigo es de 11 de junio de 1954, así que imagino que la carta perdida se escribió entre esas dos fechas. En la misiva perdida, Rodrigo explicaría a Tovar la petición por parte de Segovia de composiciones para guitarra, lo que daría como resultado la "Fantasía para un gentilhombre" y las "Tres piezas españolas".

Entre el verano de 1954 y el de 1955, Tovar y Rodrigo debieron de hablar de Segovia y el Concierto de Aranjuez. Así se comprende mejor este comentario de Tovar a Rodrigo en una carta de 28 de septiembre de 1955 (pág. 360):


Este verano estuvimos tres días en los festivales de Edimburgo. Allí iba el currutaco de Segovia con Castilnovo Tedesco [sic], y sin el concierto de Aranjuez. ¿Quién lo tocó en Londres?


Como vemos, parece que Rodrigo le cuenta a Tovar en una carta (que no se conserva), que el Aranjuez se ha tocado (o se va a tocar) en Londres. Quizá en esa o en otra carta, Rodrigo hace algún comentario sobre Segovia y el Aranjuez.

Angelo Gilardino
22-02-2006, 02:13 PM
Amigo Angelo,

En la correspondencia que se conserva entre Joaquín Rodrigo y Antonio Tovar (uno de los dos subsecretarios que inspiraron la conocida marcha para piano a cuatro manos de Rodrigo), correspondencia que se reproduce en el libro editado por Javier Suárez-Pajares, hay algunas pistas más sobre la controvertida relación entre Segovia y el Concierto de Aranjuez. Por desgracia, parece que las cartas más significativas sobre este particular se han perdido, al menos no se incluyen en el libro.

Como el libro no tiene índice onomástico, te indico los números de las páginas con información al respecto.

Pág. 356. Antonio Tovar escribe a Rodrigo el 31 de agosto de 1954. Este es un párrafo de su carta:


Mucho me alegra lo de las piezas de encargo de Segovia. A viajar con el viejo zorro por esas Norteaméricas!


Esta carta debe de ser respuesta de una anterior de Rodrigo que no se reproduce en el libro. La anterior carta de Tovar a Rodrigo es de 11 de junio de 1954, así que imagino que la carta perdida se escribió entre esas dos fechas. En la misiva perdida, Rodrigo explicaría a Tovar la petición por parte de Segovia de composiciones para guitarra, lo que daría como resultado la "Fantasía para un gentilhombre" y las "Tres piezas españolas".

Entre el verano de 1954 y el de 1955, Tovar y Rodrigo debieron de hablar de Segovia y el Concierto de Aranjuez. Así se comprende mejor este comentario de Tovar a Rodrigo en una carta de 28 de septiembre de 1955 (pág. 360):


Este verano estuvimos tres días en los festivales de Edimburgo. Allí iba el currutaco de Segovia con Castilnovo Tedesco [sic], y sin el concierto de Aranjuez. ¿Quién lo tocó en Londres?


Como vemos, parece que Rodrigo le cuenta a Tovar en una carta (que no se conserva), que el Aranjuez se ha tocado (o se va a tocar) en Londres. Quizá en esa o en otra carta, Rodrigo hace algún comentario sobre Segovia y el Aranjuez.

Ciao Giulio, acabo de recibir - me llego hace tres horas - el libro de Javier Suarez Pajares, y mucho de agradezco de haberme ya indicado los puntos topicos en que se habla de la relacion entre los maestros Rodrigo y Segovia. Ahora mismo me pongo en lectura. De lo que agarro a una primerisima vista, me parece que Javier se ha puesto muy decididamente en marcha para demostrar que la Espana musical de los años cuarenta fue leja de ser un desierto. Aprecio mucho esta postura critica...

AG

Julio Gimeno
24-02-2006, 09:35 AM
Ciao Giulio, acabo de recibir - me llego hace tres horas - el libro de Javier Suarez Pajares, y mucho de agradezco de haberme ya indicado los puntos topicos en que se habla de la relacion entre los maestros Rodrigo y Segovia.

Amigo Angelo,

En relación al Concierto de Aranjuez, también es interesante la carta que Rodrigo le manda a Tovar en 1950, diciéndole que va a viajar a París "para asistir al en realidad, verdadero estreno del Concierto de Aranjuez con nuestra Orquesta Nacional con mayúscula, como quería Pedrell" (pág. 338).

En París, si no me equivoco, el intérprete fue Narciso Yepes. La verdad es que aunque ya se había tocado fuera de España, seguramente fue a partir de ese "estreno", que el concierto comenzó a ser más conocido a nivel mundial.

Angelo Gilardino
24-02-2006, 03:46 PM
Amigo Angelo,

En relación al Concierto de Aranjuez, también es interesante la carta que Rodrigo le manda a Tovar en 1950, diciéndole que va a viajar a París "para asistir al en realidad, verdadero estreno del Concierto de Aranjuez con nuestra Orquesta Nacional con mayúscula, como quería Pedrell" (pág. 338).

En París, si no me equivoco, el intérprete fue Narciso Yepes. La verdad es que aunque ya se había tocado fuera de España, seguramente fue a partir de ese "estreno", que el concierto comenzó a ser más conocido a nivel mundial.

Ciao Giulio, una cronologia de las actuaciones del "Concierto de Aranjuez" nos llevaria a averiguar cual fu el recorrido, y la progresion temporal, de su difusion y celebridad en todo el mundo, pero - aun sin tener estos datos completos en mis manos - creo que el evento que mas empujo la fama de la obra fue la grabacion del disco Telefunken - en aquella epoca, una de las casas discograficas mas poderosas en todo el mundo - con Ataulfo Argenta dirigiendo a Gonzalo Soriano en "Noches en los jardines de Espana" de Falla y Yepes en el "Concierto de Aranjuez". Yo recuerdo muy vividamente el efecto que produjo aquel disco en los circulos musicales italianos, el entusiasmo de muchos pianistas viejos y jovenes que ignoraban completatamente a Gonzalo Soriano y quedaron colgados al oir aquel sonido, que no tenia nada que envidiar a Gieseking y a Michelangeli, y el encanto de aquella obra sublime, que Argenta habia plasmado con un fuego y con un lirismo muy dificiles a compadecerse en la misma interpretacion. Aun espero quien los pueda, no dijo alcanzar, sino acercarlos. Claro, Argenta sabia exactamente lo que queria de cada obra que el interpretaba, y Yepes, muy joven, dio prueba de gran inteligencia y al someterse a la voluntad interpretativa del gran director, y el "Aranjuez" que salio de aquella grabacion yo aun lo considero el mejor. Aquel disco, en toda Europa se vendio incluso en las tiendas de bicicletas...En todo el siglo XX, creo que solamente cuando el pianista americano Van Cliburn gano el concurso Tchaivowsky en Moscou, en tiempos de guerra fria, y grabo el concierto del maestro ruso, otro disco de musica clasica tuvo la misma celebridad. Me recuerdo tambien la rabia de los exponentes de la vanguardia musical, que arrojaban fuego, recitando todos las formulas de descalificacion ideologica que la iglesia adorno-weberniana levantaba encontra a la musica "tradicional".

ag

Sergio Gasca
26-02-2006, 05:24 AM
Hola Angelo
Solo para manifestar mi acuerdo contigo en que esa interpretación de Yepes es excelente. Encontré el LP en un mercado de pulgas y estaba aún en buenas condiciones y escucharlo es un verdadero deleite. Yepes utiliza en esa grabación una guitarra de 6 cuerdas y en mi humilde apreciación me gusta más esa primera versiónn del concierto que las otras que hizo con su guitarra de 10.
No me imaginaba que esa grabación hubiera originado todo ese revuelo que nos comentas.

Angelo Gilardino
26-02-2006, 06:26 PM
Hola Angelo
Solo para manifestar mi acuerdo contigo en que esa interpretación de Yepes es excelente. Encontré el LP en un mercado de pulgas y estaba aún en buenas condiciones y escucharlo es un verdadero deleite. Yepes utiliza en esa grabación una guitarra de 6 cuerdas y en mi humilde apreciación me gusta más esa primera versiónn del concierto que las otras que hizo con su guitarra de 10.


No creo que haya sido asunto de guitarra, ni de guitarristas, sino del hombre que mandaba la batuta.

ag

Luis Garrido
07-03-2006, 09:46 PM
El tema es interesante en cuanto a datos y testimonios aportados. No obstante a mi particularmente no me interesa especialmente la ideología de A. SEGOVIA, y sí en cambio sus aportaciones al mundo de la música y de la guitarra.

Respecto a la guerra civil, como cada uno tendrá su versión de los hechos y sufrido consecuencias distintas y por diferentes causas, no existiría jamás acuerdo en ese debate, y creo que ARTE-LINKADO no debe ser un foro político, máxime cuando en este momento, y en este país existen otros foros donde plantear estos temas.

Por otra parte, el rebuscar con tanto tesón los ideales de cada uno en una determinada época histórica, se me asemeja más a una especie de caza de brujas, que no me parece apropiada y mucho menos en este foro, tanto si es originada desde una ideología de derechas como de izquierdas.

Saludos

Iñaki Ramos
14-03-2006, 10:45 AM
Hombre.. hablar de caza de brujas en estos tiempos... Todo se puede hablar, opinar y rebatir.. Afortunadamente, en España ya no existen listas negras ni músicos prohibidos, como durante el franquismo, y creo que la gente sabe diferenciar entre el arte y las ideas. Vamos, que no hay que buscar fantasmas donde no los hay.
Respecto a la guerra civil, cada cual tendrá sus opiniones, pero por fortuna ahí están los libros de Historia, muchos de ellos escritos por gente que no es española..
Un saludo

Manuel Millán
16-03-2006, 11:07 PM
He aprendido mucho en este hilo. Creo, además, que esos encontronazos dialécticos un poco encendidos se apagan con una cervecita. :torti: Por cierto, Carlos Andrés, un saludo desde Cuenca. Soy el que interpretó a la vihuela ese hermoso recital de poesía de las tres culturas.
Un abrazo.

Ferran Sors
31-03-2006, 08:07 PM
Hola.He leido con atenciòn y que cigos estan muchos de ustedes al creer que Segovia es Dios.el Mo.Gilardino ya todos saben que era antisegoviano en mucho de sus años y que del dìa a la noche se convirtio en su mayor admirador.
Yo soy admirador y tengo toda la discografìa sobre Segovia y es para mi el que mas me conmueve cando lo escucho y no cabe duda de que fue el patriarca de la guitarra en el siglo XX... pero hoy en dìa y en su tiempo ya lo superaron sus contemporaneos a los que muchas veces el mismo hablo mal.
sabian la anecdota sobre la mama de john williams????
un saludo
Fernando Zigler

Carlos A. Segovia
31-03-2006, 09:04 PM
Algunas precisiones y una petición final:
1) Que “Segovia sea (o fuera) Dios” es algo que nadie ha afirmado ni sugerido en este foro.
2) Todo juicio versa ciertamente sobre algo, pero no sobre todo lo relacionado con dicho algo; así, el que un estudioso enjuicie críticamente un hecho determinado (el análisis crítico constituye justamente la tarea que todo estudioso debe hacer suya), no le convierte en un detractor de esto, de lo otro o de lo de más allá.
3) Lo único que puede permitir valorar cuáles son, en sentido estricto, los juicios o las posiciones de un estudioso es el conjunto de su obra.
4) En la música (al igual que en el arte y en el pensamiento), nada queda superado o no superado: cada creación y cada interpretación responden a una cierta intención y adoptan un cierto lenguaje, sin que unas y otros (intenciones y lenguajes) formen parte de un todo en devenir que evolucionara de menos a más (otra cosa es que cada época seleccione una serie de posibilidades descartando otras).
5) Las razones de todo desencuentro son siempre complejas, y para referirse a éste con un mínimo de rigor es necesario conocerlas.
6) Prescindiendo de todo ello podremos sin duda hablar acerca de cuanto queramos, pero no merecerá siquiera la pena tomar en serio semejantes opiniones; lo asombroso, bien mirado, es que uno mismo pueda hacerlo al proferirlas.

José Mari Bailo
31-03-2006, 09:54 PM
Al usuario Ferran Sors (Fernando Zigler): está usted, cómo no, en su perfecto derecho de expresar y emitir sus opiniones en la manera en que usted crea más conveniente, pero cuando estas adoptan un cariz ofensivo por lo general suelen estar fuera de lugar y son razones de discordia.

En primer lugar: yo no sé si, como usted dice, el Maestro Gilardino era antes enemigo acérrimo y ahora ferviente admirador de Segovia, pero si sé que las personas cambian de opinión y a veces lo hacen (citándole a usted) del día a la noche. Aparte le diré que en mi opinión, una argumentación tan pueril y maniquea como la suya suele ser generalmente absurda por naturaleza y le ruego no me lo tome a mal, ya que hablo de una opinión y no por supuesto de su persona.

En segundo lugar: si al Maestro Segovia le superaron sus sucesores o no es una discusión que en el mundo de la guitarra se ha mantenido hasta el hartazgo (y seguirá...), pero le diré lo que siempre he pensado: que comparar hechos, acontecimientos o en este caso personajes (o personalidades) sin abstraerse de la diferencia de oportunidades y posibilidades de que gozaron en su época es no solo injusto, sino también vacuo, vano y sobre todo injusto para con los comparados. Una vez más le espeto mi opinión: Si quiere usted juzgar con un mínimo de rigor la calidad guitarrística o musical del Maestro Segovia empiece por extraerlo de su contexto histórico y social y retrasarlo 70 años en el tiempo. Seguramente el hacer esto seguirá sin servirnos para compararlo certeramente con otros, pero sin duda le supondrá un buen ejercicio de abstracción.

En tercer lugar: estos pobres moderadores y usuarios que tan ciegos estamos le rogaríamos que en lugar de "lanzar la piedra y esconder la mano" con esa anécdota de la madre del Señor Williams, la contase usted con pelos y señales, que igual hasta nos resulta graciosa. Aunque me temo que si ha de ser tan argumentada, probada, documentada y fiable como esa historia del 6º Preludio de H. Villa-Lobos casi prefiero que se la guarde para sí mismo.

Por último le diré que una buena ortografía y sintaxis a la hora de escribir no suele conseguir que los exabruptos tornen en poesía, pero ayuda bastante al resto de los lectores.

Atentamente: J. M. Bailo.

Angelo Gilardino
01-04-2006, 04:53 AM
[QUOTE=Ferran Sors]Hola.He leido con atenciòn y que cigos estan muchos de ustedes al creer que Segovia es Dios.el Mo.Gilardino ya todos saben que era antisegoviano en mucho de sus años

Lo sabian todos, menos que Andrés Segovia y Angelo Gilardino. Ellos no lo sabian. Y a todos los demas, quizas quien fué a enterarlos.


y que del dìa a la noche se convirtio en su mayor admirador.

Si el maestro Segovia era Dios, entonces no hay que maravillarse que a mi me haya pasado lo mismo que a San Pablo. Lastima que, en la fulguracion, yo haya perdido el caballo. Era tan inteligente!



Yo soy admirador y tengo toda la discografìa sobre Segovia y es para mi el que mas me conmueve cando lo escucho

Esto si, me parece alarmante.


y no cabe duda de que fue el patriarca de la guitarra en el siglo XX...

De verdad? Esta es una noticia que, contrariamente a la historia de su enemistad con Gilardino, nadie sabia.


pero hoy en dìa y en su tiempo ya lo superaron sus contemporaneos a los que muchas veces el mismo hablo mal.

Ah, menos mal. El alarma se replega. A Vd, que se conmueve cuando escucha a Segovia, que Le pasa cuando escucha a sus contemporaneos que le superaron? Tiene visiones y luego, del resultado de las mismas, entera a guitarra artelinkado?



sabian la anecdota sobre la mama de john williams????

Estan todos - los mismos que saben de mi enemistad con Segovia y de mi conversion - pendientes de Sus labios para conocer a esta historia. Y, por favor, no olvidese Vd de alumbrar a todos sobre la influencia que tuvo la suegra de Barrios en la desaparicion del manuscrito de La Catedral, la verdadera, no La Catedral que todos conocen.

ag

Joaquim Salinas
01-04-2006, 09:39 AM
todos sobre la influencia que tuvo la suegra de Barrios en la desaparicion del manuscrito de La Catedral, la verdadera, no La Catedral que todos conocen.

ag


Seguramente debría ser la misma catedral a la que acudió San Pablo a orar después de su caída del caballo y su encuentro con el señor, del cual tuvo un buen recuerdo pese a andar ciego y a tientas tres días con sus noches

Saulo, Saulo, porqué que persigues?

SAlud

Iñaki Ramos
01-04-2006, 03:30 PM
Saludos a todos,
En esta dirección podéis leer una entrevista a John Williams en la que habla con enorme generosidad de las cosas positivas y las negativas de su relación con Andrés Segovia. (Está en inglés, eso sí). Espero que no se considere al pobre John como un ser deshonroso y blasfemo por contar las cosas.
http://www.guitarteacher.com.au/johnwilliams.htm
Sinceramente, creo que la soberbia y el abuso de poder no son la mejor manera para solucionar una discrepancia, y mucho menos viniendo de personas a las que se supone cultas y con gran sabiduría. Un poco de humildad, señores, porque existen demasiados casos comprometidos (Barrios, Fortea, Sainz de la Maza, Yepes, Williams, guitarristas flamencos, etc...) La mayoría de estos guitarristas hablaron siempre maravillas de Segovia, por cierto...
Un saludo

Santiago Porras
01-04-2006, 05:25 PM
Estimado Iñaki Ramos:

He leído la entrevista que comentas, y primero veo que Williams habla en primera persona y de su propia experiencia; se limita a relatar un hecho, sin recrearse en detalles escabrosos. Segundo, en ningún lugar veo que haya hecho juicios de valor sobre la persona de Segovia, ni siquiera en relación a este incidente. Su mensaje, a pesar de constatar una desavenencia, me parece muy correcto, respuetuoso y educado. Puedes creértelo o no, pero ahí está Williams dando la cara.

Entiendo que haya quien sea incapaz de distinguir entre un relato correcto e informativo como el de Williams, y los disparates pueriles y cotilleos caluminantes e infundados emitidos por temerarios. Lo que no entiendo es que personas incapaces de discernir algo tan básico, se sientan con autoridad para juzgar a los demás, y encima poner en duda su cultura y conocimiento. Un profesor mío a eso lo llamaba "dar lecciones desde la ignorancia". Y por lo visto hay abundancia de gente deseando enseñar, no sé el qué.

Y señor Ramos, si tiene que acusar a alguien de soberbia y abuso de poder, sea tan amable de dar detalles de dónde está ese supuesto abuso, y quién lo ha cometido, para actuar en consecuencia. De momento los únicos abusos que he visto son de la libertad y buena fe con que se lleva este sitio.

Un saludo

Santiago Porras

Carlos A. Segovia
01-04-2006, 07:21 PM
Obviamente, las impresiones personales que alguien puede formarse acerca de tales o cuales hechos son justamente eso: impresiones personales tan legítimas de suyo como susceptibles, por lo mismo, de contrastar con otras. Así y por ejemplo, no es posible que todos los presentes en un determinado suceso valoren idénticamente éste, ni que extraigan del mismo conclusiones afines. Para una valoración otra (respecto de la ofrecida por John Willimas en la entrevista referida líneas más arriba) acerca de la labor docente desarrollada por mi padre en Siena, véase el libro (colectivo) Andrés Segovia a Siena, editado en 1994 por la Accademia Chigiana (en la que mi padre impartió clases entre 1950 y 1963) bajo la dirección del profesor Guido Burchi; los testimonios, entre otros, de los maestros Alvaro Company y Oscar Ghiglia allí recogidos presentan, en efecto, una visión muy distinta del papel docente desempeñado por mi padre (y, asimismo, del respeto mostrado por él, en todo momento, hacia sus alumnos).

Otro ejemplo: una conversación, sea cual sea ésta. En la medida en que dos son, en principio, los interlocutores, dos habrán de ser también, se quiera o no, guste o no, las versiones sobre lo acaecido en el transcurso de la misma.

Y, sin embargo, he aquí que el carácter muy elemental de esta lógica (según la cual todo hecho es susceptible de varias interpretaciones) escapa, como viene a ser habitual, a la perspicaz inteligencia del Sr. Ramos, quien, una vez más, confunde un argumento de parte con la verdad de las cosas, atribuyendo al Sr. Williams, lisa y llanamente, “contar (repárese en el artículo determinado del objeto directo del verbo) las cosas”: no su versión de éstas, sino ¡éstas! (o sea, “las” cosas mismas). Para, a continuación, mostrar su alarma ante la posibilidad de que el Sr. Williams pueda ser considerado, en virtud de sus declaraciones, “deshonroso y blasfemo”, de lo que únicamente cabe colegir que el Sr. Ramos comparte con el Sr. Zigler el fantasma de una teología mal curada.

Valga todo lo apuntado hasta aquí por lo que hace, como he dicho, a las impresiones personales (de los alumnos de un curso, de los interlocutores en una conversación, etc.) y a su relación nunca unívoca con los hechos. Pero, además de tales impresiones personales, hay también, en esto como en todo, ciertos datos objetivos con los que sería razonable contar antes de emitir un juicio cualquiera que éste sea; a menos, claro está, que se trate de emitir un juicio que responda más a un interés polémico que a la verdad. Y da en parecerme que es un interés de esta clase, y no otra cosa, lo que anima las declaraciones realizadas en su día por John Williams acerca de las clases impartidas por mi padre en Siena. ¿Recordará el Sr. Williams el horario durante el que permanecía abierta todas las tardes la Accademia Chigiana y las razones del mismo?; ¿recordará a quienes formaban, junto con él, el grupo de los alumnos aventajados con quienes mi padre trabajaba incansablemente todos los días?; ¿recordará sus visitas matinales al Palazzo Ravizza, donde recibía consejos musicales de mi padre aparte de los que obtenía en las clases?... ¿Recordará todo esto el Sr. Williams, o lo habrá olvidado?, me pregunto en suma al leer sus declaraciones. Pero sea. Al fin y al cabo, la gratitud es, al igual que la inteligencia, un don posible.

En lo que no entraré es en las acusaciones vagamente formuladas por el Sr. Ramos (vagamente puesto que no acaba de saberse quién es o quiénes son sus destinatarios) acerca de lo inconveniente que es responder con “soberbia” a eventuales discrepancias y hacer un “uso abusivo” de tampoco se sabe bien qué “poder” frente a ellas. Él sabrá, si es que realmente lo sabe, qué es lo que quiere decir. Démosle tiempo, pues seguro que en cuanto lo sepa tiene a bien comunicárnoslo. También se me escapa la razón por la que da en ver meras discrepancias sea en determinadas acusaciones no probadas, sea en ciertos juicios enteramente ajenos a la cuestión de la que se trata. Y el motivo por el que asimila el razonamiento sereno y/o la ironía a la soberbia. ¿Se tratará, quizá, de un problema de vocabulario?

Rodolfo José Rodríguez
02-04-2006, 12:38 AM
Saludos a todos,
porque existen demasiados casos comprometidos (Barrios, Fortea, Sainz de la Maza, Yepes, Williams, guitarristas flamencos, etc...) La mayoría de estos guitarristas hablaron siempre maravillas de Segovia, por cierto...
Un saludo.

En el caso de Yepes, a pesar de "conocidas" discrepancias, dió un concierto en homenaje a Segovia no mucho tiempo después de la desaparición del mismo. Voces más documentadas que la mía podrán corroborarlo. Este concierto fué retransmitido por TVE.

Un saludo a todos.

Angelo Gilardino
02-04-2006, 10:57 AM
Sinceramente, creo que la soberbia y el abuso de poder no son la mejor manera para solucionar una discrepancia, y mucho menos viniendo de personas a las que se supone cultas y con gran sabiduría. Un poco de humildad, señores, porque existen demasiados casos comprometidos (Barrios, Fortea, Sainz de la Maza, Yepes, Williams, guitarristas flamencos, etc...) La mayoría de estos guitarristas hablaron siempre maravillas de Segovia, por cierto...
Un saludo

El primero, y mas importante, signo de humildad es hablar solamente cuando estamos ciertos que nuestras palabras añaden algo significativo a nuestro silencio: entonces, no hablar de lo que se desconoce. En concreto: 1) Barrios: el unico documento existente en que Barrios habla de Segovia es una carta escrita por el mismo Barrios a su amigo Martin Borda y Pagola, fechada Buenos Aires 15 de octubre de 1921. Dice textualmente: "...debo comunicarte la noticia que sera grata para ti, de que he tenido la feliz oportunidad de oir a Segovia en uno de sus conciertos celebrados en el mismo salon "La Argentina". En este concierto le fui presentado por nuestro gran Elbios y ya somos grandes amigos. Posteriormente gui a visitarlo en su domicilio particular en compania di Elbio y Martin. Me trato con mucha consideracion y carino. Le hice oir en su propria guitarra algunas de mis composiciones, las que le agradaron muchisimo. Como consequencia de la sincera y franca acogida que me dispenso Segovia debo decirte, hermano, que siento una gran simpatia por este gran artista..." y sigue en el mismo tono.

Vd, inspirado por Su elogio de la humilidad, hagame el favor - y lo haga a todos los lectores de este forum - de producir la base documental en la cual ha fundado Su afirmacion referente a la relacion artistica entre Barrios y Segovia. He dicho documentos, no charlas de guitarristas.

De momento, me quedo con Barrios.

AG

Carlos A. Segovia
02-04-2006, 12:40 PM
Descuida, Angelo, el Sr. Ramos no aportará documento alguno para probar nada; lo suyo es mero sensacionalismo, reconocido por él mismo cuando afirma: “yo creo que ‘lo apócrifo’ [sinónimo de “fabuloso, supuesto o fingido” según el Diccionario de nuestra Real Academia de la Lengua] siempre ayuda a conocer cosas que la ‘doctrina oficial’ oculta” (cito literalmente una frase suya incluida en el mensaje # 10 de este foro). Ahora, como ya otras veces antes, nos obsequiará con una intervención entre cínica y lastimera reprochándonos nuestra susceptibilidad… Y asegurándonos, por enésima vez, que no volverá a participar en este foro; lástima que no sea un hombre de palabra. “Me retiro […] del tema Segovia [escribía en efecto el Sr. Ramos el pasado 16 de febrero], pues para mí han quedado bastante claras algunas conclusiones, una vez que he limpiado de retórica los argumentos esgrimidos”. Por cierto, esto de “limpiar” los argumentos ajenos, ¿se parecerá en algo a “depurar” las ideas del otro? Mi memoria es, ¡ay!, frágil en este punto, pero sé que ésto me recuerda a algo... ¿Qué será?

Rodolfo José Rodríguez
02-04-2006, 01:20 PM
Sr. Segovia:

He de rogarle encarecidamente, no cargue usted las tintas de forma personal contra otros usuarios del foro. El hecho de que el Sr. Ramos esté o no equivocado, no le concede a usted el derecho de invitarle a que cumpla su palabra abandonando el mismo foro, por mucho que él lo haya anunciado. Haciendo resplandecer la verdad, puede usted atajar a la mentira, pero debe, al menos en un lugar donde existen las mínimas libertades formales, respetar de forma humana al desinformado. Me parece legítimo su interés por aclarar bulos, pero por favor, no humille a las personas, no me parece digno de usted. No olvide usted, que la grandeza siempre ha de ser magnánima, o al menos, eso es lo que se espera de ella.

Respetuosamente: R. Rodríguez.

Santiago Porras
02-04-2006, 01:40 PM
Ahora, como ya otras veces antes, nos obsequiará con una intervención entre cínica y lastimera reprochándonos nuestra susceptibilidad… Y asegurándonos, por enésima vez, que no volverá a participar en este foro; lástima que no sea un hombre de palabra.

Queridos amigos:

Está bien que se corrijan o puntualicen datos y declaraciones erróneas o infundadas. Pero ruego encarecidamente que nos ciñamos por lo menos a lo que se ha hecho o dicho. No creo que se haga mucho favor a la justicia con declaraciones y juicios de valor sobre algo que no ha sucedido.

Una cosa es que yo mismo critique algo que el Sr. Ramos ha dicho (algo que he hecho), y otra cosa es que intente descalificarle personalmente (algo que no he hecho... y si estoy equivocado y le he resutlado ofensivo, no se me van a caer los anillos por rectificar lo que proceda).

Por cierto, Rodolfo, veo que mientras escribía esto ha entrado tu mensaje. Ahí lo dejo, de todas formas. Por favor, el ser respetuoso es norma para todos, e incluye el abstenerse de hacer públicos juicios de valor sobre personas. Se puede comenter errores, pero ello no justifica los ataques personales.

Por favor, Carlos Andrés, tenemos ya una larga lista de mensajes tuyos, todos ejemplos de lógica y corrección, y no creo que valga la pena el cambiar de actitud. Reitero, las normas de convivencia son para todos.

Un abrazo,
Santiago

Carlos A. Segovia
02-04-2006, 02:19 PM
Sr. Rodríguez:

La paciencia tiene un límite. Y donde usted ve simples “bulos”, yo veo, en cambio, acusaciones muy graves, todas ellas por lo demás infundadas. Sencillamente, nadie puede acusar a una persona de “racista”, de “hablar mal de otras mientras que éstas hablaban bien de él”, incluso de destruir “partituras” (¡y todo esto se ha afirmado en este foro!) sin atenerse a las consecuencias que sus acusaciones pueden provocar: dialécticas o legales de ser preciso (vaya esto último como aviso a quien quiera darse por aludido). Y mi deber es, respecto de mi padre, dejar las cosas claras. Hasta el presente, lo he hecho con argumentos. Y, por supuesto, esa continuará siendo mi línea de intervención en guitarra.artelinkado.com. Tanto más cuando se trate de posibles discrepancias (como, por ejemplo, la que usted y yo mantuvimos el pasado mes acerca de las relaciones de mi padre con la cultura oficial del franquismo). En cuanto a las críticas de las que mi padre pueda ser objeto en el plano estrictamente musical, las he respetado, las respeto y las respetaré siempre, como es por otra parte lógico. Sin embargo, la actitud del Sr. Ramos raya ya la ofensa bordeando la calumnia. Y la respuesta a una y otra no puede ser, de mi parte, distinta a la que ha sido. Continuaré pues lamentando que, caso de volver a intervenir en este foro, incumpla su decisión de retirarse del mismo. Respecto de su proclividad al sensacionalismo, ahí están sus propias palabras, bien inequívocas de suyo y elocuentes acerca de cuáles son sus intenciones y su proceder intelectual, que, así las cosas, no puede estimarse más que una autocomplaciente farsa. ¿No lo son también sus respuestas, en las que desvía el problema hacia la susceptibilidad del lector, adoptando un tono cínico y, a la vez, herido? (¡revise usted por favor sus mensajes!) En cuanto a su voluntad por “limpiar” los argumentos ajenos, es nuevamente él, y sin rubor alguno tampoco en este caso, quien nos ilustra sobre su talante, ¡a la par que nos recomienda a todos humildad! En fin, quizá tales expresiones y otras afines le parezcan a usted menos incisivas que las mías. Así debe ser, dado que estima usted éstas infinitamente más reprobables que las realizadas por el Sr. Ramos. Está usted, sin duda alguna, en su derecho. Pero también yo en el mío de hacer uso del lenguaje en los términos que juzgue, en cada caso, más oportunos. Ahora bien, no creo haber discutido hasta aquí más que las ideas y aseveraciones (de una naturaleza u otra) del Sr. Ramos, que, intelectualmente, no me merecen el más mínimo respeto (¡éste hay también que ganárselo!). Como persona (o “humanamente”, como diría usted), el Sr. Ramos me trae, más simplemente, sin cuidado (como, espero, probablemente yo a él). Así que sólo haré mía su llamada de atención, y la consideraré en consecuencia pertinente, cuando realmente sea el caso. Y otro tanto he de decir respecto de la invitación a la mesura del Sr. Porras. La discusión intelectual no es necesariamente siempre, señores míos, un campo de lirios.

Cordialmente,

C.A.S.

Santiago Porras
02-04-2006, 02:28 PM
Así que sólo haré mía su llamada de atención, y la consideraré en consecuencia pertinente, cuando realmente sea el caso. Y otro tanto he de decir respecto de la invitación a la mesura del Sr. Porras. La discusión intelectual no es necesariamente siempre, señores míos, un campo de lirios.

Tampoco vemos la necesidad ni la conveniencia de convertirla en un campo de minas.

Un saludo,
Santiago

Carlos A. Segovia
02-04-2006, 02:30 PM
Y una vez convertida (por otros) en un campo de minas... ¿habremos de surcarla como si se tratase de un campo de lirios?

Joaquim Salinas
02-04-2006, 03:21 PM
Como persona (o “humanamente”, como diría usted), el Sr. Ramos me trae, más simplemente, sin cuidado (como, espero, probablemente yo a él)nte sea el caso.

Espero que por el bien de todos no se avengan ambos a profesarse un interés mutuo y recíproco pues para traerle sin cuidado no quiero ni imaginar que pasaría en el contexto de una ligera desavenencia.



Y otro tanto he de decir respecto de la invitación a la mesura del Sr. Porras. La discusión intelectual no es necesariamente siempre, señores míos, un campo de lirios.
Cordialmente,

C.A.S.

Tiene usted razón, además tampoco es muy conveniente pasearse por esos mundos con el lirio en la mano.

Salud

Carlos A. Segovia
02-04-2006, 03:49 PM
Agradezco su sentido del humor, Sr. Salinas, e intuyo que no seré el único en disfrutar del mismo tras la acerada discusión de estos últimos días...
Un saludo,

Maribel Alcolea
02-04-2006, 06:25 PM
No hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio.

Prov. árabe


Sencillamente, creo que lo importante de cada Músico o de cada compositor, son sus aportaciones positivas a la Música...no puedo entender, que puede importar su vida, o sus pensamientos privados al mundo, eso es afin a la "Persona" y como tal debe de respetarse. Es su privacidad, todo el mundo como humano tiene sus ideas políticas que son mejores o peores pero son las de cada uno, cada persona tiene su vida sentimental que es la suya propia, y cada ser humano en sus relaciones con los demás, tiene su alma más próxima a unas personas y distante a otras porque no congenian...eso es ley de vida, de la vida de cada cual.
Creo que cualquier historiador o cualquier músico, debe estudiar "la música", y eso es lo que pretendemos aquí en este foro, todos nosotros.

Por favor, pues hablemos de música que es el legado que los músicos dejan a la humanidad, no de la vida de los músicos, ésta es solo suya, al igual que cada uno de nosotros tenemos la nuestra.

Un saludo para todos vosotros
Maribel

Carlos A. Segovia
02-04-2006, 07:02 PM
Estimada Maribel:

Coincido enteramente con usted en que lo principal, en el caso de un músico, es su aportación a la creación y/o la interpretación musical. Con todo, hay ciertas ideas no ya musicales, sino estéticas, filosóficas e incluso, en determinados casos, políticas (entre otras de diversa índole) que pueden, al menos en ciertos casos, contribuir a clarificar, sea el sentido general de dicha aportación, sea, como mínimo, alguno de sus aspectos. Con lo que el peligro que usted nota, lejos de disiparse, tiende a agrandarse: no sólo se trata, en efecto, de discriminar entre la vida privada de un músico y su quehacer artístico, sino, asimismo y más en concreto (lo que exige tanto mayor cuidado), entre aquellos aspectos de su vida que pueden interesar al estudioso para mejor comprender ese quehacer artístico y aquellos otros que nada pueden, en cambio, aportarle en este sentido. ¿Dónde situar, por ejemplo, las afinidades o los desencuentros que inevitablemente tienen lugar, por la razón que usted expone o por otras que han de ver con un diferente uso, pongamos por caso, del lenguaje musical, entre los compositores y los intérpretes? He ahí un delicado problema, pues si bien unas pueden resultar significativas, otras tal vez no lo sean. Sin embargo, no creo que sea nada de esto lo que está en juego aquí, no al menos durante los últimos días, en los que, a mi entender, no se trata ya tampoco de tales o cuales ideas políticas (asunto que nos ocupó durante el mes pasado y cuyo esclarecimiento yo mismo propuse a fin de precisar una serie de datos enteramente falsos previamente difundidos en este foro), sino, más bien, de si es o no indispensable documentar ciertas afirmaciones tocantes a las hipotéticas discrepancias existentes entre un artista y otro y, paralelamente, de cómo proceder a la hora de tratar de comprenderlas sin prejuzgarlas. A este respecto y por lo demás, hay ciertas afirmaciones cuya gravedad y gratuidad (lo uno y lo otro) sería no menos preocupante e inexplicable soslayar; aun cuando ello de, ciertamente, en postponer todavía más otras posibles consideraciones más ajustadas a lo que, usted como todos o casi todos, esperamos de un foro como éste.

Un saludo,

Maribel Alcolea
02-04-2006, 07:18 PM
Siempre he pensado de que antes de decir algo hay que estar muy seguro y documentado de ello, o sino mejor callar.

No sé si vendrá a cuento una historia que leí hace tiempo, creo que sí, era un chico que había estado hablando mal por todos sitios de un amigo, pero un día se dió cuenta de lo que había hecho y quiso rectificar...y fué a visitar a un mago, le explicó y el mago le dijo, que cogiera un saco enorme lleno de plumas y las esparciera por todos sitios donde habló mal de su amigo, y que cuando lo hubiera hecho volviera...cuando el chico vió otra vez al mago, éste le dijo que las plumas eran como sus palabras, que ahora volviera a buscarlas y a recogerlas y meterlas en el saco....el chico vió que eso era imposible, el daño era irreparable.

Desde mi papel de moderadora de este foro, es mi deseo que todo el mundo pensara como yo, y obrara así.
Un saludo
Maribel

Iñaki Ramos
02-04-2006, 07:23 PM
Como bien dice Joaquim, la verdad es que para importarle un pimiento mi persona, señor Segovia, creo que dedica usted demasiadas horas en analizar cada una de mis palabras y en tratar de encontrarles un sentido ofensivo, como si yo tuviera algún interés especial en desacreditar a su señor padre. Lo gracioso es que mi petición de humildad no iba referida en concreto a usted, e incluso estaba de acuerdo (por primera vez y sin que sirva de precedente) con su última intervención antes de desatarse la cólera de Aguirre. Y todo porque se me ocurrió comentar que Segovia era simpatizante del franquismo, lo cual creo que no es una afirmación gratuita ni malintencionada. Ahí están las cartas a Ponce y a Papas y la entrevista que recoge el libro de Don Menn "Secretos de los maestros de la guitarra" y que es una transcripción de la realizada por Larry Snitzler para un programa homenaje emitido en una cadena de televisión americana. Podríamos tirar de más entrevistas, pero yo recomiendo que se escuche la entrevista de Segovia en la película Segovia en Los Olivos, que se ha reeditado recientemente en DVD, y que cada uno saque sus conclusiones sobre la ideología de Segovia. No creo sinceramente que estas fuentes sean "fantasiosas", a no ser que estén manipuladas, lo cual dudo mucho. Si necesitan más datos, se los daré encantado. Mis palabras sobre la ideología de su padre son una interpretación personal en base a esas informaciones, pero si usted considera que debe llevarme a juicio o mandarme a sus padrinos para que nos batamos en duelo al amanecer, lo afrontaré con honor.
Dicho esto, lo cierto es que en este foro he hecho muchísimos comentarios que sólo tienen que ver con el arte, con lo cual creo que se están malinterpretando mis intenciones y sacando de contexto mis palabras. De verdad que me conocen bien poquito, aunque por suerte algunas personas en este foro saben mirar y comprender las cosas mas allá del propio orgullo herido. Y cuando hablé de soberbia y abuso de poder me refería a que me parecieron exageradas las contestaciones al señor Zigler, que no creo que tuviera ninguna mala intención cuando comentó algo que él había escuchado en persona y que dudo que se inventara. Y más tarde pidió disculpas y dijo que tan sólo era lo que había escuchado. Otra cosa es que lo dicho sea falso, lo cual en el caso de la partitura estoy seguro.
Respecto a las relaciones de Segovia con algunos guitarristas, yo simplemente aporté una entrevista a John Williams, pues el señor Gilardino dudaba de que Segovia hubiera tenido ningún incidente con él, con lo cual, como conocía esa entrevista, quise ofrecerle información que corroborara la existencia de esos conflictos. Entrar ahora en las relaciones con los otros guitarristas que cité creo que resultaría desagradable, pues esto se convertiría en el eterno retorno a las mismas discusiones. Podría aportar información sobre la cuestión, se lo aseguro, señor Gilardino, pero vamos a sellar la paz, porque no me apetece seguir con este tema. No me cabe la menor duda de usted es mucho más profesional y exhaustivo que yo en la investigación y que el señor Segovia posee una cualidad intelectual superior a la mía. Yo la verdad es que estoy muy feliz de ser ignorante, porque me queda mucha vida para aprender.
Por mi parte, yo ya he olvidado todos los insultos que se me han dedicado, y tiendo la mano a los agraviados por mis comentarios para que no sigamos perdiendo el tiempo con estas discusiones y centremos nuestros esfuerzos en hablar de cosas más agradables como la música, e incluso los lirios, por qué no.
Por cierto, es verdad que dije que abandonaría este foro, pero hubo varias personas, algunas de ellas moderadores (no fue Rodolfo, señor Segovia, no sea usted malpensado), que me pidieron que reconsiderara mi postura, lo cual hice, pues sinceramente me gusta participar en este foro tan magnífico.
En fin, a seguir bien todos, y si alguno quiere todavía dedicarme alguna lindeza, que no se reprima, que es malo para la salud.
Besos a todos y todas

Maribel Alcolea
02-04-2006, 07:40 PM
Hola Iñaki, gracias por tus palabras, creo que somos todos demasiado adultos, lo suficientemente cultos, porque nunca se es demasiado, cada día aprendemos cosas, y es seguro que nadie sobra en este foro, y que cada uno de nosotros con nuestras aportaciones vamos enriqueciéndolo cada día más, hasta lograr estar donde estamos. Es normal que a veces se malinterpreten cosas, más cuando es un medio por escrito, donde no se ven gestos o expresiones, por medio de la palabra oral, una misma frase según su entonación puede ser considerada de un modo u otro, en la palabra escrita se puede entreleer cosas que no son las que el escribiente ha querido hacer constar.
Como moderadora de este foro, os hago constar que todos nosotros velamos por el cumplimiento de unas normas para que sea un lugar respetuoso y agradable, y aunque a veces nos es imposible evitar que haya personas que salten esas normas, porque nosotros no podemos estar las 24h moderando aquí, precisamente porque tenemos nuestro trabajo y nuestra vida privada. Intentamos por todos los medios posibles reparar lo que algún intruso ha dañado.

Un beso para tod@s, o mejor para cada un@
Maribel

Rodolfo José Rodríguez
02-04-2006, 07:49 PM
Por cierto, es verdad que dije que abandonaría este foro, pero hubo varias personas, algunas de ellas moderadores (no fue Rodolfo, señor Segovia, no sea usted malpensado).

Sr. Ramos:
No tengo absolutamente ningún inconveniente en invitarle públicamente con sumo placer a que se quede entre nosotros, exponga sus ideas, las someta a debate, y en suma, disfrute del tiempo que le dedicamos usted y todos los demás a este foro. Creo que es usted un hombre que escribe desde sus razones, que es lo que hacemos todos, y ateniéndose a las normas y usos del foro, aquí no sobra absolutamente nadie. Otra cosa es que personalmente yo en unas ocasiones pueda estar de acuerdo con usted o no; para dialogar estamos, y que eso nunca nos falte.
Y personalmente, esta invitación es extensible al Sr. Segovia. Nuestros posibles desacuerdos no son guerras, o al menos no deberían serlo. Pero las normas son para todos, y así han de respetarse.

Un saludo a todos.

Javier Riba
02-04-2006, 10:05 PM
Por mi parte, yo ya he olvidado todos los insultos que se me han dedicado, y tiendo la mano a los agraviados por mis comentarios para que no sigamos perdiendo el tiempo con estas discusiones y centremos nuestros esfuerzos en hablar de cosas más agradables como la música, e incluso los lirios, por qué no.
Por cierto, es verdad que dije que abandonaría este foro, pero hubo varias personas, algunas de ellas moderadores (no fue Rodolfo, señor Segovia, no sea usted malpensado), que me pidieron que reconsiderara mi postura, lo cual hice, pues sinceramente me gusta participar en este foro tan magnífico.
En fin, a seguir bien todos, y si alguno quiere todavía dedicarme alguna lindeza, que no se reprima, que es malo para la salud.
Besos a todos y todas

Gracias por tu gesto conciliador.
Por alusiones (indirectas), sólo recordaros que fuí yo quién invitó a Iñaki a reconsiderar su decisión de marcharse del foro.
Pero volvamos a las palabras, las ideas, el respeto y por qué no, a los lirios.

Angelo Gilardino
02-04-2006, 10:36 PM
[QUOTE=Iñaki Ramos]
Respecto a las relaciones de Segovia con algunos guitarristas, yo simplemente aporté una entrevista a John Williams, pues el señor Gilardino dudaba de que Segovia hubiera tenido ningún incidente con él, con lo cual, como conocía esa entrevista, quise ofrecerle información que corroborara la existencia de esos conflictos.

Mi conocimiento de los sucesos es diferente, muy diferente, de lo que relata el Sr. Williams, pero no tengo ninguna intencion de ofrecerlo a lectores,de este forum y de cualquiera otra categoria, porque no lleva a ningun resultado util, ni a la historia de la musica, ni a la historia de la guitarra, ni a nuestros criterios para entender mas profundamente la una y la otra. Seria sencillamente charla. Como en el cuento de Mr Williams no hay nada que pueda resultar ofensivo de la memoria artistica de Segovia (se pelearon, asuntos suyos que artisticamente no pesan nada), quien lee - si le interesa hacerlo - tomara sus escogidas de juicio. A mi, no me interesa nada en esta categoria de hechos.








Entrar ahora en las relaciones con los otros guitarristas que cité creo que resultaría desagradable, pues esto se convertiría en el eterno retorno a las mismas discusiones. Podría aportar información sobre la cuestión, se lo aseguro, señor Gilardino, pero vamos a sellar la paz, porque no me apetece seguir con este tema.

No me habia dado cuenta de que, pidiendoLe de documentar sus afirmaciones, yo Le habia declarado guerra, entonces su oferta de paz resulta algo inmerecida por mi.
De todas maneras, no tengo razon para rechazar lo que desde mucho tiempo tengo con mi mismo: paz. Soy pacifico y pacifista, y cuando hago polemica cultural la hago porque quiero la verdad, que me consta ser aliada estrecha, o hermana inseparable, de la paz.

ag

Carlos A. Segovia
03-04-2006, 10:20 AM
Ciertamente, para probar tal o cual cosa es necesario algo más que unas cuantas cartas y entrevistas interpretadas de manera arbitraria en función de una serie de prejuicios propios, máxime cuando algunas de esas supuestas “fuentes” no son plenamente fiables. Pero creo haber mostrado esto suficientemente aludiendo, entre otras cosas, al contexto histórico y psicológico en el que se inscribe la carta dirigida por mi padre a Ponce en 1937, tomando en consideración todas las afirmaciones realizadas por mi padre en ella (y no solamente aquéllas que pudieran corroborar lo que uno podría querer encontrar en dicha carta), explicando in extenso cual fue su formación intelectual y el papel que jugó en ella la amistad con Madariaga y haciendo notar, por último, la diversidad e irreductibilidad de las actitudes mantenidas por los españoles frente a la guerra civil del 36, sus prolegómenos y sus consecuencias. Así como creo haber mostrado, en razón de todo ello, que la última palabra (por equívoca e imprecisa) susceptible de describir las relaciones mantenidas por mi padre con el franquismo sería la palabra “simpatizante” (o cualquier otra palabra análoga a ésta). Pero el maniqueísmo conceptual según el cual quienes no prestaron su apoyo al Frente Popular en el 36 eran franquistas o simpatizantes del franquismo (¡con anterioridad a la constitución política del mismo!) es de suyo impermeable a todo razonamiento (index sui, por decirlo en términos clásicos). Insisto pues en cuanto ya señale en su día: las declaraciones del Sr. Ramos carecen de premisas suficientemente sólidas, los argumentos que las sustentan son no menos endebles y sus conclusiones, por lo mismo, enteramente gratuitas. Sus afirmaciones, huérfanas de rigor en unos casos y sintomáticamente alérgicas a éste en otros, resultan, en efecto, de una extrema pobreza lógica extensiva asimismo a sus rudimentarios parámetros hermenéuticos. Y son, por todo ello, ineficaces con vistas a establecer las condiciones de posibilidad de un estudio histórico mínimamente serio. Es decir, no son dignas de ser siquiera tenidas en cuenta por parte de la investigación crítica. Por otra parte, ésta fija de antemano una serie de requisitos preliminares (así y por ejemplo la necesidad de no situar en un mismo orden de cosas lo probado, lo meramente supuesto y lo falso) cuya omisión compromete en sus fundamentos todo análisis y que el Sr. Ramos no sólo ha decidido pasar alegremente por alto, sino cuestionar abiertamente en sus protocolos, autodescalificando de ese modo, de manera consciente o no, sus mediocres aportaciones (que únicamente así pueden juzgarse, en consecuencia) a la cuestión debatida. Pero subrayar todo esto es innecesario: las opiniones del Sr. Ramos (que son sólo eso: opiniones) están tan lejos de arrojar luz sobre los hechos a los que se refieren como lo está su libro de contribuir verdaderamente en algo a los estudios especializados sobre la historia de la guitarra en España. Inútil será, por lo tanto, continuar discutiendo aquí unas ideas que cuando rebasan los límites del género divulgativo característico de sus escritos lo hacen para adentrarse en el género sensacionalista y que, por fortuna, la comunidad científica jamás incorporará a sus repertorios. Sí diré, en cambio, que si me he tomado la molestia de analizar hasta el presente sus mensajes ello no se debe, al contrario de lo que el Sr. Ramos parece suponer (demostrando así una vez más su incapacidad para comprender que las ideas están expuestas por sí mismas a discusión con independencia de quien las emita), al hecho de que sean suyos, sino al hecho de que versaran sobre mi padre o sobre algunas de las reglas conceptuales que debe observar el análisis crítico y por extensión el pensamiento (que no es desde luego algo de lo que podamos hacer el uso ideológico que queramos sin esperar una respuesta) caso de que se pretenda fundamentar debidamente el primero y llegar con el segundo a alguna conclusión no ya veraz, sino simplemente verosímil. ¿Batirme en duelo con usted y por lo demás, Sr. Ramos? No alcanzo a imaginar mayor pérdida de tiempo, ni duelo que mereciera menos la pena. ¿Proceder legalmente contra usted a causa de sus afirmaciones? Tenga usted por seguro que, si en algún momento considerara éstas (o las del señor Zigler, o las de cualquier otra persona) calumniosas o injuriosas para con la memoria o la figura de mi padre (es decir, susceptibles de ser legalmente sancionadas), lo haría como es lógico. (Las del Sr. Zigler lo son por cierto, pero, por esta vez y sin que tampoco sirva de precedente, aceptaré su disculpa.) Y para terminar: ¿he prejuzgado sus intenciones? Hasta este momento, me ha dado y me da la impresión, y así creo haberlo señalado, de que es únicamente su ignorancia de los hechos y su escasa capacidad hermenéutica y argumentativa lo que está en la base de sus, como es entonces previsible, muy inexactos juicios; sus intenciones se las dejo a usted y, si ello fuera el caso, a su psicoanalista.

Joaquim Salinas
03-04-2006, 11:33 AM
Está usted aporreando con mucha saña, Sr. Segovia y quizá su tono no sea el más adecuado para mantener un debate saludable.


Salud

Carlos A. Segovia
03-04-2006, 12:11 PM
Quizá lo no adecuado con vistas a mantener un debate no ya saludable, sino estrictamente posible, sea la mera descalificación de los argumentos ajenos. ¡Discútanse las ideas, por favor! En mis intervenciones en este foro (y en las de otros participantes) encontrará usted una amplísima colección de conceptos, razonamientos y, por supuesto también, críticas basadas en unos y otros. Aguardo pues impaciente cuanto considere usted oportuno precisar o discutir conmigo, Sr. Slinas. Pero comienza a parecerme, tras su intervención y la de otros moderadores, que la respuesta contundente es menos apreciada aquí que la calumnia, la provocación, la suposición y la disgresión sin fundamento. Ejemplo de lo primero: lo que se ha afirmado acerca de mi padre y Villa-Lobos. Ejemplo de lo segundo: las frases del Sr. Ramos en las que éste me invitaba a sumarme a un golpe de Estado o a batirme con él. Ejemplo de lo tercero: el "filofranquismo" de mi padre. Ejemplo de lo cuarto: la identificación de los argumentos de parte con la verdad de las cosas. Si esto continúa así, terminaré pensando que, en efecto, les interesa a ustedes más la charla que el rigor. Y daré por concluida mi participación en este foro.

Silvestre Peña Ortega
03-04-2006, 02:31 PM
Pulsar en "responder a este tema" es jugársela...
menuda cantidad de bulla...
el uno que malentiende al otro, "40.000 headmen" poniéndose puntillosos...
me gusto lo de los lirios...

y entre unas cosas y otras, recordando algún mensaje... pensando en si yo mismo podía haber ofendido tanto análisis meticuloso con algún comentario... leí algo que podía ser nuevamente matizado y expresado de forma más precisa, en concordancia con todas las exigencias de unos y otros (y no hago dos grupos al decir unos y otros... no conozco otra manera de decir "varios" en este contexto)...

el franquismo no es algo que se constituyese tanto políticamente como militarmente. lo digo por algo que se escribió...

cito a Carlos Segovia, sin maldad y sin sugerir nada en su contra por este lapsus que no considero ligado a ningún otro constructo: [...](¡con anterioridad a la constitución política del mismo!)[...]

no puedo evitar entrar en el "puntillismo" cuando creo que lo que se dice puede llevar a malentendidos como este entre "política" (etimológicamente... a la griega... salvando las distancias) y "artimañas políticas"

bueno, si me permitís la grosería, no os la cojais con papel de liar... y estaré abierto a que se me corrija mi expresión cuando mi lenguaje peque de lo que yo apuntaba en el párrafo anterior...

creo que me excedo... volver a entrar en estas discusiones ideológicas sin ligazón con el propósito del foro y sin relación con este hilo de debate...

gracias a todos por la charla o por la discusión bien fundada...

Joaquim Salinas
03-04-2006, 02:54 PM
Pero comienza a parecerme, tras su intervención y la de otros moderadores, que la respuesta contundente es menos apreciada aquí que la calumnia, la provocación, la suposición y la disgresión sin fundamento


Sólo he dicho que no me gusta su tono ni la manera de dirigirse a la gente. Si es su parecer, es libre usted de pensar lo que le plazca, pero dicho parecer es ya en si mismo una calumnia, una suposición y una provocación, esos conceptos contra los que usted y por supuesto nosotros combatimos.¿ A más mar más vela, sr. Segovia?

Salud

Carlos A. Segovia
03-04-2006, 04:45 PM
Sr. Salinas:

Tampoco a mi me gusta el modo que tiene usted de dirigirse a mí. No sé bien ni me importa lo más mínimo lo que entienda usted por “aporrear con saña” cuando se trata de esclarecer conceptos y de mostrar, tras haberlas sometido a un riguroso examen, la impropiedad de ciertas afirmaciones y/o acusaciones vanas y la precariedad argumentativa de quien las divulga. Lo que sí sé es que no voy a perder más tiempo con usted, ni tampoco en este foro, en lo venidero. Aún así, me parecen esenciales algunas puntualizaciones. Primera: indicar que la investigación crítica no puede basarse en ideas inconsistentes constituye, antes que ninguna otra cosa y a mi entender, un pleonasmo. Segunda: definir un ensayo como divulgativo equivale, simplemente, a determinar su género; el libro del Sr. Ramos pertenece a dicho género (que reúne desde luego trabajos muy distintos, unos mejores y otros peores) en la medida en que su aparato crítico no abunda en discusiones con otros estudiosos, siendo esta última, inversamente, una de las características formales de los ensayos académicos o especializados; de ahí, por ejemplo, que sus páginas iniciales, dedicadas a los antecedentes de la guitarra (si queremos llamarlos así) en determinadas culturas orientales, se contenten con aludir a la diversidad de los juicios formulados a tal respecto por los especialistas sin mencionar éstos ni sus respectivas fuentes. Tercera: veo una vez más, no sin cierta desolación, que éstas y otras distinciones de uso corriente en la investigación histórica y el análisis conceptual carecen, al parecer, de interés en este foro (a su respuesta me remito). Cuarta: aparte de cuanto he apuntado anteriormente acerca de las ideas publicadas por el Sr. Ramos (¿se concederá que toda idea hecha pública por su autor está expuesta por su propia naturaleza a la discusión?, ¿o esto únicamente ha de valer para las de mi padre?), aparte de todo ello, repito, he, simplemente, respondido al Sr. Ramos en mi último mensaje a propósito de tres cuestiones suscitadas (he ahí un pequeño detalle que al parecer se le escapa a usted) no por mí sino por él: un imaginario duelo, la adopción de posibles acciones legales, y el supuesto juicio que yo habría vertido (dónde es un enigma) sobre sus intenciones; a lo primero he contestado con ironía; a lo segundo, con decisión; y a lo tercero, con displicencia. Quinta: el hecho de que usted y otros moderadores hayan lamentado mis últimas intervenciones con mayor convicción crítica de la que han mostrado frente a los rumores difundidos acerca de las ideas políticas de mi padre (sobre los que en su momento no se pronunciaron); frente a la vil injuria que le ha dedicado más recientemente el Sr. Zigler (pidiendo a éste que tuviera a bien documentar sus palabras, sí, pero discutiendo también, simultáneamente, la actitud de fondo de quien llamó la atención en el foro sobre la gravedad de las mismas); así como frente a quienes han opinado, como por ejemplo el Sr. Ramos, que el asunto tampoco era para tanto (ante lo cual su silencio es manifiesto); y, en fin, frente a las reiteradas provocaciones de este último (a quien, a lo sumo, le han pedido en una ocasión que no sacara las cosas de quicio); todo ello me hace tener la impresión, como ya he dicho, de que la respuesta a tales hechos, de quererse ella contundente, es menos apreciada en este foro que la calumnia, la provocación y las opiniones sesgadas y/o gratuitas. Sexta: que esta afirmación mía (¡no tanto ya parecer cuanto certeza tras su respuesta!) le lleve a usted, como le ha llevado, a acusarme de calumnia (¡lo cual es inaudito!), sólo puede explicarse por dos razones: o bien porque de la expresión “apreciar menos” deduce usted que lo que no cae bajo ella ha de ser entonces y por el contrario “apreciado” (deducción nuevamente gratuita, dado que “apreciar menos” una cosa que otra no significa que ésta última no pueda parecer asimismo “despreciable”, bien que, bajo tales o cuales condiciones, “no tanto” como la primera); o bien porque, de todos modos, me niega usted el derecho no ya a exponer didácticamente determinados argumentos (esta vez sí, la secuencia lógica es excluyente), sino a defenderme (o a defender la memoria de mi padre) con ellos cuando lo crea indispensable.

Pues bien, como quiera que no pienso renunciar a ese inviolable derecho, y dado asimismo que considero imposible pensar o discutir información alguna prescindiendo de un mínimo rigor terminológico, lógico e interpretativo, daré por definitivamente concluida con estas líneas, como ya he señalado, mi participación en el foro de guitarra.artelinkado.com. Debo, eso sí, añadir tres puntualizaciones a título final. Primera: mi equivocación (tal vez no la única, pero sin duda la más notoria) consiste en haber supuesto que el foro de guitarra.artelinkado.com tenía como finalidad el intercambio de información rigurosa acerca del mundo de la guitarra y que dicho intercambio no se hallaba sometido, explícita o implícitamente, a las directrices fijadas en la prensa rosa y amarilla, que, desde luego, nada han de ver con las que corresponden a la discusión intelectual, la cual debe estar, forzosamente, presidida en todo momento por el rigor. Segunda: aun juzgando innecesaria y contraproducente, por lo mismo, mi participación en él de aquí en adelante, tendré muy en cuenta todas aquellas posibles intervenciones que, en lo sucesivo, me parezcan susceptibles de atentar contra la verdad de las cosas en lo que concierne a mi padre y a su quehacer artístico; no toleraré ninguna mentira a este respecto, en primer lugar, porque mi padre no está ya en este mundo para defenderse de acusaciones sin fundamento; y, en segundo lugar, porque soy su hijo (piensen ustedes en qué es lo que harían si se tratase de sus padres y quizá comprenderán mi innegociable actitud). Tercera: por todo ello, tomaré buena nota de cuanto se diga acerca de mi padre en este foro, reiterando, para terminar, la advertencia ya formulada en mis anteriores mensajes por medio del siguiente texto, que mi madre y yo hemos decidido incluir a día de hoy en el foro de guitarra.artelinkado.com en la confianza de que su contenido contribuirá, tal vez, a evitar futuros despropósitos y que se publiquen calumnias tan miserables como la divulgada en él por el Sr. Zigler.

“Las declaraciones realizadas por el Sr. Zigler en este foro acerca de Andrés Segovia y los preludios de Villa-Lobos constituyen no sólo una muy grave imputación carente de pruebas y radicalmente falsa en cuanto a su contenido, sino también una vergonzosa injuria de alcance legal. Dado que el Sr. Zigler ha tenido a bien disculparse y retractarse de sus palabras, no procederemos legalmente contra él, pero rogamos mayor cautela, a él y en general a los participantes en el foro de guitarra.artelinkado.com, en lo sucesivo. De lo contrario, nos veremos obligados a tomar contra tales personas las medidas legales que estimemos oportunas. Y lo haremos de manera implacable, sin aguardar, como en este caso, a que tenga lugar rectificación alguna. Sirva también esta advertencia para los responsables del foro, a quines consideraremos de aquí en adelante responsables de todo lo que, publicado en él por cualquiera de sus moderadores, usuarios o visitantes, permanezca en él abierto a su lectura pública una vez transcurrida una hora tras su publicación”.


Emilia de Segovia
Carlos A. Segovia

Atentamente,

Javier Riba
03-04-2006, 05:28 PM
Sr. Segovia,
tomamos nota de su amenaza,
al tiempo que advertimos la consideración que le merece nuestro esfuerzo (desinteresado) en crear y mantener guitarra.artelinkado.com.

Un afectuoso saludo.